Don Antonio Moltó y Díaz Berrio, nació el 14 de septiembre de 1830 e ingresó como Cadete del .Colegio General Militar el 2 de abril de 1845; obtuvo el empleo de Subteniente en el mes de en junio de 1848. En el mes de julio de 1854 tomó parte en los sucesos que tuvieron lugar en la Corte los días 17, 18 y 19 de dicho mes. En 1856 salió de Pamplona para Zaragoza, donde había estallado una insurrección, conduciendo un convoy de municiones; y en el mes de agosto volvió a salir a operaciones contra la facción catalana mandada por el Noy de las Barraquetas.

En el mes de noviembre de 1859 pasó a formar parte del Ejército de Africa, tomando parte en las acciones del Serrallo, Monte de las Monas, reducto de Isabel II, y a la que tuvo lugar el 25 del mismo mes en el boquete de Anghera, en la que resultó herido de bala, por cuya acción fue recompensado con con la Cruz de San Fernando de primera clase.

En 1860 tomó arte en varias acciones, y por el mérito que contrajo en la del 11 de marzo fue recompensado con el empleo de Capitán. En septiembre de 1868 obtuvo el grado de Comandante por gracia general, y en noviembre el empleo de Comandante. En 1869 fue destinado al Ejército de la Isla de Cuba, donde tomó parte en constantes operaciones de campaña, asistiendo a varios encuentros en Puerto Príncipe y Nuevitas, siendo premiado con el grado de Teniente Coronel. En 1870, mandando una columna, asistió a los combates en las Tanas y Holguín, sorprendiendo y batiendo al enemigo en Guinea, en Güenaeba y en Santo Domingo; por cuyos méritos fue recompensado con el empleo de Teniente Coronel. En 1871 continuó de operaciones hasta fin de Febrero que regresó a la Península.

En Marzo de 1872 fue destinado al Ejército del Norte, tomando parte en las acciones de Barrón que tuvieron lugar el 31 de mayo; y en la de San Román de Campezu, en la que con cuatro compañías y una sección de Caballería a sus órdenes sorprendió a varios cabecillas, siendo recompensado por este hecho con el grado de Coronel. Continuó en operaciones, y en los días 25 y 26 de junio con la columna de su mando dispersó la facción en el Valle de Campezu, haciendo prisioneros a dos cabecillas y batiendo a las de Velasco y Timoteo.

En 1873 fue destinado al Ejército de Cataluña, tomando parte en diferentes acciones de guerra, y por el mérito que contrajo en la de Capdevario se le concedió el empleo de Coronel, y por las de las alturas de Berga, Pons de Reverté y montes de San Elias, fue recompensado con la Cruz de segunda clase del Mérito Militar con distintivo rojo.

Por Real Decreto de 30 de abril de 1874, y en consideración a los servicios como Coronel del Regimiento de Infantería Ramales, nº 5, y  Jefe de la primera Brigada de la segunda División del primer Cuerpo del Ejército del Norte, y muy especialmente por el mérito que contrajo en el ataque de las posiciones carlistas de San Pedro Abanto el 25, 26 y 27 de marzo anterior, en cuyo último dia resultó gravemente herido, fue promovido al empleo de Brigadier.

Restablecido de su herida, volvió a operaciones, saliendo de Logroño en 7 de enero de 1875 al frente de una columna para ocupar el pueblo de Viana, lo que realizó sin resistencia, pero teniendo noticias de que en el pueblo de Aras existía un gran depósito de víveres, se dispuso a apoderarse de él lo que llevó a cabo después de una reñida lucha, en la que causó a los carlistas muchas bajas, y por la cual fue significado al Ministerio de Estado para la Gran Cruz de Isabel la Católica; continuó en operaciones de campaña hasta el mes de junio en que regresó a Madrid.

Por Real Decreto de 28 de agosto de 1875  fue nombrado Gobernador Militar de la Isla de Menorca y plaza de Mahon; por otro Real Decreto de 19 de octubre de 1875 fue nombrado Gobernador Militar de la provincia de Palencia, cesando como Gobernador Militar de Menorca; y por un nuevo Real Decreto de 27 de octubre de 1875 se dispone su cese como Gobernador Militar de Palencia, por haber sido nombrado Gobernador Militar de la provincia de Alicante.

