El navío “El Glorioso”, al mando humilló a los corsarios y piratas ingleses, enviando al fondo de los mares a más de 11 navíos.  Un solo navío español se enfrentó a más de 20 navíos ingleses.

El buque español San Ignacio de Loyola, alias “El Glorioso”, que, con sus 70 cañones, en julio de 1747 regresaba de Veracruz, capitaneado por Pedro Mesía de la Cerda, con una carga declarada que estaba valorada en 4.502.631 de pesos fuertes y 7 maravedís de plata

La Invencible Inglesa o Contraarmada o Expedición Drake-Norreys fue una flota de invasión enviada contra la Monarquía Hispánica por la reina Isabel I de Inglaterra en la primavera de 1589, en el marco de las operaciones de la guerra anglo-española de 1585-1604.

La Contra Armada: así fue la mayor victoria naval española sobre Inglaterra que casi nadie cuenta

Tras el fiasco de la Armada Invencible, Isabel I quiso aprovechar la debilidad de España para destruir los restos de nuestra flota. Inglaterra, sin embargo, sufrió su mayor catástrofe sobre el mar

 Según relata el historiador y escritor Luis Gorrochategui en su libro “Contra Armada. La mayor victoria de España sobre Inglaterra”: Isabel I, para aprovecha la vulnerabilidad de España, “empeñó la corona y embarcó a armadores, nobles y comerciantes en aquella desdichada aventura. De esta manera consiguió reunir una gigantesca flota, compuesta por 180 barcos y 27.667 hombres, más grande por lo tanto que la propia Gran Armada. La estrategia era muy clara: debía explotar al máximo la momentánea debilidad de Felipe II, pues 25 grandes barcos habían naufragado en aguas de Escocia e Irlanda en el viaje de vuelta de la Gran Armada. Además, la mayoría de los 102 retornados necesitaban una completa reparación.

Maria Pita (1564-1643), la gran heroína en la batalla de La Coruña

Felipe II se jactaría, con toda razón de haber recibido el enemigo «harto daño en tierra y también en la mar, cuajado de enfermedades»

Cansado y derrotado, Drake huye y regresa con lo que queda de su gran flota a Inglaterra: de los 180 buques que habían zarpado, volvieron 102 con muchos de sus hombres infectados por la peste sufrida en la mar y que propagaron al bajar a tierra. De los 27.667 hombres que habían embarcado, sólo 3.722 sobrevivieron para reclamar sus pagas.

“Fuentes inglesas y españolas coinciden en tan abultadas cifras, que convierten esta expedición —cuyas pérdidas duplicaron las de la «bautizada» por el asesor de Isabel I Burghley como Armada Invencible— en la mayor catástrofe naval de la historia de Inglaterra. Este episodio, que ha permanecido oculto durante siglos tiene, paradójicamente, una transcendencia extraordinaria, pues permite explicar la pervivencia de Iberoamérica como hoy la conocemos”.

RESUMEN de las Batallas ganadas por LA ARMADA ESPAÑOLA

«Larga trinquete en nombre de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tres Personas y un solo Dios verdadero, que sea con nosotros y nos guarde, que acompañe y nos dé buen viaje a salvamento y nos lleve y vuelva a nuestras casas»

El Panteón de Marinos Ilustres es un edificio de estilo neoclásico, construido en el siglo XVIII, ubicado dentro del recinto de la Población militar de San Carlos, en San Fernando (Cádiz), y en el que descansan los restos mortales de numerosos marinos españoles.

¡El único cementerio del mundo de marinos de la Armada está en La Isla!

En un principio concebido como Iglesia de la Purísima Concepción, las obras de construcción comenzaron a finales del siglo XVIII por orden de Carlos III, y, por problemas económicos y políticos, no se finalizaron hasta mediados del siglo XX.

Las obras de construcción de la Iglesia de la Purísima Concepción de la Población militar de San Carlos comenzaron el 2 de julio de 1786, por orden y deseo de Carlos III de 1760, diseñada por Francisco Sabatini y dirigida primero por Ignacio Imperial Digueri, y, posteriormente, por el Marqués de Ureña, aunque el acabado de las mismas no se concretó hasta bien entrado el siglo XX. La primera piedra la colocó el Capitán general del Departamento Luis de Córdova y Córdova, y al día siguiente, 3 de julio, comenzaron las obras a las órdenes del Capitán de Navío Vicente Imperial Digueri, el teniente de fragata y arquitecto Antonio Noriega de Bada y los alarifes Ramón Estrada y Antonio Barrionuevo. Al principio, los trabajos se hicieron con rapidez, pero poco después, por falta de dinero, se ralentizaron las obras.

Por avatares de la vida su construcción se llevó a cabo con comienzos y parones, que duraron 3 siglos (XVIII, XIX Y XX)

Aquí está la Gloria y los Héroes, algunos anónimos, que ganaron batallas en todos los océanos y mares

150 Aniversario Panteón Marinos Ilustres

Nuestro buque insignia, nuestro gran y maravilloso navío un Bergantín Goleta de 4 palos y más de 3.500 metros de “Trapo”, es el más admirado en el mundo. Botado en 1927, a punto de cumplir 100 años, sigue siendo el Buque-Escuela, de los nuevos Guardia Marinas, que un día como Oficiales dirigirán a la tropa de marinería. 

Un viaje a bordo del Buque Escuela Juan Sebastián de Elcano

 

Himno de la Armada Española

Letra: D. Jose Mª Pemán.

Música: Germán Beigbeder

¡HONOR Y GLORIAS A NUESTROS MILES DE HÉROES DE LA ARMADA ESPAÑOLA!