El Guardapescas “Sálvora”, con el numeral P-20, en sus últimos años de vida operativa en La Coruña

Si cualquier 23 de junio, víspera de San Juan, es un día especial tanto para La Coruña, como para los coruñeses, el de 1973 revistió todavía caracteres de mayor solemnidad al ser la fecha elegida para entregar la Bandera de Combate, a un coruñés de adopción: el Guardapescas de la Armada “Sálvora” (W-32), un barco que, debido a que su base habitual era el puerto de nuestra ciudad, formaba parte del paisaje urbano y se había convertido en algo consustancial a La Coruña.

Este buque, había sido botado, como pesquero, junto a su gemelo, en Bilbao en 1948, construido en los astilleros de “Euskalduna”, recibiendo en origen el nombre de “Virgen de la Almudena”, en tanto que su pareja fue bautizado como “Virgen de la Antigua”.

Adquiridos por la Armada en 1953, fueron reconvertidos en Guardapescas y rebautizados como “Sálvora” y “Cíes”, en honor a estas islas gallegas. El “Sálvora”, causó alta en las Listas de las Armada el septiembre de 1954.

Con el paso de los años, en la década de los 70, recibieron los numerales de costado “W-32”, el “Sálvora”, y “W-31”, el “Cíes”, pasando el primero de ellos a tener su base en el puerto de La Coruña.

Ambos buques, recibieron nuevos motores entre 1957 y 1958, lo que les permitió alargar su vida operativa. En 1972, el “Cíes” fue dado de baja, en tanto que el “Sálvora”, tras efectuarle importantes obras de actualización y mejora, se mantuvo en servicio.

En uno de los cambios de clasificación de los buques de la Armada, fue recalificado como Patrullero de Vigilancia de Zona, recibiendo el numeral “PVZ-11”, hasta junio de 1989 en que le fue asignada la marca de costado “P-20” con la que, finalmente, fue dado de baja el 1 de octubre de 1990.

El barco, desplazaba 272 tm.; contando con una eslora máxima de 32,58 m., una manga de 6,28 y un calado de 3,69; disponía de un motor diésel, con una hélice que le proporcionaba una potencia de 400 cv.; iba armado con dos cañones de 37/85 mm. y su dotación era de 29 hombres.

El solemne acto de entrega de la Bandera de Combate al “Sálvora”, se celebró a las once y media de la mañana de aquel 23 de junio de 1973, en el muelle de “Méndez Núñez” de La Coruña y estuvo presidido por el Capitán General de la Zona Marítima del Cantábrico, Almirante Antonio González-Aller y Balseyro, contando con la presencia de diferentes Autoridades y representaciones de la ciudad, así como numerosos coruñeses.

La Enseña Nacional le fue ofrecida al buque por la Universidad Laboral “Crucero Baleares”, actuando como madrina Mª de los Angeles Terrón de Portela, esposa del Delegado Provincial de Trabajo.

Fragata Rápida “Meteoro” (D-33), antes “Atrevido”

A la llegada del Capitán General, le fueron rendidos los honores de ordenanza por una Compañía integrada por una Sección del Guardapescas, otra de la Fragata Rápida “Meteoro” (D-33), surta en el puerto, y otra de la guarnición coruñesa.

Tras la celebración de una Misa de campaña, oficiada por el Abad de la R.I. Colegiata, Rafael Taboada, y una vez bendecida la Enseña, la madrina se la entregó al Comandante del buque, Teniente de Navío Fernando Pardo de Donlebum, para su izado con los honores correspondientes. El acto, concluyó con el desfile de la fuerza participante ante el numeroso público que acudió al acto.  

Pese a su línea, poco belicosa, de pesquero pintando de gris, que más evocaba a uno de aquellos gloriosos bous armados de nuestra guerra civil que a un buque militar, propiamente dicho, el “Sálvora”, prestó muy buenos servicios a la Armada, convirtiéndose en el auténtico terror de los armadores desaprensivos que, valiéndose de redes de tamaño no reglamentario, esquilmaban nuestra plataforma continental.

En muchas ocasiones, Instituciones sociales tan queridas en nuestra ciudad como la “Cocina Económica” o el Asilo de Ancianos se beneficiaron de estas capturas que, una vez decomisadas por el “Sálvora”, servían para dar de comer a sus habituales.

Finalmente, tras la baja del barco, la Armada no volvió a establecer otra Unidad con base en nuestro puerto y, de esta forma, la presencia permanente de una representación de nuestra querida Armada desapareció para siempre de La Coruña, como años después sucedería con la Comandancia Militar de Marina.

En aquella memorable jornada de 23 de junio, para realzar, más si cabe, el solemne acto de abanderamiento del “Sálvora”, desde la vecina Base Naval de Ferrol se desplazó la Fragata Rápida “Meteoro” (D-33).

El “Meteoro”, bautizado inicialmente como “Atrevido”, formaba parte de una serie de nueve Destructores rápidos, cuya cabeza de clase era el “Audaz” (D-31) y estaba integrada también por los “Osado” (D-32), “Furor” (D-34), “Rayo” (D-35), “Ariete” (D-36) -perdido al embarrancar en las proximidades de Carnota en febrero de 1966, a causa de un temporal-, “Temerario” (D-37), “Intrépido” (D-38) y “Relámpago” (D-39), que comenzaron a construirse en los años 40, basados en planos franceses de los Torpederos de la clase “Le Fier”.

Estos barcos, construidos en la factoría de la Empresa Nacional de Bazán de Ferrol, causaron alta en las listas de la Armada entre 1953 y 1965. En el caso concreto del “Meteoro”, lo hizo en 1955 ya con su nueva denominación, toda vez que el nombre de “Atrevida” se le asignó a una Corbeta construida por aquellas mismas fechas y entregada con anterioridad.

Toda la clase quedo integrada en el programa de modernización al que sus unidades se sometieron entre 1961 y 1965, siendo recalificados como Fragatas Rápidas. El “Meteoro”, se mantuvo en servicio hasta 1974 en que fue retirado.

Con un desplazamiento a plena carga, tras su modernización, de 1.550 tn., su eslora era de 94 m. 9,5 de manga y 3,6 de calado. Disponía de tres calderas La Seyne de vapor recalentado, dos turbinas Reteau y dos hélices, con una potencia de 30.800 cv. y una velocidad de 32 nudos.

Su armamento, una vez modernizado, quedó compuesto por dos cañones de 76'2 mm/50 Mk-34 DP; dos cañones Bofors AA 40 mm/70; dos canastas Mk4 para torpedos ASW Mk32de 325 mm; seis torpedos ASW; dos Erizos Mk 11 ASW; ocho morteros Mk 6 y dos varaderos Mk 9 para cargas de profundidad.

Disponía de un radar MLA-1b 2-D aéreo y otro SPS-5B de superficie; sonar QHB-a de casco y una dirección de tiro Mk 63 con radar SPG-34 para cañones de 76,2 mm.

Su dotación era de 195 hombres. Fue dado de baja en septiembre de 1974.

Todavía, años después, concretamente el 14 de febrero de 1992, La Coruña sería escenario de la entrega de la Bandera de Combate a otro de los buques de nuestra gloriosa Armada, en este caso a la Fragata “Victoria” (F-82), pero esa es otra historia que contaremos otro día.