En el mes de octubre de 1877 fué nombrado Jefe de Brigada del Ejército de Castilla la Nueva, mando que ejerció hasta su ascenso a Mariscal de Campo en 7 de enero de 1881. El 24 del mismo mes de enero se le nombró Gobernador Militar de la provincia de Santander y plaza de Santoña, cargo que desempeñó hasta enero de 1885, fecha en fue nombrado Comandante General de Santiago de Cuba y Gobernador Civil de dicha provincia.

 Desde el mes de mayo hasta el de septiembre de l885 dirigió las operaciones de campaña a que dieron lugar el desembarco en la costa de Baracoa de la partida insurrecta de Limbano Sánchez, la cual quedó extinguida, y en la que fallecieron el cabecilla y su segundo Ramón González. Por Real Decreto de fecha 23 de diciembre de 1885 se le admite la dimisión debido a su mal estado de salud, del cargo de Comandante general de Santiago de Cuba.Por otro Real Decreto de fecha 2 de enero de 1886 se le admite la dimisión debido a su mal estado de salud, del cargo de Gobernador Civil de la provincia de Santiago de Cuba; regresando a la Península

Por Real decreto de 3 de febrero de 1886, se le nombra Segundo Cabo de la Capitanía General de las Islas Filipinas y Subinspector de las Armas de Infantería y Caballería y de los Institutos de Guardia Civil y Carabineros de aquel Ejército; estuvo encargado interinamente del Gobierno General y de la Capitanía General, por ausencia del propietario.

Por Real Decreto de fecha 15 de noviembre de 1889, se le nombra Jefe de la primera Dirección del Ministerio de la Guerra. Por Real Decreto de 2 de marzo de 1890 se le nombró Consejero del Consejo Supremo de Guerra y Marina; cargo en el que cesó el 14 de julio de 1890. En este mes se le destinó como Presidente de la Junta de Táctica, ejerciendo además las funciones de Consejero de Filipinas y posesiones españolas en el Golfo de Guinea.

Por Real Decreto de 14 de julio de 1890 fue nombrado Segundo Cabo de la Capitanía General de Castilla la Nueva y Gobernador Militar de la provincia y plaza de Madrid. Por otro Real Decreto de 4 de octubre de 1890, se le admite la dimisión que, fundada en el mal estado de salud,  presentó del cargo de Segundo Cabo de la Capitanía General de Castilla la Nueva y Gobernador Militar de la provincia y plaza de Madrid.

Por Real Decreto de 5 de junio de 1892 se le nombra Capitán General de Burgos, cesando en el cargo de Capitán General de las Islas Baleares, que actualmente desempeñaba. Por otro Real Decreto de 30 de noviembre de 1892 se le nombra Capitán General de Castilla la Vieja, cesando en el que desempeñaba en el distrito militar de Burgos.

Por Real decreto de 10 de enero de 1894, se le nombra Comandante en Jefe del séptimo Cuerpo de Ejército y Capitán General de Castilla la Vieja y Galicia. Por otro Real decreto de 21 de junio de 1899, se le nombra Capitán General de Valencia.; y por otro Real Decreto de la misma fecha que el anterior se dispone su cese como Capitán General de Valencia y Comandante en Jefe del tercer Cuerpo de Ejército.

Por Real decreto de 7 de agosto de 1900, se le concede la Gran Cruz de la Real y distinguida Orden de Carlos III, libre de gastos, con arreglo a la ley de Presupuestos de 1859, en la vacante del Sr. Conde de Benomar. Por Real Decreto de 14 de marzo de 1901 se le nombra Capitán General de Castilla la Nueva. 

Se encuentra en posesión de las condecoraciones siguientes: Cruz de San Fernando de primera clase; Cruz de primera clase del Mérito Militar con distintivo balnco; Cruz de segunda clase del Mérito Militar con distintivo rojo. Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo; Gran Cruz de Isabel la Católica; Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco y de Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; Medallas de África, de Cuba y de la Guerra Civil.