Miguel Tauler nació en Palma de Mallorca en 1918, pronto su familia se trasladó a vivir a Madrid, por ser destinado a la capital de España su padre, que era Policía y además campeón de tiro.
Con 15 años y cuando Miguel estudiaba en el Instituto Cardenal Cisneros, es de los primeros que se afilia a un nuevo movimiento patriota y sindicalista, las JONS, de Ramiro Ledesma.
Miguel, por tanto, formó parte de un reducidísimo grupo de estudiantes madrileños que iniciaron la andadura de la revolución nacional.
Prácticamente interviene en todas las acciones propagandísticas que realizan las JONS en Madrid, muchas de ellas acaban en enfrentamientos físicos con los izquierdistas, en los que sobresale Tauler, haciéndose famoso entre los camaradas por sus gloriosos "puñetazos".
Miguel Tauler para proteger su integridad física, se vio obligado a acudir a las clases del Instituto armado con una pistola del calibre 22, arma que llevaba oculta en un libro al que previamente había vaciado de sus páginas (esta práctica se convirtió en costumbre entre los estudiantes falangistas).
Miguel también era asiduo, a pesar de su corta edad, a las reuniones que mantenía la militancia madrileña con Ramiro Ledesma y Juan Aparicio, en diversos cafés madrileños y en el local jonsista de la Calle de los Caños del Peral.
A pesar de que cuando las JONS se unen con la Falange, Miguel Tauler acoge con simpatía dicha fusión, tiempo después y cuando Ramiro Ledesma se escinde, o según otra teoría, es expulsado por José Antonio, Tauler sin dudarlo acompaña a su primer Jefe en la nueva andadura ya separado de Falange, si bien es cierto que es de los pocos que abandonan la militancia falangista por su fidelidad a Ramiro.
Miguel participó personalmente en uno de los tristes enfrentamientos entre falangistas y jonsistas después de la separación de Ramiro de Falange, entre insultos de "traidores, traidores" Ramiro Ledesma, Bedoya y Tauler fueron recibidos por un grupo de falangistas cuando paseaban por la que entonces llamaban "Acera de la Falange", esta era la que iba desde Banco de España a la Calle Cedaceros, pasando por el Teatro Alcázar.
Cuando Tauler junto con Ramiro y Bedoya cruzaban por la C/ Peligros hacia la Gran Vía, siendo acosados e insultados por sus antiguos camaradas de Falange, no pudieron contenerse y respondieron físicamente a la agresión, afortunadamente todo se resolvió con una tanda de puñetazos.
Mientras tanto, Miguel compaginaba su actividad política con su verdadera pasión, que no era otra que el "vuelo sin motor", para ello se desplazaba todo el tiempo que podía a la Marañosa, donde normalmente siempre hacía viento y las condiciones climáticas eran las más favorables, llegando a ser el piloto más joven de España con solo 15 años.
La Guerra Civil sorprendió a Tauler en Madrid, y fue detenido por el S.I.M. acusado de sabotaje, ya que efectivamente Miguel era quintacolumnista en la Falange clandestina, pero no encontraron pruebas contra él y fue puesto en libertad.
Miguel logró sobrevivir a la Guerra Civil, y al acabar la misma fue llamado por el SEU y se le encargó que fundara la Delegación de "Vuelo sin Motor", de la que lógicamente fue nombrado Jefe.
Para dicha actividad fundó la primera escuela de vuelo sin motor que se ubicó en el madrileño "Cerro del Telégrafo", consiguiendo el record absoluto de España de permanencia en el aire con velero en 1941.
Al realizar un curso de vuelo sin motor en Alemania, allí conoce y entabla amistad con el luego famoso "Otto Skorzeny", amistad que mantuvo cuando el mismo llegó a Madrid después del final de la Segunda Guerra Mundial.
Miguel llegó a ser Coronel del Ejército del Aire, y Presidente de la Agrupación de Pilotos Españoles de Vuelo sin Motor, ostentaba dos Cruces al Mérito Aeronáutico de Primera Clase con distintivo blanco, la Medalla de Plata de la Juventud, Medalla de Plata al Mérito Deportivo, así como otras menciones y condecoraciones.
En los años 50, Miguel fue nombrado Alcalde y Jefe Local de la localidad madrileña de Robregordo.
Tauler falleció en Madrid el 4 de Marzo de 1999, la fecha de su muerte curiosamente es la misma que la del mitin de Valladolid del 4 de marzo de 1934, fecha en la que la Falange y las JONS anunciaron su unión., paradojas del destino.
Agradecemos las fotografías y datos suministrados por un nieto del camarada Tauler.
No podemos permitir que estos hombres, que fundaron el nacionalsindicalismo y se jugaron la vida en el empeño, queden en el olvido de la historia.
 
 
(Fotos inéditas de Miguel Tauler, una de su carnet del SEU, y la otra junto a un aparato de vuelo sin motor antes de la Guerra Civil, obsérvese que Miguel llevaba camisa azul).
La imagen puede contener: 1 persona, de pie