El 18 de noviembre de 1936 era detenido en Barcelona Max Hofmann Feccerer. Nunca más se supo nada de él, a pesar de que su familia estuvo buscándolo, sin ningún resultado positivo. Era doctor en ciencias Políticas y Económicas, tenía 34 años y estaba casado con Lilly Nachmann. De origen judío, era natural de Schmicheim. Tenía una hija, Anita, de 5 años. Vivía en la calle Travesera 1 de Barcelona.

Varios fueron los informes que se hicieron sobre la desaparición de Hofmann, que poco varían en su contenido. En ellos se comenta que…

Hofmann era tesorero del Comité EZRA. Esta estaba afiliada a la organización de París, recibía una ayuda de 3.000 francos, para apoyar a los emigrantes judíos que vivían en Barcelona o en otras poblaciones de Cataluña.

Un coche se le acercó. Una serie de personas, que se hicieron pasar por policías pidieron a Hofmann que se presentara como testigo en un caso. Supuestamente se lo llevaron a la Jefatura de Policía de la Vía Layetana. Con anterioridad a esa fecha Alfredo Herz y Minna Artzt habían ido a su casa para registrarla.

Estaba empleado en la Casa Select, una corporación empresarial propiedad de Eugen Baehr y Max Rosenbusch.

La familia consiguió que las autoridades pidieran que se abriera una investigación al POUM, a la CNT y a centros oficiales. Nadie descubrió nada.

Cuando fue detenido se quedaron sus documentos. Al pasar a ser anónimo, algunos investigadores creyeron que estaba en algún centro de detención, bajo otro nombre. Dan uno: Máximo Hartman. Esta información no se sostiene demasiado. Una vez terminada la guerra no aparece en ningún listado este al Hartman. De haber permanecido en una checa con nombre falso, una vez finalizada la guerra, hubiera regresado a su casa. Lo cual no hizo.

Su mujer, Lilly Nachmann, declaró como testigo en la Causa General. Entre otras cosas afirmó que…

“Quien denunció al interfecto fue el súbdito húngaro Ullmann, y quien firmaba la orden de detención que llevaba los Agentes Españoles era el súbdito polaco Kinderman, los cuales al igual que el súbdito ruso Jambolski que se encuentra en la Argentina y el eslovaco Alfredo Herz formaba el centro o núcleo de comunistas extranjeros en Barcelona y los cuales tenían su local en el Hotel Colón de la Plaza de Cataluña, creyendo por tanto que todos ellos serían responsables de la detención de su esposo a quien no considera difunto”.

En otro informe leemos…

“persona nada sospechosa al régimen y absolutamente inofensiva para nosotros, puesto que era antifascista, huido de Alemania, hombre moderado y que siempre había mantenido una postura digna en materia ideológica. Hace varias semanas que a este ciudadano se le hizo un registro por parte de elementos del PSUC, y poco después del registro fue detenido él. El doctor Hofmann poseía un permiso legal de la Generalidad para llevar al extranjero las cosas de Baehr. Todo ello nos hace suponer que el doctor Hofmann ha sido fusilado por equivocación y con la cooperación de elementos que ocupan posición o cargo oficial”.

A lo largo de los diferentes informes que hemos resumido siempre aparecen dos nombres vinculados con la desaparición de Max Hofmann. Sus nombres son Alfred Herz e Issy Aufseher. ¿Quiénes eran estos personajes? Lo podríamos simplificar diciendo que eran judíos antifascistas, que llegaron a Barcelona y que formaban parte del Partido Comunista. Sin embargo, vamos a ampliar la información.

Estos no fueron los únicos judíos antifascistas, de origen alemán, que vivieron en Barcelona durante la guerra civil. También podemos nombrar a Max y Golda Friedmann, Franz Loewenstein, Ewald y Ella König, Egon Illfeld, Martha Lewin, Willi Winkelmann, Chaim Besser, Eva Eisenschitz, Margaret Michaelis, Gustav Schnitzer, Scholek, Weinrot, A. Krasnowiecki, E. Hofmann, Emanuel Mink, Jechiel Szulewic, Schaja Kindermann, Jacques Penczyna, o Natan Mitnowiecki.

En un Informe sobre la GPU (Directorio Político Unificado del Estado) escrito por Alfonso Laurencic, el 24 de mayo de 1937, leemos lo siguiente sobre Alfredo Herz.

“El jefe de los servicios secretos es el ex agente de seguros Alfredo Herz, estadounidense nacido en Rusia en 1899 que emigró a los EE.UU en 1912 y cuyo verdadero nombre era George Mink, y su ayudante un tal Herman (sólo tiene un ojo) moldavo y cuyo verdadero nombre era Alexander Petrovich Ulanvsky. Les ayudan la mujer de Herz, podría tratarse de la estadounidense Juliet Stuart Poyntz, tres hombres de escolta y un par de agentes de la Brigada Gómez Emperador. Utilizan como oficina el Hotel Colón y el Casal Carlos Marx, indistintamente. Emplean, además, diversas viviendas que desconocemos por el momento”.

Herz tenía la oficina en la habitación 340 del Hotel Colón. Desde ahí controlaba el servicio de información del PSUC. A parte era uno de los dirigentes de la checa del Portal del Ángel número 24 de Barcelona, junto con Georg Scheyer o Moritz Bressler. Posteriormente Scheyer lo enviaron a Valencia para que dirigiera la checa de Santa Úrsula. 

El conocido como Issy se llamaba en realidad Isak Aufseher, es el hombre bajito que aparece en la fotografía. También se le conoció como Isidoro. Nació en Küty (Ucrania) el 26 de enero de 1905. Era de familia jasídica. En 1928, en Berlín, se afilió al Leninbund, una escisión trotskista del Partido Comunista alemán. En 1933, con el ascenso de Hitler al poder, se trasladó a París y luego a Barcelona. Con su pareja, Margot Tiertz, montaron una parada de libros en la Rambla de Santa Mónica de Barcelona. Ahí distribuían publicaciones antifascistas como miembro del Deutsche Anarchosyndikalisten (DAS).

Lo expulsaron, aunque regresó en 1936. Conocedores de su retorno, lo detuvieron y fue encarcelado en la Modelo. El 19 de julio de 1936 lo liberó un grupo de militares anarquistas. En agosto lo nombraron secretario del Comité Internacional de Emigrados Antifascistas (CIDEA). El dinero, para crear este comité, lo consiguieron asaltando EZRA. Después de este asalto, en octubre, EZRA fue disuelta, al considerar que su fundador y quien lo dirigía, Jules Gerzon -judío de origen holandés- era antifascista y anticomunista. Hay que comentar que, antes de estallar la guerra civil, en Barcelona había 3.300 julios refugiados.

En CIDEA Issy se ocupaba de recaudar fondos para ayudar a los exiliados judíos que querían llegar a Palestina. Los que deseaban quedarse, gracias a los contactos que tenía, les concedía la nacionalidad española. Como consecuencia de los sucesos de mayo de 1937, tuvo que esconderse. A finales de ese mes, aplicándole la ley de vagos y maleantes, lo encarcelaron en la Modelo. El Consulado francés intermedió. Le proporcionó un salvoconducto para que pudiera ir a Polonia.

Consiguió marcharse de Barcelona el 17 de julio de 1937. Partió con la periodista Emmy Scholem -conocida como Wiechelt- que era su compañera, pues Margot falleció en 1936, poco después de estallar la guerra civil. Isak Aufseher falleció el 23 de mayo de 1977 en Basilea.