La situación alimentaria en Barcelona era precaria. En el momento que entraron las tropas franquistas, se permitió la apertura de los depósitos de comida republicanos para que la población se pudiera alimentar. Esto sólo fue una medida momentánea para contentar a la población y para demostrar que el ejército liberador llevaba la estabilidad alimentaria a la población. Sin embargo, una vez terminadas las existencias había que reponerlas. Fue una época precaria y con muchas restricciones. Se dieron cupones para la comida y se tuvo que restringir para poder abastecer a toda la ciudadanía. Así las cosas, hubo ayuda y llegaron alimentos. A continuación detallaremos la comida que llegó a Barcelona entre febrero y noviembre de 1939.

Los cuáqueros, que ya durante la guerra había ayudado al ayuntamiento republicano de Barcelona, en el mes de febrero de 1939 enviaron 11.025 cajas de leche condensada; 300 cajas de leche en polvo; 61 cajas de carne en conserva; 4.700 sacos de harina; y 20 cajas de arenques. Los italianos, aliados del gobierno de Franco, enviaron los vapores Sivigliano y Paganini con alimentos. Tal como se desprende de la siguiente nota el cargamento consistía en:

Inmediatamente después de la liberación por las tropas del Generalísimo Franco llegó al puerto de Barcelona el vapor “Sivigliano” con 3.714 sacos de pasta para sopa, de 50 kilogramos cada uno; 4.167 cajas de conserva de carne, con 120 latas cada caja y 7.725 cajas de galletas de un peso total de 729.569 kilogramos. A los dos días llegó el vapor “Paganini” trayendo a Barcelona 5.386 cajas de pasta para sopa y 1.307 sacos del mismo producto, con un peso total de 295.009 kilogramos y otros 1.200 sacos de un peso de 61.188 kilogramos. Además, traía 1.675 cajas de carne, de 74.110 quilos y 2.000 cajas de macarrones de 78.000 quilos.

El reparto de este alimento no se hizo gratuitamente en los comedores del Auxilio Social. Al contrario, el ayuntamiento de Barcelona lo vendió en las tiendas y éstas lo pusieron a la venta para aquellas personas que tenían dinero. Obvia decir que después de dos años y medio de guerra el papel moneda nacional era escaso en Barcelona. La mayoría de los salario se habían pagado, hasta el final de la guerra, con papel moneda republicano. Este ahora no servía. La ayuda fue mucha, pero no estuvo al alcance de todos. Por su parte el ayuntamiento de Barcelona distribuyó dinero, un total de 7 millones de pesetas, de la siguiente manera: 1 millón para el Hospital Clínico; 1 millón para el Hospital de Sant Pau; con la ayuda del Auxilio Social se distribuyeron 2 millones para hacer guarderías; 1 millón para la delegación local de las Organizaciones Juveniles. El resto se repartió entre el Hospital del Sagrado Corazón y la Cruz Roja.

La columna de Abastos de zonas liberadas llevó a Barcelona, durante los primeros días, 33 millones de kilos de comida y unas 6.000 toneladas de carbón. Estos 33 millones de kilos se distribuyeron de la siguiente manera: 2361000 kilos de arroz; 2.000.000 kilos de azúcar; 60.000 kilos de judías, 2.500.000 kilos de aceite; 50.000 kilos de bacalao; 20.000 kilos de café; 61.000 kilos de conservas de carne; 85.000 kilos de conservas vegetales; 1.228.000 kilos de conservas de pescado; 4.000.000 kilos de fruta; 1.180.000 kilos de garbanzos; 20.000 kilos de guisantes; 9.000.000 kilos de harina, 2.161.000 kilos de lentejas; 200.000 kilos de pasta para sopa; 400.000 kilos de tomates; 110.000 kilos de carne fresca; 7.000.000 kilos de trigo; 350.000 litros de vino; y 50.000 kilos de jabón.

A finales de febrero el gobernador civil de Málaga envió 240 toneladas de comida. Asimismo llegaron a Barcelona 18.000 fardos de bacalao y un donativo de la colonia española en Portugal que consistió en: 15.000 kilos de arroz; 5.000 kilos de bacalao; 12.000 kilos de café; 22.000 kilos de patatas; 2.000 docenas de huevos; 10.900 kilos de conservas; y 2.845 kilos de víveres diversos. Durante los siguientes meses llegaron, por barco, los víveres que a continuación detallamos:

3 marzo:         300.535 kilos de harina de los cuáqueros y 250 toneladas de almendras y conservas de Alemania.

5 marzo:         20 toneladas de botes de leche condensada de Italia y 6.000 cajas de latas de aceite y 7.000 barriles de aceite.

10 marzo:       400.000 kilos de harina de Alemania.

12 marzo:       75 toneladas de naranjas capturadas en un barco republicano.

14 marzo:       30.000 sacos de azúcar comprados a mayoristas aragoneses.

18 marzo:       1.800 toneladas de aceitunas y conservas de Alemania e Italia.

21 marzo:       2.000 toneladas de patatas para cultivar; 2.000 sacos y 700 toneladas de patatas; y 4.719 sacos de harina.

23 marzo:       450 toneladas de víveres de Italia.

26 marzo:       1.200 toneladas de trigo de Alemania.

21 abril:          400 toneladas de judías de Bélgica.

