"Regálame una tarde entre tus brazos,/ que es todo lo que anhelo./ Dibuja con tus besos en mi cuerpo/ un recorrido nuevo./ y déjame huella en cada poro/ mientras el mundo ignora/ dónde nace la llama de este fuego.". Poema: "Regálame una tarde". Autora: Mari Paz Cerrejón.
Esto es parte de la entraña del libro: "Vanidades y sueños". Ganador del prestigioso  premio: Paul Beckett.
 
La textura verbal del mismo es erótica y el hilo conductor es el deseo en las diferentes etapas de la existencia. Es un testimonio de vida. En estos escritos la autora se desnuda, se vacía, se expone más que nunca, afronta el pasado y el presente que le sirven de cimientos para erigir el futuro.
Su vocabulario es potente y variado. La escritora con mimo modela cada palabra, vestidas con los ropajes de los sentimientos y las emociones.
 
Versos que ayunan, que se reencarnan en vehemente fiebre que late en la pureza del cáliz y en los labios de la luna.
Tienen identidad propia y son inalterables al tiempo. Manifiestan la imperiosa necesidad de búsqueda de la liberación.
Estos poemas están dotados de alma, en ellos la vida se detiene y los atraviesa, colocándolos lejos de la invisible frontera del olvido.
Nos muestran la necesidad de vínculos, nos reseñan el frágil equilibrio entre la vida y la muerte.
 
"Ella sabía tu nombre./ Te perseguía desde antiguo,/ cuando tus pasos aún eran de ágil muchacho rubio./ Conocía tu sonrisa,/ el perfil de tus labios/ y el cóncavo misterio/ de tus manos./ Ella sabía tu nombre./ Te acechaba en la sombra/ como negra pantera/ ante su nueva presa./ Tú, alegre, ni siquiera/ pudiste oler su furia./ Y ella te fue cercando;/ cegada, obsesionada/ por tener en sus brazos./ Ella sabía tu nombre.". (Poema titulado: Ella sabía tu nombre).
 
Este libro es un exquisito "artefacto" literario, perfectamente estructurado en tres apartados:
* Aquella edad.
* Memoria del deseo.
* Horas de nadie.
Con sinceridad la poeta nos pone de manifiesto su lado más humano.
 
Es emotivo y lo componen un conjunto de poemas memorables, que destacan por la elegancia de la palabra.
Es un viaje a sí misma, dentro de sí misma, en busca de sí misma...
 
"Deja dormir tu cuerpo/ en sábanas de olvido,/ sumérgete conmigo/ en mares no explorados,/ vuélvete sal antigua/ disuelta entre mis dedos;/ que la luna menguante/ -celosa- te requiera./ Deposita tu ancla/ sin miedo en mi bahía,/ amárrame con fuerza/ y no me desamarres./ No mires hacia fuera,/ no pronuncies mi nombre;/ que el mundo no sospeche/ lo que aquí dentro ocurre.". (Poema titulado: No pronuncies mi nombre).
 
Mari Paz ocupa un lugar privilegiado en el panorama poético nacional. Es una mujer de asombrosa lucidez y mirada certera. Es constante y una lectora tenaz. La poesía forma parte de su geografía emocional e intelectual.
Ella no lee poemas se convierte en poesía fundiendo su rebelde e indomable espíritu.
Nos reconocemos en la perfección de sus letras.
 
La creadora se arriesga a desempolvar algunos aspectos de su pasado, y a redimensionar el recuerdo.
El presente es otra dimensión del pasado, y mediante el cual construye los peldaños de su existencia. La escritura como asidero, a través de ella nos muestra la columna vertebral de la palabra, la poesía y el pensamiento poético.
Con vitalidad y expresividad logra trasladar muy acertadamente a la poesía la complejidad de los sentimientos.
 
Los escritores: Rafael Cerrejón, Mari paz Cerrejón y Pilar Redondo en la Biblioteca Viva de Al-ándalus, en la presentación del libro de Mari Paz: Vanidades y sueños.
 
Algunos de sus libros:
* Claridades y Brumas. (2014).
* Metálico espejismo. (2015).
* El arma más valiosa. (2016).
* Doce poemas para doce cuadros del Museo del Prado. (2019).
* El árbol de los versos. (Poemario infantil, bilingüe, español-inglés). (2020).
 
Algunos de sus múltiples reconocimientos:
 
- Premio Mujerarte (Lucena), en tres ocasiones.
- Primer Premio de Poesía del IV Certamen Creadores por la Libertad y la Paz.
- Premio Isabel Aguera. (Villa del Río). (2018).
- Premio Juegos Florales de Bujalance. (2018).
 
Textos catárticos, al límite de su propio deseo, desgarro, dolor.
En algunas partes el tono es confesional, permean las cicatrices que redirigen la lluvia amordazada, que reconquista el espacio que antes fue suyo. 
 
Agradecer a doña María Jesús Viguera que nos ceda ese marco incomparable que es la biblioteca. A Mari Paz con confiar en mi humilde persona para que presente otro de sus libros. Al selecto público que fielmente nos acompaña: Rafael Cerrejón, Ana Córdoba, Mari Loli, Conchi Fernández, Rocío Sual, etc. 
 
" Son tus labios los límites del mundo,/ la frontera de luz donde me pierdo,/ donde tiento al destino cada noche,/ donde vuelvo a encontrarme con el cielo./ Son la copa en que bebo y me derramo,/ donde fundo mis besos con los tuyos./ Son tus labios posada que me alojan/ y divino océano en que sucumbo.". (Poema titulado: Tus labios).