32467_whatsapp_image_2020-07-26_at_20.47.34

he leído un reportaje muy documentado en ABC  sobre el horroroso crimen que cometieron los comunistas rusos de Lénin con el Zar de todas las Rusias y su familia y mientras leía se me vino a la cabeza lo que nos contó en una clase mi profesor de Historia de la Escuela Normal de Magisterio de Córdoba (1954). Decía...y cuando os digan que España es diferente creedlo a pies juntillas, porque es verdad. España, o al menos los españoles somos diferentes. Fijaos en un detalle curioso: cuando Inglaterra hizo su revolución acabaron cortándole la cabeza a su Rey (pobre Calos I), cuando los franceses hicieron la suya al primero que llevaron a la guillotina fue a su Rey (pobre Luis XVI...y en este caso le añadieron la de su mujer, la Reina María Antonieta) y cuando les tocó a los rusos e hicieron la suya no se conformaron con ser menos y no sólo le cortaron la cabeza, después de acribillarlo a balazos, sino que lo descuartizaron... y a su mujer, la Zarina, y a sus cuatro hijas, las princesas Olga, Tatiana, María y Anastasia, y hasta al pobre y hemofílico Príncipe Alexie, el heredero)... Los españoles, no. Los españoles somos más civilizados y nos conformamos con mandarlos al exilio. Eso sí, antes de que se ponga el sol. Aquí, el populacho, cuando se desmanda la toma contra las iglesias (y queman hasta mil en un día) o contra los Presidentes del Gobierno y se cargan hasta cinco  (Prim, Canovas del Castillo, Canalejas, Dato y el Almirante Carrero Blanco) ¡Qué cosas salen de mi baúl!.