Cuando me encuentro ante ellos me invaden las dudas y preguntas, son un gran remedio contra muchos males, crean expectativas. Con ellos entablo los diálogos más interesantes, son mi espacio de libertad. Con todos  ellos emprendo una expedición hacia el aprendizaje y el conocimiento.
 
Los hay que son cronistas y notarios de una época, tienen alma. Alguno me encamina hacia el sinuoso sendero de la aceptada locura. 
Me identifico con cada uno de ellos, avivan mi fuego y sacian mi sed. Son una puerta a la inmortalidad.
Me ofrecen nuevos ángulos desde los que ver la vida. Insuflan fantasía a mis venas, alimentan mi mente y nutren mi cerebro. 
 
Florecen en mi sangre, son mi más preciado botín. Fecundan mis días, con ellos comparto la inmortalidad, me devuelven a mi propio ser. Ellos son los libros...
 
La noche del 22 de abril en Madrid los libros han tomado la calle, en la ansiada: La Noche de los Libros. Esta ha sido la 17 edición, albergada dentro del lema: Madrid se lee. Han participado todo tipo de colectivos culturales, 168, de Madrid y 66 términos municipales de la región: 115 bibliotecas, asociaciones literarias, 181 librerías, grupos teatrales, se han realizado 387 actividades para público infantil, juvenil y adulto: recorridos literarios (por ejemplo: El Madrid de las escritoras), actuaciones musicales, charlas entre autores, lecturas, Slam de poesía, rapsodias, teatro, encuentros con autores, etc.
 
La Consejera de Cultura Turismo y Deporte del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, fue la encargada de inaugurar la actividad a las seis de la tarde, desde la Real Casa de Postas de la Comunidad de Madrid.
464 creadores han participado, algunos son: Elvira Sastre, Violeta Monreal, Manuel Vilas, Andrés Trapiello, Anni Ernaux, Joaquín Reyes, Isaac Rosa, Lara Moreno...
 
Estaba prevista una charla-coloquio entre Andrés Trapiello y Vargas Llosa, sobre su libro: "La mirada quieta", este acto estaba dedicado de parte de Mario a Benito Pérez Galdos, el Nobel tuvo que ser ingresado a consecuencia del coronavirus, y en su lugar participaron Jesús Calero y Maite Rico. 
 
Algunas actividades fueron especialmente emotivas:
 
* Bajo el título: Una amistad literaria, se celebró un sentido homenaje a Almudena Grandes y Caballero Bonald. En el que participaron: Antonio Lucas (reconocido periodista), Josefa Parra (directora de la Fundación Caballero Bonald), Javier Rioyo (director del Instituto Cervantes de Tánger), Julieta Valero (directora de la Fundación José Hierro).
* Titulada: Lectura a ciegas, fue la actividad dedicada a Saramago.
* Lectura ininterrumpida de El Quijote (esta es la XXVI edición), en El Círculo de Bellas Artes.
* También se leyeron textos de Valle-Inclán y Emilia Pardo Bazán.
 
Ella pinta el silencio, me muestra la verdad encerrada bajo llave. Me lleva de vuelta al Paraíso sembrando esperanza. Me vuelve del revés, es un alegato a la pasión, es un modo de vida, ella es la lectura...
 
"No se puede abrir un libro sin aprender algo." (Confucio).