Don José Sánchez Bregua nació en Oleiros, provincia de la Coruña el día 15 de septiembre de 1818; era hijo de Don José Sánchez y de Doña Manuela Bregua.

El día 30 de noviembre de 1836, le tocó por suerte de soldado por el cupo de Oleiros, ingresar en un Escuadrón del Regimiento de Caballería de Albuera, de guarnición en la provincia de la Coruña, punto declarado en estado de guerra, donde permaneció el resto del año.

El día 16 de enero de 1837 marchó con su Escuadrón con dirección a Vitoria para incorporarse a su Regimiento que se hallaba en el Ejército del Norte, llegando a su destino el día 12 de febrero; desde ese día entró en operaciones, encontrándose en las acciones de Mondragón, Salvatierra y en los reconocimientos sobre el castillo de Guevara. El 19 de junio marchó con un Escuadrón a Miranda de Ebro, asistiendo el día 11 de julio a la acción de Manzano. El día 1 de agosto se incorporó de nuevo a la fuerza del Regimiento que operaba en Aragón, encontrándose el día 24 de dicho mes en la acción de Herrera; el 28 de septiembre en la de Aranda y el día 5 de octubre en la de Retuerta, continuando de operaciones hasta fin de año.

Siguió en campaña hasta el día 1 de agosto, en que salió para Galicia e incorporándose a finales de este mes al Escuadrón de su Regimiento que operaba en Arzúa, Mellid y Sobrado de los Monjes; en cuyos puntos continuó en persecución de las facciones hasta final de año, batiendo en diferentes encuentros a los capitaneados por Fray Saturnino. El día 14 de octubre ascendió a Cabo 2º y el día 5 de diciembre a Cabo 1º.

A lo largo del año 1839 estuvo en Galicia persiguiendo a los facciosos en la provincia de Lugo y sosteniendo varios encuentros con ellos; encontrándose el día 2 de junio en la acción de Arpaigol. El día 5 de septiembre ascendió a Sargento 2º.

En el año 1840 continuó en operaciones hasta finales de agosto; y el día 1 de septiembre pasó a Lugo de guión, donde estuvo hasta final de año.

El 27 de enero de 1841 fue ascendido al grado de Sargento 1º sin antigüedad por el mérito que contrajo desempeñando con el mayor celo, inteligencia e interés cuantos asuntos y comisiones se le confiaron. El 11 de abril marchó con su Escuadrón para Badajoz y el 12 de octubre pasó al Ejército del Norte, en el cual continuó hasta el 15 de febrero de 1842 en que se incorpora a su Regimiento en Badajoz; el 15 de noviembre marchó al Establecimiento Central de Instrucción donde finalizó el año.

En el año 1843, se encontraba en Alcalá de Henares y uniéndose a la División Arjurón tomó parte en la batalla de Torrejón de Ardoz.

El 10 de febrero de 1844 pasó a prestar sus servicios al Regimiento de Cazadores a Caballo de María Cristina. El día 29 de abril fue promovido a Sargento 1º supernumerario por los sucesos de 1840. Continuó en dicho Regimiento hasta finales de agosto en que causó baja por haber sido promovido al empleo de Alférez de Caballería. A solicitud propia fue destinado al Ejército de Filipinas; embarcando en el puerto de Cádiz el día 5 de octubre a bordo de la Fragata Española “Bella Vascongada”.

Llegó a Manila el día 1 de febrero de 1845 y fue destinado al cuadro de reemplazo hasta final de mes, en que pasó destinado al Regimiento de Cazadores de Luzón. En Manila desempeñó el servicio de su clase hasta el 28 de diciembre de 1846, fecha en que salió destacado para la provincia de Pangasinán, para auxiliar el cobro de la renta del tabaco.

Durante todo el año 1847 permaneció en la provincia de Pangasinán, rechazando e impidiendo con sus acertadas disposiciones el desembarco de los moros piratas que se presentaron en las costas de su distrito, atendiendo con incansable solicitud a la persecución del contrabando y desempeñando a plena satisfacción de sus jefes varias comisiones del servicio; entre ellas algunas relativas a las poblaciones infieles de los Igorrotes, denominados Baun Factal y Cambalí. En el mes de diciembre de 1847 y el 2 de enero de 1848 batió y dispersó, con fuerzas inferiores en número, a los moros contrabandistas y malhechores en la provincia de Pangasinán, por la cual obtuvo la Cruz de 1ª clase de la Real y Militar Orden de San Fernando. El 28 de diciembre salió para el pueblo de Zuingua en uso de dos meses de licencia por enfermo.

