Ante el complaciente derrotismo al que aspira España por el intervencionismo estatal que representa el socialcomunismo de Sánchez, se hacen necesaria obras como la de Salvador Ruso Pacheco para espolear las inteligencias dormidas y alentar una resistencia social que ha de originarse en la convicción moral y la unificación de un criterio político de eficaz resistencia, sin concesiones a los enemigos de España. Esta narrativa demuestra la intencionalidad criminal de una alianza de depredadores políticos que usan técnicas de control social como trampas para instaurar un régimen totalitario de corte chavista. Si existía la sospecha, una puntual novela, escrita por un experto de la Historia del Pensamiento Político, demuestra, ratifica, asevera inequívocamente la existencia de un plan premeditado para someternos al comunismo. 

 
Qué mejor modo de saber cómo bregar con las artificiosas tormentas provocadas por el sanchismo, que la sabiduría de la experiencia condensada en un libro que, por su maestra singularidad, es un referente sobre cómo vencer la toxicidad del neocomunismo que se pretende imponer en nuestro país, víctima de una ofensiva radical e intrusiva con especial y acelerado oportunismo radicado en la pandemia. 
 
Sapiencia de un versado experto del pensamiento político plantado ante la osadía de una juventud, como la que hoy incendia las calles, víctima del proceso gramsciano consistente en la manipulación como modo para tomar el poder-en tanto en cuanto pacífico mientras el engaño dure, violento al exteriorizar la intención-con los mismos preceptos de la democracia para imponer el socialismo totalitario. Antes por las armas, hoy con la desvirtuación por fraude electoral, entre otras trampas. Distintas formas para conseguir el mismo fondo de una dictadura partitocrática. Así, El asesor es una puntual advertencia que puede servir como guía para clarificar las circunstancias presentes y disponer de un plan defensivo frente a la proyección radical de un gobierno cuya patente degeneración, ha dejado al descubierto un plan de ruina y desintegración para implantar el bolivarismo, socialismo del siglo XXI triturando los beneficios de la Transición. 
 
El asesor se sale de los supuestos de la ficción novelesca para saltar a la realidad de la conciencia liberal e instruir a sus protagonistas políticos, quienes están llamados a asumir la realidad histórica de una España sometida a una ingeniería social, escapada de la universidad Complutense y practicada por un grupúsculo de vividores y ventajistas que antes arruinaron Venezuela y han convertido en trágico capricho la disolución identitaria, así como la destrucción de nuestro gran país. 
 
Consciente del sentido imperativo de la urgencia, esta obra que bien podría denominarse ensayo novelado, devela, con la consciencia holística de un mal al que se combate con la verdad, de manera sucinta e inteligible para cualquier profano de la materia, con derecho a voto, las técnicas de manipulación social y estafa política que conlleva usar las formulaciones de lacras históricas como Lenin, Stalin, Gramsci o Domenach, entre tantos teóricos de la izquierda, desarmando la coartada de la casualidad circunstancial, para identificarla con la causalidad: la voluntariedad del caos social, institucional y económico. Teoría marxista, leninista, gramsciana, especialmente, del contagio lento de la tóxica infiltración en la sociedad. Manipulación extemporánea pero rediviva, de las técnicas de engaño colectivo y utilización de las masas con el fin de conseguir beneficios personalistas y gregarios. 
 
El autor condensa el pensamiento político para explicar, con cariz ensayístico, una suerte de erótica del poder que implica la manipulación social y, como si de mundos paralelos se tratara, la trama novelística inspira un intimismo natural con la erótica de las ideas en que un profesor de universidad en excedencia se complementa como liberal con el ideal antagonista, Ana Laura, de una alumna de izquierdas. Real el contraste del instinto de los gustos y el magnetismo de los ideales contrapuestos. Experiencia y juventud emparejados por la dialéctica del pensamiento político a flor de piel. 
 
En esta relación entre el profesor y una alumna, se significa la atracción de lo ignorante, por inexperiencia, hacia el desastre del socialismo y el comunismo pese a sus demostrables fracasos. La juventud sin experiencia tiende a la rebeldía radical como si se tratase de una obligación moral impelida en la vehemencia por combatir la injusticia. Pero toda esa pasión justiciera se basa en la pobre información que se reitera a modo de eslogan, la adoración a un líder y el desinterés por contrastar las ideas que se inculcan en una estrategia psicológica de manipulación donde el socialcomunismo encuentra ciegos seguidores de un ideal engañoso. 
Solo con la experiencia y los años la víctima despierta, por sus propias vivencias del sueño inducido por la ignorancia y la juventud. De ahí que se resalte el dicho de que "no se posee corazón si no se es de izquierdas cuando se tienen veinte años, ni cabeza si se es de izquierdas pasados los cuarenta". Premisa axiomática que indica el carácter de quien fabula con los inexistentes beneficios de la siniestra a no ser que sean particulares con un posicionamiento del partido totalitario de turno en el organigrama de los méritos revolucionarios. 
 
Reconocer la estrategia de artificiosa intención social, la maldad del engaño planificado del socialcomunismo, imbrica saber que son regímenes en contra de la propia naturaleza humana; de ahí la dificultad de sostenerse sin métodos de represión que acaban vencidos por la resistencia popular. Justo la inspiración que impulsa este libro que es una previsión frente a las continuadas farsas democráticas que, usando técnicas de estafa política, han puesto contra las cuerdas cuarenta años de libertades que El asesor propone preservar frente al embate frentepopulista. 
 
La excelencia de la política existe cuando se comprende su razón constructiva frente a la demagogia. Quien lo sabe siente la necesidad de comunicar lo correcto y despertar conciencias. Es el impulso de Rafael, un profesor universitario en excedencia que conoce la erótica del poder y comprobará la erótica de las ideas sumergido en la lid política, asesorando a un futuro presidente de España, y experimentando la pasión de una relación motivada por una joven de izquierdas. Con el deseo y la vehemencia de los instintos llegará, inevitablemente, la traición. 
 
En esta singular aventura de nuestro arriesgado presente, la razón y las emociones se conjuntan en una alegoría novelesca que, sorpresivamente, entraña una guía práctica de cómo salvaguardar a millones de ciudadanos, damnificados del socialcomunismo. Y hay un componente del espíritu en estos innegables tiempos de cariz apocalíptico con el autor aludiendo a las señales de los tiempos, una auténtica batalla del Bien contra el Mal, librándose también en territorio nacional, no obstante el comunismo y sus aliados pasan por ser autenticas huestes de Satanás. Con esta consideración, el consejo de El asistente es una guía espiritual de la política en estos extraños tiempos del tercer milenio. 
 
La ópera prima de Salvador Ruso Pacheco es un compendio de sabiduría que satisfará y entusiasmará por su reveladora síntesis a cualquier ciudadano advertido del engaño criminal socialcomunista, y es altamente recomendable para cualquier aspirante a liberar y gobernar España.