Hoy vamos a referirnos a un personaje casi olvidado por la Historia, que fue esposa de D. Sancho el de Rueda y que aparece protocolizado por D. Diego Ramírez de la Piscina ante el notario D. Fernando Escudero en 1554, con ambos nombres en el monasterio de Santa María la Real de Nájera:

A.- Tabla de Aniversarios: “Así mesmo está enterrada en esta capilla la muy noble reina Dª Blanca, primera de este nombre, hija del Conde D. Ricardo de Normandía, mujer que fue del rey D. Sancho, hijo segundo del rey D. García. Ésta fue madre del rey D. Ramiro, yerno del Cid, e los infantes D. Ramón y D. Sancho”.

Pero Esteban de Garibay, en actitud un tanto kantiana, dice en su Compendio Historial de España, refiriéndose al Ldo. D. Diego Ramírez de la Piscina: “fue mucha su imaginación al querer fingir algún rey que nunca, ni por pensamiento, hubo en Navarra”. El P. Moret opina lo mismo.

B.- Catálogos de los sepulcros de los reyes: “El del sexto lugar es el de la reina Dª Blanca de Normandía, reina de Navarra”. Aunque sería más propio referirse al Reino de Nájera Pamplona.

El maestro Yepes nos asegura que en la orla trabajada en oro retorcido de un frontal del altar de Santa María la Real de Nájera, había esta inscripción: “Nos Santius Rex, García Regis filius una cum Blanca coniuge dilectissima hoc aureum altaris frontispitium intemeratae Virgini Mariae offerimus, idque apontanae, ut magnifica eius interventione, pecatorum nostrorum, adque maiorum, equibus summus orti, remissionen, ac veniam consequamur, Amen”.

 El abad mitrado de Nájera, Rdo. Pablo Martínez, prelado número XI que incluye Fray Juan de Salazar en el capítulo IV de Naxara Ilustrada, también nos dice que en el Claustro de los Caballeros hay dos reinas, y la segunda es la Reina Sapa, esposa del Rey D. Sancho, venida de Francia. El escudo sembrado de sapos, era escudo de los reyes francos, más tarde cambiados por tres flores de lis, símbolo de la monarquía francesa.

Además, D. Jaime de Salazar y Acha, en una de sus comunicaciones a la Sociedad de Estudios Medievales en Jaca, recuerda que la Crónica Najerense narra el rapto de una hija de la Reina Estefanía, prometida a Sancho el Fuerte de Castilla. Fue raptada por otro Sancho, hijo bastardo del Rey García el de Nájera, casado con Dª Estefanía, y la lleva a la Corte del rey moro de Zaragoza, y más tarde a la de su tío D. Ramiro, Rey de Aragón, que lo quería como a un hijo, y ello fue causa de guerra entre Fernando I de Castilla y Ramiro de Aragón, y en ella halló muerte D. Ramiro en Graus.

Según la Historia, D. Ramiro, en 1063, ataca la plaza musulmana de Graus perteneciente a Al-Muqtádir de Zaragoza, feudatario del rey castellano. Por esto y por lo que relata la Crónica Najerense, y por ambas razones, Fernando I envía un ejército castellano en ayuda de Al-Muqtádir y mandado por su primogénito Sancho, soltero y prometido de la raptada. Un moro se introduce en el campamento de D. Ramiro y lo asesina. En esta guerra el Cid hace sus primeras armas junto a su amigo Sancho, futuro Rey Sancho II el Fuerte de Castilla y León.

La leyenda o historicidad del rapto tiene personajes reales y carece de un relato épico; para unos es leyenda y para otros puede ser posible su historicidad.

La mujer de Sancho el de Rueda se llama Constanza o Blanca y según el investigador Salazar Acha, por el estudio de la onomástica para el análisis de las dinastías medievales, pudo ser hija de la Reina Estefanía en su primer matrimonio de Godofredo de Normandía o de Tosny y relacionado con el proceso en cuestión, ya que el Rey Sancho el de Peñalén, el 29 de febrero de 1074, dona una casa en Calahorra a ambos cónyuges en los siguientes términos: “Vobis germano  meo donno Santio et uxori vestra vel  germana mea donna Constanza”.

Dª Estefanía se casa con D. García el de Nájera en 1038. Así relata la crónica del soberano najerino: “quando pervexi ad Barcelona pro coniugen mean donna Estefanía”. Este dato y el tener un hijo, llamado Raimundo, nos confirman que Dª Estefanía era hija del Conde de Barcelona Berenguer Ramón I y de Sancha de Castilla.

Por un lado, el Infante Sancho el de Rueda era hijo bastardo de una concubina del Rey García el de Nájera; el Rey D. Sancho el de Peñalén era hijo legítimo del mismo Rey najerino y de la Reina Dª Estefanía, casados en Barcelona en 1038; Dª Estefanía había tenido una hija, llamada Constanza o Blanca, con Godofredo de Normandía.

La controversia aún perdura sin hallarse resuelta completamente. Pero es históricamente cierto que el Infante o Rey D. Sancho el de Rueda contrajo matrimonio con Dª Constanza o Blanca de Normandía, conocida como la Reina Sapa, cuyo hijo D. Ramiro Sánchez, Infante o Rey, como figura en su enterramiento en el monasterio burgalés de San Pedro de Cardeña, contrajo matrimonio con Cristina o Elvira Rodríguez, la hija del glorioso Cid Campeador. Hijo de este matrimonio sería D. García el Restaurador, ya como Rey de Navarra.