Tras la promulgación de la Ley 55/1978, de 4 de diciembre, de la Policía, por la que desaparecen los Cuerpos General de Policía y Policía Armada, creando en su lugar los Cuerpos Superior de Policía y de la Policía Nacional, se procede, paulatinamente, a asignar una nueva simbología a ambos Cuerpos, haciendo desaparecer casi todo vestigio de la etapa anterior.

Placa-insignia del Cuerpo Superior de Policía (1982)

Todavía se mantiene vigente la estructura bicéfala, presente en la Policía Española prácticamente desde sus orígenes, manteniendo un Cuerpo de carácter y orgánica civil -el Cuerpo Superior de Policía- y otro de organización militar -el Cuerpo de la Policía Nacional.

En el caso del Cuerpo Superior de Policía, una Resolución de 25 de agosto de 1982, de la Dirección de la Seguridad del Estado (BOE del 9 de septiembre siguiente), sustituye su Placa-insignia y su carné profesional por unos nuevos modelos acordes con la nueva simbología del Estado adoptada en octubre de 1981.

Por vez primera, ambos distintivos irán colocados en una cartera de piel, en color negro, sin ninguna inscripción exterior, formada por dos cuerpos y con unas dimensiones, abierta, de ciento quince por setenta y tres milímetros. En el interior, en su parte superior y protegido por una lámina de plástico transparente, irá introducido el carné profesional, haciendo visible el anverso del mismo. En la parte inferior llevará centrada una abertura octogonal en la piel donde se colocará la placa-insignia, igualmente protegida por una lámina de plástico transparente.

De esta forma, la identificación del personal del Cuerpo se hará mediante la exhibición de ambos distintivos, mostrando abierta la citada cartera de forma que puedan ser apreciados perfectamente el carné profesional y la Placa-insignia. Cuando la especialidad de la intervención lo requiera podrá colocarse la cartera en alguno de los bolsillos que a la altura del pecho tenga la prenda que se use, de forma que quede visible la Placa-insignia.

Esta innovación dejaba sin efecto la utilización exclusiva de la Placa-insignia como medio suficiente de identificación, objetivo perseguido desde la creación de la figura de este distintivo.

Al igual que en disposiciones anteriores, se señala que solamente podrán ostentar los distintivos que se establecen en la Resolución los funcionarios en situación de activo y los miembros Honorarios del Cuerpo Superior de Policía.

También, esta disposición hace desaparecer una vieja institución, tal era la Placa para los altos cargos, señalando que, el Director general de la Policía, Secretario general, Jefes de División, Comisarios generales y Jefes Superiores, usarán, además de los nuevos distintivos, un carné de las siguientes características: De unas medidas, abierto, de catorce centímetros de ancho y diez y medio de largo; las tapas irán forradas de piel grana oscura; en la tapa de la izquierda llevará impreso en oro el Escudo de España y en la parte inferior la leyenda “Estado Español”; en el interior del carné, a la izquierda, bajo el título “Ministerio del Interior”, figurará el número del carné, cargo, nombre y apellidos, fecha de expedición, firma del Director general de la Policía y su sello; a la derecha, la fotografía del titular y su firma.

Igualmente, se reitera lo dispuesto en el artículo 5. del Decreto de 12 de febrero de 1954, sobre prohibición a otros Cuerpos del empleo de distintivos cuya forma pueda dar lugar a confusiones con los que se establecen en la presente Resolución para el Cuerpo Superior de Policía. El uso indebido de éstos o de otros semejantes que puedan inducir a error será perseguido con arreglo a lo establecido en la legislación penal.

Finalmente, la Resolución, faculta a la Dirección General para fijar la fecha en que deberán quedar retirados los actuales distintivos y empezarán a usarse los nuevos que se establecen.

Con relación a la descripción tanto de la Placa-insignia, como del carné profesional. Señala lo siguiente:

1º.- Descripción de la Placa-insignia:

Será en forma de rafagado octogonal asimétrico, con ocho grupos de seis radios estriados, concéntricos y terminados en punta hacia la periferia. Tendrá unas medidas de cincuenta y cinco milímetros entre los extremos del eje formado por los radios superior e inferior y cincuenta y dos milímetros entre los extremos de los ejes formados por los radios laterales.

En el centro y destacando sobre el rafagado, llevará el Escudo de España con sus colores propios.

En la parte superior llevará una cartela con una altura de cuatro milímetros, representando la bandera española con sus colores naturales.

Debajo de la bandera llevará una cartela de tres milímetros de altura, con fondo blanco y la inscripción en oro “Cuerpo Superior de”.

En la parte inferior una cartela de cuatro milímetros de altura, con fondo blanco y en caracteres destacados en oro la inscripción “Policía”.

En el reverso irá grabado en caracteres de cinco milímetros el número correspondiente a cada Placa-insignia.

Todos los detalles irán esmaltados a fuego, con una terminación en baño de oro de dieciocho quilates.

2º.- Descripción del carné profesional:

Dimensiones: Noventa y cinco por sesenta y cuatro milímetros a márgenes perdidos.

Anverso: Sobre fondo tramado en color ocre y resaltando sobre el mismo llevará impresas unas filigranas con el anagrama del Cuerpo Superior de Policía en azul celeste.

En la parte superior llevará impresa la leyenda “Dirección General de la Policía”, y en el margen superior derecho el Escudo de España.

En el centro llevará un recuadro de cuarenta por treinta y cinco milímetros, reservado para la colocación de la fotografía, que deberá ser en color, a medio busto.

Debajo de la fotografía llevará impresa la leyenda “Cuerpo Superior de Policía”; a dos renglones y con caracteres más destacados la palabra “Policía”.

Dispondrá de dos reservas en blanco, la primera para consignar la categoría y la segunda para el número de carné que se corresponderá con el del registro personal.

Reverso: Sobre el mismo fondo y filigranas que en el anverso llevará impresa en la parte superior la leyenda <Dirección General de la Policía>.

Inmediatamente debajo dispondrá de cuatro reservas en blanco, las tres primeras para consignar el nombre y apellidos y la cuarta para la fecha de expedición.

En la parte inferior llevará la antefirma del Director general de la Policía.

Estos atributos profesionales, estuvieron en vigor hasta febrero de 1988, en que se adopta la nueva Placa-insignia y el carné profesional del Cuerpo Nacional de Policía, creado por la Ley 2/1986. De 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.