Las canciones de la Guerra Civil Española no son simples composiciones musicales, representan la otra lucha de dos bandos irreconciliables, la lucha de las palabras, de la ideología y en muchos casos del amor a la Patria.

    Muchas de ellas fueron escritas con profusas referencias para llegar de manera fácil y clara a la comunidad, siendo parte fundamental de la propaganda política e identificación de gentes, en aquella época marcada por beligerancia, la hostilidad y el enfrentamiento. Mientras unas fueron creadas propiamente para la guerra, otras se adaptaron con nuevas letras, poemas y textos a melodías tradicionales. Difundidas rápida y eficientemente por la transmisión oral, y aunque, de una gran parte de ellas se desconoce su autoría, es seguro que en su origen las escribieron poetas y compositores de reconocida claridad.

     Durante el conflicto, fueron cantadas por los simpatizantes y combatientes de ambos bandos, conocidos, unos, como “rojos, milicianos y republicanos” miembros del del Frente Popular y partidarios la II República Española Sovietizada, y otros como “nacionales y Ejercito Franquista”.

     Estas canciones servían para levantar la moral en las trincheras y las barricadas urbanas, para difundir mensajes ideológicos, dar motivos y razones para la lucha, potenciar el sacrificio, etcétera. Asimismo, fueron entonadas por los integrantes de las Brigadas Internacionales y de las distintas tendencias ideológicas bien fueran anarquistas, socialistas, comunistas, liberales, entre los republicanos; bien nacionalistas, católicos, carlistas y falangistas entre los nacionales, para identificarse mutuamente según la colectividad de origen o la afinidad política (externamente entre bandos e internamente entre facciones del mismo).

     Las versiones originales han sufrido sucesivas modificaciones durante y después de la Guerra Civil.

    En el primer caso, esto es durante el conflicto, por dificultades idiomáticas, pues, miles de milicianos extranjeros no conocían el español ni otra lengua que la materna, sino el polaco, el inglés, el francés, etc., y cambios también de acuerdo a los variantes acoplamientos  según la zona, a modo de ejemplo: “si me quieres escribir, ya sabéis mi paradero, en el frente de batalla, primera línea de fuego”, también adecuado como “si me quieres escribir, ya sabéis mi paradero, Tercera Brigada Mixta, primera línea de fuego” y en otra versión: “si me quieres escribir, ya sabes mi paradero, en el frente de Gandesa, primera línea de fuego”.

    En el segundo, porque muchas de aquellas canciones, aún hoy se interpretan y permanecen en la memoria colectiva de los españoles, y el ámbito internacional. Amén de que, por pequeñas y sucesivas variaciones en la transmisión oral, han sido necesarios arreglarlas para editarlas en versiones discográficas, o para su utilización en otros contextos sociopolíticos.

    En este vídeo  figuran algunos de los de los principales himnos y canciones que fueron cantados por los combatientes de uno u otro bando, durante el periodo de la Cruzada de Liberación Nacional.