Nació el día 13 de septiembre de 1852, e ingresó en el servicio como Cadete de Cuerpo el 1º de enero do 1867, obtuvo el grado de Alférez por la gracia general de 1868. En noviembre del mismo año salió a campaña contra los insurrectos separatistas en la Isla de Cuba, asistiendo a varias acciones. Promovido al empleo de Alférez de Caballería a la terminación de sus estudios en febreiro de 1869, siguió en operaciones sirviendo sucesivamente en la guerrilla de Manzanillo, en el Regimiento del Rey, a la inmediación del Brigadier D. Juan Ampudia y Domínguez, como Ayudante de órdenes, y en dicho Regimiento, por segunda vez. tomó parte entre otros hechos de armas, en la acción de los Negritos el 18 de mayo del mencionado año; el 10 de junio en el ataque y toma del fuerte de Santo Domingo del Congo; el 5 de agosto, en la acción de Loma Quemada; el 18 de octubre, en la del campamento del Fustete y el 29 y 30 de diciembre, en las del callejón de Arenas.

El día 1 de enero de 1870 tomó parte en la acción de Sabana Muñoz; el 14 de marzo, en el ataque y toma del campamento del Vigía. El 28 de mayo de 1872 tomó parte en el encuentro con el enemigo en el camino de Tasajeras a las Muías, y el 19 de diciembre del mismo año en la defensa de Holguín, población que fue atacada por los insurrectos.

Por estos servicios fue recompensado con el grado y empleo de Teniente, las cruces de Carlos III y de primera clase del Mérito Militar con distintivo rojo, el grado y empleo de Capitán y el empleo de Gomandante. Pasó a desempeñar las funciones de Ayudante de órdenes del Brigadier don José Chinchilla, en enero de 1873, y en septiembre embarcó para la Península, en donde permaneció de reemplazo, hasta que en marzo de 1874 se le destinó a las órdenes del General D. Romualdo Palacio, operando contra los carlistas en el Norte y en el Centro. Tomó parte los días 27, 28 y 30 de Abril, a las acciones de Otáñez, Muñecas y Galdames, por las cuales se le otorgó el grado de Teniente Coronel, y el 29 de junio a la de la Pobleta, por la que fue condecorado con la cruz roja de segunda clase del Mérito Militar.

Quedó otra vez de reemplazo en octubre de 1874 y fue destinado al Ejército de Cuba en febrero de 1875, en concepto de Ayudante de Campo del Capitán General de dicha Isla. A su llegada a la misma se le dio el mando de una columna, con la que tomó parte en las acciones de Palma Sola, Las Moscas, Loma Mala, Lomas Grandes y Cafetal González.

Regresó a la Península en enero de 1876, y estuvo en situación de reemplazo hasta que en agosto volvió a ser destinado a Cuba con el grado de Coronel. Perteneció al Regimiento de Palmira, saliendo a operaciones en octubre y continuando en ellas hasta agosto de 1877, que fue nombrado Fiscal de causas de la plaza de la Habana. Posteriormente se le destinó al Regimiento del Príncipe, con el que operó desde enero de 1878 hasta la terminación de la campaña, obteniendo por sus servicios durante la misma el empleo de Teniente Coronel, y quedando de reemplazo en junio de 1880.

Mandando el Escuadrón de Pizarro desde junio de 1881, batió y exterminó en el mismo año a una partida de bandoleros en ía provincia de Matanzas, por lo que le fueron dadas las gracias por el Capitán General y se le concedió la Encomienda de Carlos III. Desde junio de 1882, permaneció nuevamente de reemplazo hasta que en enero de 1883 causó alta en el Escuadrón de la Princesa, en el cual sirvió hasta fin de junio de 1884, regresando después a la Península.

