«La red secreta de Soros en España» es el título del libro de reciente aparición del que es autor el periodista Joaquín Abad. Más de ciento veinte personajes entre los que destacan políticos, periodistas, jueces, abogados, empresarios y técnicos todos los cuales han pertenecido, o siguen perteneciendo, a alguna de las organizaciones que el magnate americano, de origen húngaro, agrupa y tiene dispuestas para cambiar el orden mundial, que es su anunciado propósito. Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Dolores Delgado, Baltasar Garzón son algunos de los citados en las casi trescientas páginas de este libro que, a modo de diccionario, recoge la amplia nómina de colaboradores y entusiastas del amigo y principal impulsor de la globalización. Ada Colau, Agustín Díaz de Mera, Ángela Vallina, Anna Bosch, Carmen Claudín, Ernest Urtasun, José Borrel o Juan Fernando López Aguilar, son algunos otros personajes incluidos en la larga nómina, que aparecen en el libro La red secreta de Soros en España de Joaquín Abad.

 

El nombre de George Soros viene siendo un habitual de las crónicas periodísticas. A través de una tupida red de asociaciones y ong´s, este judío de origen húngaro, nacionalizado en los Estados Unidos, que dedicó su vida a gestionar los fondos de inversión de las grandes fortunas internacionales, es la cabeza visible de una compleja asociación de personajes, con sus correspondientes y destacados emporios empresariales, una oligarquía financiera mundial cuyo objetivo es subvertir el orden clásico utilizando las políticas sociales, el apoyo indiscriminado a las minorías, la ruptura con el modelo desarrollista, la ayuda a las mareas migratorias, las llamadas revoluciones de los colores y su influencia en los movimientos de independencia, por ejemplo, en Cataluña y la consecución de un sistema globalista mundial que les permita tener el control de todo cuanto sucede, en detrimento de los órganos administrativos clásicos. La llamada Agenda 2030, suscrita por las Naciones Unidas, es uno de sus estandartes. A modo de esquema, podríamos destacar la frase atribuida a David Rockefeller: «todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial», el ex secretario de estado nortemaericano Henry Kisinger, también se ha manifestado en varias ocasiones alabando el nuevo orden mundial.

 

Soros representa, como digo, una tupida red de organizaciones que han intervenido directamente en muchos de los asuntos sociales acontecidos en diversos lugares del planeta en los últimos años, y detrás de él los grandes líderes de las empresas financieras y de las punteras en tecnología que tienen el control de los ciudadanos a través de las redes sociales. Y España no iba a escapar de sus propósitos. Los personajes relacionados por Joaquín Abad en su libro trabajaron, o siguen trabajando, para algunas de las organizaciones del amplio organigrama de Soros. Hay políticos de todos los partidos, incluidos en PP y Vox, y en mayor número, probablemente, los pertenecientes al PSOE. Se conocen las reuniones de Soros, o su hijo, con Pedro Sánchez y con el otrora líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y se supone que la campaña desatada contra el coronel Pedro Baños, especialista en geoestrategia y terrorismo yihadista y diplomado de Estado Mayor, pudo haber tenido su origen en alguna de estas organizaciones que representa el magnate norteamericano. Como recordará el lector, el coronel Baños fue propuesto, al parecer por Iván Redondo, a Pedro Sánchez como director de Seguridad Nacional en junio de 2018. El perfil mediático del coronel, autor de dos libros y colaborador en programas de televisión, era de la aprobación de Pedro Sánchez y sus consejeros, muy favorables a los proyectos de imagen. Tan pronto se anunció el nombramiento se desató una campaña en los medios de comunicación, incluso en el extranjero, denunciando las tesis cercanas del coronel Baños a las del mandatario ruso Vladimir Putin, llegándose a decir que el coronel español era un agente de Putin. Finalmente, sería sustituido para el cargo propuesto por el general Miguel Ángel Ballesteros. 

Pero no sería este el único caso. Juan Antonio de Castro y Aurora Ferrer desvelaron, en su libro Soros, rompiendo España, las implicaciones de la red de asociaciones que encarna Soros en el proceso independentista catalán, con la llamada revolución amarilla, representada en los lazos de este color que portan los independentistas, y cuyos esquemas se corresponden con otros movimientos independentistas patrocinados por Soros en otros lugares del mundo.

La relación de George Soros con Pedro Sánchez es asimismo motivo de crónicas y artículos en algunos medios de comunicación españoles. Soros fue uno de los primeros personajes en visitar a Sánchez en el palacio de La Moncloa, apenas ser nombrado este presidente del Gobierno, y Pedro Sánchez se ha manifestado siempre partidario de cumplir la llamada «Agenda 2030»,un documento suscrito por los países miembros de la ONU, diseñado para alcanzar los objetivos del Desarrollo Sostenible para el año 2030 y cuyo responsable directo, por decisión del propio Sánchez, en lo que atañe a España, es el vicepresidente del gobierno Pablo Iglesias y su grupo político. 

El libro recientemente publicado por Joaquín Abad contiene, como digo, una larga nómina de personajes, más de ciento veinte, que pertenecen o han pertenecido a alguna de las asociaciones de este emporio, del que tal vez la más visible es Open Society Fundation, a la que un día transfirió la suma de 18 mil millones de dólares, calculando la revista Forbes, que su fortuna personal se estimaba en 8 mil millones de dólares[1].

[1] Datos tomados del libro de J.A. de Castro y A. Ferrer Soros, rompiendo España. Home Legens, febrero 2019.

La_red_secreta_de_Soros_en_Espana