"Leopoldo Ramirez de Arellano" , Marqués de Jodar , era otro joven aristócrata que al igual que José Antonio, abandonó sus privilegios de clase y posición para dedicar su vida en cuerpo y alma al servicio de España y la Falange.
Con 18 años es uno de los fundadores del SEU en San Sebastián, y pronto se convierte en su máximo organizador.
Después de las elecciones de febrero del 36, junto con los "Hermanos Iturrino", preparan la Primera Linea de la Falange en Guipuzcoa .
Ya siendo abogado , se convierte en el enlace del General Mola con distintos militares de la Plaza ,ya que su padre ,el Marqués de Encinares ,era muy amigo de Mola.
El 18 de julio intenta entrar como voluntario en el Cuartel de Loyola, donde se habían citado la mayoría de los falangistas , no lo consigue al ser reconocido por la calle antes de llegar y tiene que esconderse de inmediato en casa de otro camarada.
Pero el 20 de julio debe abandonar su escondite, necesita comprar unas medicinas para su madre, cuando llega a su domicilio familiar en la calle Hernani número 9 es detenido por un grupo
de milicianos , un mancebo de la Farmacia le ha denunciado.
Parece que los primeros días queda preso en la Casa del Pueblo de los socialistas, y luego es trasladado a la Prisión de Ondarreta, junto a la mayoría de camaradas.
Pero las tropas nacionales van avanzando hacia San Sebastián y los milicianos deciden aniquilar a todos los falangistas presos, por eso el fatídico 6 de septiembre , hordas de socialistas y comunistas llegan a la Prision de Ondarreta y van sacando a todos los presos falangistas, a
"Aizpurúa", que era Consejero Nacional y delegado de Prensa y Propaganda, le fusilan en las tapias del cementerio, igual suerte corrieron los "Hermanos Iturrino".
Pero a Leopoldo los milicianos le dieron un trato especial, lo sacaron de la cárcel y en un coche lo llevaron al "Monte Igueldo" , allí lo despeñaron al mar, su cadáver nunca fue encontrado.
En menos de una semana de la matanza de falangistas , San Sebastián es liberada, la Falange Donostiarra habia sido aniquilada.
Nunca se encontró su cadáver, pero nosotros no dejaremos que se pierda su ejemplo en un rincón olvidado de la Historia.
 
 
( Foto inédita de Leopoldo Ramirez de Arellano , del archivo de los Guardianes de la Memoria Azul)
La imagen puede contener: 1 persona, primer plano