Destructor “Gravina” (D-62)

El 5 de julio de 1989 arribaba al puerto coruñés la 11ª Escuadrilla de Escoltas integrada por los Destructores “Gravina” (D-62), “Méndez Núñez” (D-63), “Lángara” (D-64) y “Blas de Lezo” (D-65), a cuyo frente figuraba el Capitán de Navío Nicolás Lapique Dobarro, hermano del inolvidable cantante “Andres do Barro”.

De aquella legendaria clase “Churruca”, tan solo faltó a su cita con el puerto coruñés, precisamente, el cabeza de clase “Churruca” (D-61) que aquel mismo año, en el mes de septiembre, causaría baja en la LOBA (lista oficial de buques de la Armada).

Consecuencia de la renovación, en agosto de 1970, del tratado de amistad y cooperación con los Estados Unidos, estos Destructores fueron transferidos a la Armada.

De origen norteamericano, causaron alta en la Navy entre mayo y noviembre de 1945 y fueron cedidos a la Armada entre octubre de 1972 -los “Churruca” y “Gravina”- y octubre de 1973 –“Méndez Núñez”, “Lángara” y “Blas de Lezo”-. Finalmente, la Armada los adquirió en propiedad en 1975, salvo el “Gravina” que se compró en 1978.

De la clase “Gearing”, fueron modernizados en 1959, dentro del programa FRAM (Fleet Rehabilitation And Modernization), que modificó su armamento, adecuándolo a las necesidades de la época, prestando servicio en la Marina yanqui hasta su transferencia a España.

El cabeza de clase -el “Churruca” (D-61)-, fue construido en los astilleros Federal SB & DD Co. Kearny, New Jersey. Botado en marzo de 1945, causó alta en junio de ese mismo año, recibiendo el nombre “USS Eugene A. Greene” (DD 711).

El “Gravina” (D-62), se construyó en los astilleros Consolidated Steel Corp, Orange, Tejas, EE.UU. Su botadura se produjo en marzo de 1945, causando alta con el nombre “USS Furse” (DD 882) ese mismo año.

El “Méndez Núñez” (D-63), fue botado, en junio de 1945, en los mismos astilleros que el anterior, siendo dado de alta, con el nombre “USS O'Hare” (DD 889), en noviembre siguiente.

El “Lángara” (D-64), construido en la misma factoría que los dos anteriores, se botó en enero de 1945 con el nombre “USS Leary” (DD 879), causando alta en mayo de ese mismo año.

Por su parte, el “Blas de Lezo” (D-65), se botó en julio de 1945 en los astilleros Bath Iron Works, Maine, EE.UU., siendo dado de alta en noviembre siguiente con el nombre “USS Noa” (DD 841).

Destructor “Méndez Núñez” (D-63)

Las características de estos buques eran las siguientes:

Con un desplazamiento de 2.425 tn. estándar y de 3.480 a plena carga, su eslora era de 119 m., por 12,4 de manga y 6,7 de calado. Disponía de dos turbinas Westinghouse o General Electric y cuatro calderas de vapor Babcock Wilcox que le proporcionaban una potencia de 60.000 cv. y un andar de 34 nudos. Su autonomía era de 4.800 millas a una velocidad económica de 15 nudos. Su dotación era de 274 hombres.

El armamento consistía en dos montajes dobles de cañones de 127/38 mm.; dos montajes triples de tubos lanzatorpedos Mk32 de 325 mm. para torpedos antisubmarinos Mk44 o Mk46 y un lanzador óctuple Mk.112 para cohetes antisubmarinos RUR-5A ASROC con torpedo Mk.44.

Aunque en los medios electrónicos disponibles se podían observar algunas pequeñas diferencias, con carácter general disponían de radares de descubierta aérea SPS 37; de superficie SPS 10 y de directores de tiro controlados por radar Mk37. Contaba también con un sónar de casco SQS 32C.

Para guerra electrónica disponía de SRBOC Mk36, lanzadores de chaff y bengalas; un alertador AN/WLR 1 y un perturbador AN/ ULQ-6.

Tenían capacidad para operar con helicóptero Hughes MD-500M.

Basados a su llegada a España en el Arsenal de Ferrol, constituyeron la punta de lanza de la Armada en unión de los cinco Destructores de la clase “Fletcher”, conocidos en la Armada por el sobrenombre de los “cinco latinos” –“Lepanto” (D-21), “Almirante Ferrándiz” (D-22), “Almirante Valdés” (D-23), “Alcalá Galiano” (D-24) y “Jorge Juan” (D-25)-, y los tres de la clase “Oquendo” –“Oquendo” (D-41), “Roger de Lauria” (D-42) y “Marqués de la Ensenada” (D-43)-, prestando importantes servicios a lo largo de su vida operativa, participando en la mayoría de los ejercicios navales de la época y teniendo una actuación destacada en la evacuación de la provincia del Sahara Español en 1975-1976. Incluso el “Lángara” participó en la liberación del pesquero “Liñeiros”, capturado por los marroquís.

El “Blas de Lezo” (D-65)

Con la incorporación de la 11ª Escuadrilla, que recibió el apelativo cariñoso de “los ciegos de la ONCE” debido al número que ostentaba la flotilla, comenzó el relevo de los integrantes de la larga clase “Audaz” –“Audaz” (D-31), “Osado” (D-32), “Meteoro” (D-33), “Furor” (D-34), “Rayo” (D-35), “Ariete” (D-36), “Temerario” (D-37), “Intrépido” (D-38) y “Relámpago” (D-39)- dados de baja entre 1972 y 1982, salvo el “Ariete” perdido en un temporal en 1966.

El primero los buques de la 11ª Escuadrilla en ser dado de baja fue el “Churruca” el 15 de septiembre de 1989, sirviendo de blanco, en unos ejercicios de fuego real, en aguas de Canarias, en diciembre de 1991.

El “Gravina”, causó baja el 30 de septiembre de 1991 y un mes después, el 30 de octubre le tocó el turno al “Blas de Lezo”. Los dos más longevos, “Méndez Núñez” y “Lángara” fueron dados de baja el 3 de abril de 1992, siendo los últimos Destructores con los que contó la Armada, una tradición, la de disponer de este tipo de buques, que se había iniciado en 1887 con el “Destructor” de Fernando Villamil.

Con relación a su visita a La Coruña aquel verano de 1989, se encontraban realizando un viaje de instrucción con Alumnos de la Escuela Naval Militar de Marín que concluyó, en los muelles del citado Centro docente, en la mañana del día 10, tras haber visitado los puertos de Ceuta, Palma de Mallorca, Cádiz, Las Palmas, Santander y La Coruña.

En este viaje de instrucción en el que, de acuerdo con los datos de la prensa de la época, embarcaban 150 Alumnos del Cuerpo General, Infantería de Marina e Intendencia, iban acompañados de las Goletas de la Armada “Graciosa” y “Arosa”.

Durante su estancia en La Coruña, además de cumplimentar a las primeras Autoridades de la ciudad, los Alumnos embarcados visitaron la Fábrica de Armas, la Refinería y otros centros de interés de la ciudad. Igualmente, el Sporting Club Casino, del que era presidente Carlos Fernández Barallobre, los agasajó en las dependencias de la sociedad.