Hoy día puro, me asomé a la muerte./ La vida dormitaba/ y el cielo estaba absorto, ensimismado/ en tus pupilas, alma./ -¡Llega la sombra, llega!- me decían./ Y la sombra pesada/ pasó con su balumba atronadora/ como un turbión, como una cosa mala./ Pasó (tal vez de lejos se veía)./ La vida dormitaba,/ y alma y cielo, los dos, estaban, solos/ a flor de tierra,/ a flor de aire/ a flor de agua. (Poema: Eternidad).
 
Considerado un creador prodigioso, aunque no siempre se le reconoció como se merecía. fue un muy buen lector, lo hacía a conciencia, se integraba en el texto.
Prendida de las huellas dactilares de su alma está la palabra insaciable.
La poesía y él renacían juntos, sin desposeerse de su naturaleza se encarnan en nuestra persona.
El día 22 de octubre se conmemora el 123 aniversario de su nacimiento, hablo de Dámaso Alonso y Fernández de las Redondas.   
 
Dentro de la lírica española del siglo XX es un pilar importante, por su papel histórico y su valor consustancial.
Integrante de la Generación del 27.
El núcleo irradiante de su obra es el hombre y su lugar en el mundo, el hombre que sufre, que ama, que piensa, que se desengaña, que vive...
 
El denominador común de su obra es la base emocional. A través de sus poemas delimita un itinerario espiritual.
En cada libro queda marcada contundentemente una etapa concreta. Algunos de ellos:
 
* Poemas puros
* Oscura noticia.
* Hijos de la Ira.
* Hombre y Dios.
* Gozos de la vista.
 
" Mira que huyes del tiempo, cuando huyes./ Pediste plenitud: la muerte pides./ No el tiempo, sí mi tiempo condensabas./ Ay, ciego corazón, tú te destruyes/ al medir; tú destruyes lo que mides./ Veloz, antes me acabas y te acabas. (Poema: Mañana lenta).
 
Como otros muchos creadores tuvo la etapa en la que asumía que vivir era aceptar irremediablemente que el tiempo se consumía, y por lo tanto también una desenfrenada carrera hacia la autodestrucción y como destino final la muerte...
 
Tiende un camino  imaginario que estalla en llamas, que estimula, despliegue de vida, mapa de emociones que parte de la necesidad de hablar de la vida por medio del lenguaje. Es un espejo propio que propicia el encuentro...
 
Su finalidad como escritor fue casi siempre acortar distancias entre sus lectores y él mismo.   
Mediante su línea literaria se reafirma por medio de la vía del destierro, del sufrimiento, del aislamiento.
También trabaja en la experimentación estética.
 
Uno de sus libros más relevantes es: "Hijos de la ira".  
Esta considerado como poesía existencial, realista, religiosa...
Casi siempre fue difícil la comunicación de Dámaso con la sociedad en la que habitaba, y que él se empeñaba en encontrar con sinceridad y vehemencia.
Es un realismo expresionista. El poeta exterioriza, pone de manifiesto sus problemas habituales.
Dámaso Alonso sigue la mística del XVI, Dios como eje vertebrador de todo. 
 
Algunos poemas notables de este libro son:
- Insomnio.
Hacia 1940 se estipula la fecha en que se escribió. Su construcción es en verso libre, la forma es en obsesivas repeticiones paralelísticas, con ritmo encadenado.
 
- Monstruos.
"Oh Dios,/ no me atormentes más./ Dime que significan/ estos espantos que me rodean./ Cercado estoy de monstruos/ que mudamente me preguntan,/ lo mismo que yo en vano perturbo/ el silencio de tu invariable noche/ con mis desgarradora interrogación./ (...).
 
En él, el escritor le pide a Dios una explicación de todo lo atormentado.
 
Fue filólogo y escritor. En el Centro de Estudios Históricos dirigido por Menéndez Pidal es donde se forma, parece premonitorio, en Madrid, en la Real Academia Española ocupa la plaza que anteriormente había pertenecido a Menéndez Pidal.  
 
Algunas condecoraciones:
* Premio Nacional de Literatura. (1927), España.
* Premio Fastenrath. (1943), España. 
* Doctor honoris causa (Universidad de Roma). 1961.
* Doctor honoris causa (Universidad de Oxford). 1962.
* Premio de Ensayo. (1969), España. 
* Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio (1977).
* Premio Miguel de Cervantes (1978).
* Premio Nacional de Poesía.
 
Era miembro de diferentes academias:
* Real Academia Española.
* Real Academia Gallega.
* Real Academia de la Historia.
* Academia Mexicana de la Lengua.
* Accademia della Crusca.
* Academia de Ciencias de Baviera.
 
Fue Director de la Real Academia Española.
Abandonó la vida el día 25 de enero de 1990.
 
"Tú le diste esa ardiente simetría/ de los labios, con brasa de tu hondura,/ y en dos enormes cauces de negrura,/ simas de infinitud, luz de tu día;/ esos bultos de nieve, que bullía/ al soliviar del lino la tersura,/ y, prodigios de exacta arquitectura,/ dos columnas que cantan tu armonía./ Ay, tú, señor le diste esa ladera/ que en un álabe dulce se derrama,/ miel secreta en el humo entredorado./ ¿A qué tu poderosa mano espera?/ Mortal belleza eternidad reclama./ ¡Dale la eternidad que le has negado! (Poema: Oración por la belleza de una muchacha), Dámaso Alonso.
 
Firma: Pilar Redondo.