Antonio Casado Mena es natural de Cartagena, España. Doctorando en Derecho. Abogado, economista y empresario. Autor junto a María Zabay del ensayo «Todos contra el Bullying», para el grupo PLANETA, de referencia en la materia, cuyo éxito le llevó hasta Hispanoamérica para dar conferencias. Escribió para SND EDITORES la novela histórica «El último linchamiento». A lo largo de su carrera profesional ha escrito decenas de artículos de opinión en prensa para diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales. Casado es un hombre disciplinado, luchador incesante, inconformista y polifacético.

¿Por qué decidió escribir este libro junto a María Zabay?

Porque María no solamente es mi fiel amiga sino porque ella forma parte de esa generación que ha contribuido a tejer la verdadera Edad de Oro de las Letras Aragonesa, tal y como se ha dicho en repetidas ocasiones. Ella tiene una pluma rica y sabia, además de haber colaborado en medios de comunicación como el Times de Londres, TVE, Cinco Días, La Razón y otros. Es una compañera perfecta para embarcarse en un proyecto como el de este libro.

¿Cuáles han sido a su juicio los principales hitos de la historia de la humanidad?

Puff!! (suspira el entrevistado) si tuviera que quedarme con el más clave de todos, seguramente me quedaría con la revolución neolítica, hace más de 9000 años, con los primeros asentamientos, o sea cuando pasamos de ser cazadores recolectores a construir civilizaciones y a arañar la tierra para cultivar, o sea se pasó de la vida nómada a la vida sedentaria, al sobrevenir una economía productora basada en la agricultura y la ganadería.

Si le destacara otros acontecimientos le diré, la aparición de la escritura en Sumeria sobre el 3100 A.C, la venida de Jesucristo, el descubrimiento de América en 1492, la revolución industrial en 1760 e internet en 1969.

¿Cómo fue el trabajo de recopilación y análisis?

Pues un trabajazo, querido Javier, ¿Qué quiere que le diga?. Hubo cantidad de documentación y hacer numerosas entrevistas a la gente que sabe de temas muy particulares como son el transhumanismo, las criptomonedas, la amortalidad, etc.

¿Por qué ha elegido a autores como Platón, Foucault, Chesterton, Schopenhauer, Lipovetsky y Foucault, entre otros, para repasar periodos y etapas, ideas políticas y doctrinas sociales hasta nuestros días...?

Porque son primeros espadas y es imprescindible recurrir a ellos.

¿En qué momento nos encontramos ahora?

Nos encontramos en un momento de catarsis, de purga si me lo permite. Estamos Infectados por un virus y una guerra en Europa que ha colapsado el mundo y sus sistemas políticos, económicos y sociales. Duele el alma si contemplamos la tragedia que está sacudiendo y azotando con tanta intensidad a todas las naciones, para llegar a ese punto de no retorno, de tragedia consumada.

¿Adónde vamos?

Difícil de saber. Lo que parece evidente es que nos adentramos en canales angostos, en una crisis sanitaria-económica-política-social-espiritual de primer orden, en un período de guerra y destrucción, que ha trastocado violentamente nuestras vidas y de la que inevitablemente sobrevendrán grandes cambios, incluso un nuevo modelo de convivencia y/o una nueva era, que marcará para siempre nuestro devenir más inmediato y la historia contemporánea de occidente y también la de oriente.

Por un lado hay adelantos científicos y tecnológicos como nunca los ha habido. ¿Qué aplicaciones positivas tiene para la vida?

Tener una aplicación GPS en nuestros dispositivos móviles es poco más que una bendición para cuando un fulano como yo, por ejemplo, viaja a una ciudad como Madrid. Eso son ventajas, si bien lo más increíble está por venir y será precisamente lo que marcará el gran punto de corte, entre el hombre y el hombre robot (cyborg). Daré un dato: ya hemos comenzado a ser capaces de leer los pensamientos del otro.

Pero por otro, eso puede volverse contra el hombre si se usan para fines deshumanizantes.

Claro. Un cuchillo es bueno sirve para cortar un rico jamón, por ejemplo, pero al mismo tiempo también sirve para cortarle la cabeza al vecino. En esencia, el cuchillo no es malo, pero sí la maldad infinita del hombre.

¿Cuáles son a su juicio los grandes peligros del transhumanismo?

Este gran salto que va a suponer una gran transformación del hombre no es algo que tengamos que decidir individualmente, sino es debe ser una gran decisión de la sociedad en su conjunto y a nivel internacional para lo que saben de estas cosas (filósofos, teólogos, biólogos, científicos, etc.) sepan (o sepamos) poner límites claros a este progreso, sino supondrá un claro peligro para la evolución humana y podrá dar lugar a auténticas castas privilegiadas de seres humanos potenciados.

¿Qué soluciones ve ante la deshumanización?

El tigre no puede destigrarse, pero evidentemente el ser humano sí puede deshumanizarse. La solución a mi juico es bastante sencilla: volvernos a Dios e impregnar nuestros corazones de la luz del Evangelio.