Se incorpora a su destino después de haber disfrutado los dos meses de licencia por enfermo y continuó prestando el servicio de enlace todo el año 1849. El 9 de marzo de 1850 causa baja en el Ejército de Filipinas por haber cumplido el tiempo reglamentario de permanencia en aquellas Islas y embarcó para la Península en la Fragata mercante “Abence”, saliendo para Singapur y continuando la navegación por la vía del Istmo de Suez. El 10 de junio llegó a la Península, quedando de reemplazo. Por R.O. de 27 de septiembre se le destina al Establecimiento Central de Instrucción de Alcalá de Henares.

Por R.O. de 21 de noviembre de 1851 se le concede el grado de Teniente por sus méritos y servicios. En diciembre pasó al Regimiento de Lanceros de Villaviciosa. En el año 1852 fue destinado a la Dirección General de Caballería. Por R.O. de 19 de agosto se le concede el grado de Capitán; y el 29 de diciembre ascendió a Teniente por antigüedad. Continuó durante el año 1853 en la Dirección General del Arma, perteneciendo al Regimiento de Caballería de Calatrava.

A lo largo del año 1854 continuó en el mismo destino, hasta que por R.O. de 23 de septiembre se le concede el empleo de Capitán por sus servicios en el alzamiento nacional y fue destinado a la plantilla de la Dirección General de Caballería. Durante todo el año 1855 continuó en su destino de la Dirección General de Caballería.

En los sucesos que tuvieron lugar en Madrid los días 14, 15 y 16 de julio de 1856 estuvo constantemente a las órdenes del Director General de Caballería, transmitiendo sus órdenes a los puntos de mayor peligro, desplegando tal celo, aptitud y bizarría que por ello mereció ser recomendado especialmente al Gobierno de S.M. el 18 de julio salió para Aragón a las órdenes del citado Director, asistiendo a todos los movimientos del Ejército expedicionario, hasta la total recuperación de la Plaza de Zaragoza; por el mérito que contrajo en los hechos de armas que se refieren fue promovido al empleo de Comandante de Caballería, quedando a las órdenes del Director General de Caballería. Durante todo el año 1857 estuvo comisionado en la Dirección General de Caballería. Por R.O. de 18 de junio le fue concedida la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

El día 2 de junio de 1858 cesó en su destino por haber sido nombrado por R.O. de la misma fecha Ayudante de Campo del Capitán General de Cataluña. Por R.D. de 11 de junio fue nombrado Oficial del Ministerio de la Guerra. Durante todo el año 1859 estuvo destinado en el Ministerio de la Guerra.

Por R.O. de 29 de febrero de 1860 fue agraciado con el grado de Coronel de Caballería en recompensa de los muy especiales y extraordinarios méritos que contrajo y servicios que prestó desempeñando con el mayor celo, inteligencia y actividad el Negociado de Campaña desde el principio de la guerra contra el Imperio Marroquí hasta su conclusión. Por otra R.O. de 4 de marzo obtuvo el empleo de Teniente Coronel por haberle correspondido con arreglo a lo dispuesto en el artículo 7º del R.D. Orgánico del Ministerio de la Guerra de fecha 1º de agosto de 1854. Continuó en su destino a lo largo del año 1861. El 16 de agosto salió para San Ildefonso formando parte de la Sección de Campaña que siguió a SS. MM. en su jornada en dicho Real Sitio. El año 1862 lo pasó en su destino acompañando a SS. MM. En su alojamiento en el Real Sitio de San Ildefonso y viaje a Andalucía, Granada y Murcia, formando parte de la Sección de Campaña.