26 abril:          7.000 toneladas de trigo que habían sido adquiridas por el gobierno nacional en Rosario de Santa Fe. Ese mismo día llegó un barco alemán con un cargamento de bacalao.

30 abril:          400 toneladas de aceite de oliva y 2.800 kilos de conservas, mermeladas, licores y vinos.

11 mayo:         1.519 cajas de botes de leche condensada. Esto era un donativo de los Amigos de España en París.

16 mayo:         1.000 toneladas de arroz.

27 mayo:         3.000 toneladas de patata temprana de Copenhague; 50.000 toneladas de trigo procedente de Vigo; y 100 toneladas de judías destinadas a cultivo.

30 mayo:         Llegó un donativo de las mujeres suizas. El ayuntamiento lo entregó, de acuerdo con el administrador apostólico, al Auxilio Social. Además, este día llegaron 50 cajas de cacao, los cuáqueros para el Auxilio Social.

3 junio:            18 toneladas de azúcar, que eran donativo de los legionarios de Franco, entidad formada por españoles de América.

7 junio:            “El Servicio Internacional de los Amigos Cuáqueros, que viene Dando Pruebas de un gran amor a la España Nacional, ha Hecho de nuevo otra entrega de víveres para Auxilio Social de esta plaza con destino a los niños de la citada institución. Este donativo, que ha venideras de Puerto-Vendres, consiste en el siguiente: 2.524 sacos de café, 25 barriles de aceite de higado de bacalao y 102 cajas de aceite de soja, por lo que en la Central del Servicio y refiere, y en 1.500 kg de una mezcla especial de cacao, leche y azúcar de la Importante fábrica de chocolates de los señores Cadbury de Birmingham y que ha tenído especial complacencia en enviar el tesorero de los Amigos Cuáqueros de Londres, Sr. W.A. Cadbury”.

4 julio:             3.500 sacas de patatas de Alemania.

11 julio:           15.000 sacos de arroz procedentes de Inglaterra.

3 agosto:         212.620 kilos de leche en polvo, 34 cajas de cacao y leche. Era un donativo de los cuáqueros de Londres para Auxilio Social.

5 agosto:         6.200 kilos de tocino. Donativo de Alemania para el Auxilio Social.

10 agosto:       125 toneladas de harina y 5 toneladas de azúcar. Donativo de Alemania para el Auxilio Social.

11 agosto:       20 toneladas de conservas de pescado y 7 toneladas de leche condensada y en polvo, donativo de la Cruz Roja de Noruega. Esta comida fue repartida a los niños de los asilos de San Juan de Dios, San Rafael, Casa Cuna, del Buen Pastor, la Granja-Escuela de la calle Urgell, que dependía de la Diputación de Barcelona, y en la Maternidad.

27 agosto:       200 cajas de leche condensada. Donativo de los cuáqueros para el Auxilio Social.

26 octubre:     2 vagones de trigo y 24 de harina.

1 noviembre:   19 vagones de trigo, 114 vagones de harina, 3 vagones de garbanzos y 1 vagón de guisantes.

7 noviembre:   15 vagones de trigo, 111 vagones de harina y 3 vagones de garbanzos.

 

Estos fueron los aprovisionamientos que llegaron a Barcelona durante el año 1939. Toda esta comida debía ser vendida y repartida entre la población civil de la ciudad. ¿Cómo? Distribuyéndolo en las tiendas de comestibles y en los mercados municipales. A continuación relacionaremos los días que se pusieron a la venta, que le correspondía a cada persona, y su precio:

 

ACEITE

3 abril:            1 litro por persona a 3,10 pesetas.

13 mayo:         1 litro por persona a 3,10 pesetas.

27 mayo:         1 litro por persona a 3,10 pesetas.

12 junio:          1 litro por persona a 3,25 pesetas.

3 julio:             1 litro por persona a 3,10 pesetas.

10 agosto:       1 litro por persona a 3,10 pesetas.

26 septiembre: 1 litro por persona a 3,30 pesetas.

23 octubre:     1 litro por persona a 3,45 pesetas.

16 noviembre: 1 litro de persona a 3,45 pesetas.

 

PATATAS

26 agosto:       1.900 kilos por persona a 1 peseta el kilo.

1 diciembre:    1 kilo por persona a 0,65 pesetas. Estas se distribuyeron en los mercados de San Antonio y de la Barceloneta, así como en las tiendas de los distritos I y II.

7 diciembre:    1 kilo por persona a 0,65 pesetas. Estas se distribuyeron en los mercados Galvany, Sarrià, Sant Gervasi, Santa Catalina, Concepción, y en las tiendas de los distritos III y IV.

 

LEGUMBRES

25 septiembre: 400 gramos de garbanzos por persona a 2,30 pesetas el kilo.

29 septiembre: 1 kilo de garbanzos remojados a 1,65 pesetas el kilo, o cocidos a 1,45 pesetas el kilo.

25 noviembre: 400 gramos de judías por persona a 1,75 pesetas el kilo.

 

ARROZ

2 junio:            1 kilo por persona a 1,10 pesetas.

15 julio:           1 kilo por persona a 1,10 pesetas.

29 julio:           ½ kilo por persona a 1,10 pesetas.

21 octubre:     1 kilo por persona a 1,10 pesetas.

 

HUEVOS

31 agosto:       ½ docena por persona a 5,25 pesetas la docena. Sólo se distribuyeron en los mercados y se repartieron 60 docenas por tienda.