En septiembre del año 1884 se le nombró Ayudante de Campo del Segundo Cabo de la Capitanía General de Galicia, pasando a la situación de reemplazo en enero de 1885, y siendo destinado en marzo en el Regimiento de Talavera. Ascendió a Coronel en mayo siguiente; quedó de reemplazo hasta julio, que obtuvo el mando del Regimiento reserva de Granada.

Más adelante mandó otros Cuerpos de Reserva, así como también el Regimiento Cazadores de Vitoria desde junio hasta diciembre de 1886, fecha en que volvió a quedar de reemplazo. Desde enero de 1887, perteneció a diferentes Regimientos de Reserva, siendo destinado al Regimiento de Dragones de Santiago en febrero de 1891.

Formando parte del Ejército de Africa prestó servicios de campaña en Melilla desde el mes de noviembre de 1893 hasta marzo de 1894, dándole con tal motivo las gracias de Real orden. Al ser promovido a General de Brigada en mayo de 1896, quedó en situación de cuartel, siendo nombrado en enero de 1897 Jefe de la Brigada de Caballería del séptimo Cuerpo de Ejército. Pasó en junio de 1899 a mandar la cuarta Brigada de Caballería, y estuvo encargado ínterinamente, en diversas ocasiones, del despacho de la Capitanía General de Castilla la Vieja, de la Subinspección de la séptima Región y del Gobierno Militar de la provincia de Valladolid.

En mayo de 1901 se le confirió el mando de la primera Brigada de la División de Caballería, con la que tomó parte en las maniobras efectuadas en septiembre y octubre de 1904. Además de dicho cargo ejerció el de Vocal de la Comisión de Táctica; desempeñó diferentes comisiones del servicio y estuvo encargado algún tiempo interinamente del Gobierno Militar de Madrid y de la Subinspección de las tropas de la Primera Región Militar.

Por Real decreto de 18 de enero de 1906 se le promovió al empleo de General de División, y quedó en situación de cuartel hasta marzo de 1908, fecha en que fué nombrado General Jefe de la 14 División.

Con el carácter de Delegado Regio presidió las fiestas del Centenario de la guerra de la Independencia, organizadas en Santiago de Compostela para conmemorar los gloriosos hechos de armas del Batallón Literario de dicha ciudad. Desde mayo de 1909 desempeñó, además del mando de dicha División, el cargo de Gobernador Militar de la provincia y Plaza de Pontevedra. Se le nombró en febrero de 1910 Subinspector de las tropas de la Octava Región y Gobernador Militar de la Coruña.

Ha estado encargado accidentalmente, en diversas ocasiones, de la Capitanía General de la expresada Región. En mayo de 1913 asistió como Capitán General interino de la Octava Región Militar a la botadura del acorazado Alfonso X III, cuyo acto presidió S. A. R. la Infanta Doña Isabel, por delegación de S. M. el Rey.

En el año 1914 fue nombrado Presidente de la Comisión designada para proponer las fortificaciones y defensa naval del Ferrol - Coruña, en la parte comprendida entre estas dos poblaciones, y la defensa terrestre de la última. En concepto de Inspector pasó en 1915 revista de armamento al Regimiento Infantería de Isabel la Católica, número 54, y al de Cazadores de Galicia, 25 de Caballería.

Está en posesión de las condecoraciones siguientes: Cruces rojas de primera y segunda clase del Mérito Militar; Cruz de Carlos III; Encomiendas ordinaria y de número de la misma Orden; Encomiendas ordinaria y de número de Isabel la Católica; Cruz blanca de segunda clase del Mérito Militar; Cruz blanca de tercera clase del Mérito Naval; Gran Cruz de San Hermenegildo; Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco; Gran Cruz de la Orden francesa del Dragón, de Annam; Medallas de Cuba, Bilbao, guerra civil, Alfonso XII, Alfonso XIII y conmeniorativas del primer centenario de los Sitios de Zaragoza y de la batalla de Puente Sampayo. Es Gentilhombre de Cámara de S. M. con ejercicio.