En el año 1863 continuó de Oficial del Ministerio de la Guerra; por R.O. de 6 de febrero se le concede el empleo de Coronel de Caballería, en recompensa de los servicios que prestó desempeñando con el celo e inteligencia repetidos, los trabajos de carácter muy especial y extraordinario. Por R.O. de 17 de junio fue nombrado Jefe de Sección del Ministerio de la Guerra, cargo que desempeño hasta el 27 de noviembre en que le fue admitida la dimisión que presentó, quedando en situación de reemplazo.

 El 8 de marzo de 1864 volvió al Ministerio de la Guerra como Oficial de la clase de 2º; y por R.O. de 14de diciembre y en consideración a que por su actividad en el trabajo se resintió su salud, circunstancia que podría privarle de seguir prestando servicios y en su consecuencia del derecho al empleo de Brigadier que le correspondía por Reales Decretos orgánicos de la Secretaría del Ministerio de la Guerra; se le concedió dicho empleo para cuando cumpliese tres años en el de Coronel, en atención al celo e inteligencia con que desempeñaba su cometido.

Por R.O. de 31 de enero de 1865 se le admitió la dimisión que presentó por motivos de salud, quedando en situación de reemplazo por enfermo, hasta que por R.D. de 28 de junio volvió a se nombrado Oficial de la clase de 2º de la Secretaría de Guerra.

Por R.D. de 11 de julio de 1866 se le admitió la dimisión de su destino, volviendo a la situación de reemplazo, situación en la que permaneció también todo el año 1867. Por Decreto de 5 de octubre de 1868 fue nombrado Oficial de la clase de 1º del ministerio de la Guerra y por orden de 8 de diciembre se le concedió el cargo de Jefe de E.M. General del Ejército de operaciones de Andalucía y Granada, al mando del Teniente General Don Antonio Caballero y Fernández de Rodas. En el desempeño de su misión desplegó sus brillantes cualidades militares, hasta el punto de que el referido general Jefe al detallar el ataque dado a los insurrectos de Málaga.

El día 1 de enero de 1869, y en el parte que este General envió al Señor Ministro de la Guerra el mismo día 8, citaba lo siguiente en relación al Brigadier Sánchez Bregua:

“Concluyo Excmo. Señor, haciendo presente a V.E. que el Brigadier Don José Sánchez Bregua, mi Jefe de E.M. se hallaba en todas partes con su infatigable actividad, inteligencia y valor, todo lo preveía y preparaba a mi satisfacción y debo a sus altas dotes la unidad de acción que se ha observado en el curso de las operaciones militares”.

Por tan distinguidos comportamiento y por Decreto de 18 de enero de 1869 fue promovido al empleo de Mariscal de Campo; y por otro Decreto del día anterior nombrado Secretario del Ministerio de la Guerra. Con motivo de las operaciones carlistas y republicanas, en julio y octubre de 1869 dio a conocer una vez más su pericia e inteligencia en cuantas disposiciones emanaron del importante cargo que desempeñaba. En el parte dirigido por el Señor Ministro de la Guerra a Su Alteza Regente del Reino, el 24 de octubre dándole cuenta del principio, desarrollo y terminación del movimiento republicano, expresó que:

“[…] tan satisfecho resultado venciendo una insurrección casi general en 20 días, se debe más a que las disposiciones tomadas por mi, a la buena voluntad, inteligencia, sufrimiento, pericia y bravura de todas las clases del Ejército, Guardia Civil y Carabineros, voluntarios de la libertad movilizados; a la actitud inteligente de la Marina de Guerra y a la infatigable actividad de los Jefes y oficiales de la Secretaría de la Guerra, dirigidos por el entendido y enérgico General  Subsecretario Sánchez Bregua.”

Estos eminentes servicios prestados durante las dos insurrecciones referidas le hicieron acreedor de la Gran Cruz de Carlos III, libre de gastos que le fue concedida el 31 de octubre. Por Decreto de 22 de diciembre expedido por la Presidencia del Consejo de Ministros se encargó del despacho del Ministerio de la Guerra durante la ausencia del Señor Ministro, cesando el 30 del mismo mes. Durante el año 1870 desempeñó el cargo de Subsecretario del Ministerio de la Guerra y encargado del despacho durante la enfermedad del Señor Ministro, por Decreto de 28 de diciembre.

Por R.D. de 6 de enero de 1871 fue nombrado Capitán General de Galicia y durante su mando no solo fueron batidas y exterminadas, no bien aparecidas, unas partidas carlistas, sino que en el último año citado sofocó la formidable insurrección del Arsenal del Ferrol con escasa fuerza, pues en los primeros momentos pudo por medio de una marcha rápida y atrevida introducirse en la Plaza, tan solo con 700 hombres. Por tan extraordinario servicio fue promovido al empleo de Teniente General según el R.D. de 19 de octubre de 1872.

Por R.D. de 5 de febrero de 1873 le fue concedida la Gran Cruz del Mérito Militar de las designadas para premiar servicios de guerra, en consideración a los distinguidos servicios prestados batiendo las facciones que se han levantado en el Distrito de su mando el año anterior. Por Decreto de 4 de marzo le fue admitida la dimisión, que fundada en su mal estado de salud había presentado. El 10 de julio fue nombrado Jefe de E.M. General del Ejército del Norte y al día siguiente General en Jefe del mismo. Al hacerse cargo del mando de dicho Ejército, recorrió varias veces con escasas fuerzas las provincias Vasco Navarras y con solo 2800 hombres, teniendo siempre sobre el flanco derecho al grueso de las facciones Navarras mandadas por Don Carlos, hizo marcha una rápida y peligrosa desde Vitoria por Borunda a Pamplona y desde esta Plaza por Estella y Peñacerrada a Vitoria, hasta que habiéndose agravado el estado de su salud regresó a Madrid; y por Decreto de 9 de septiembre fue nombrado Ministro de la Guerra. Mientras desempeñó este elevado cargo restableció el Cuerpo de Artillería y la disciplina en el Ejército, entonces relajada, tomando para conseguirlo toda clase de enérgicas medidas, con lo cual prestó eminentes servicios a la causa del orden. Desempeñó interinamente el cargo de Ministro de marina. Por Decreto de 23 de diciembre se le concedió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Naval con distintivo blanco, con arreglo a lo dispuesto en el artículo3º del Reglamento de dicha Orden. El 6 de enero de 1874 cesó en el cargo de Ministro de la Guerra y por Decreto de 21 del mismo mes de enero fue nombrado Capitán General de Galicia.

Por Decreto de 10 de enero de 1875 cesó en el cargo de Capitán General de Galicia, quedando de cuartel. Por R.D. de 23 de julio fue nombrado Capitán General de las provincias Vascongadas y sin haber tomado posesión de este cargo, por otro R.D. de 7 de agosto fue nombrado Capitán general de Extremadura. Por otro R.D. de 19 de octubre fue nombrado Consejero de Estado; cesó en este cargo por haber sido nombrado Capitán General de Andalucía con fecha 21 de noviembre. Por R.D. de 1 de abril de 1876 le fue admitida la dimisión del cargo de Capitán General de Andalucía, que presentó por motivos de salud. Durante los años 1877 y 1878 permaneció de cuartel.

Hasta el 12 de mayo de 1879 permaneció de cuartel y por un R.D. de esta fecha fue nombrado Capitán general de Galicia, cargo en que cesó el 16 de septiembre del mismo año por haber sido nombrado para el cargo de Director General de Sanidad Militar. El día 17 de febrero de 1881 cesó en el cargo de Director General de Sanidad Militar, por haber sido nombrado para el cargo de Capitán General de Galicia. El día 22 de febrero de 1884 cesó en el cargo de Capitán General de Galicia por motivos de salud; pasando a la situación de cuartel, permaneciendo en esta situación hasta el día 12 de abril de 1885.

Desde el día 12 de abril de 1885 fue nombrado para el cargo de Presidente de la Sección de Guerra y Marina del Consejo de Estado. Cesaría en el cargo de Presidente de la Sección de Guerra y Marina del Consejo de Estado el 13 de enero de 1886 por haber sido nombrado nuevamente Capitán General de Galicia; cargo que desempeñaría hasta el 27 de septiembre de 1890. Perteneció también a la Sección de Reserva del Estado Mayor General del Ejército y fue Senador del Reino. Falleció en la Coruña el día 19 de junio de 1897.