Rotundo, irónico, entretenido se mostró el profesor Francisco Torres en La Coruña, demostrando su gran conocimiento sobre el quién es quién en la historiografía en la presentación de su interesante y recomendable libro  “RAZA, la novela que escribió Francisco Franco”, lujosamente lanzada por SND editores.

Álvaro Romero, director de SND editores, se congratuló de poder saldar la deuda con Galicia porque la pandemia obligó a aplazar las presentaciones previstas. Carlos Fernández Barallobre ejerció de presentador del acto y del autor en el Sporting Club Casino.

El profesor Torres, sorprendió al decir que los grandes franquistas de la España actual, en la política y en la historia, son los nominalmente antifranquistas que han levantado una mitología antifranquista convertida en auténtica hagiografía. Agradeció la invitación, lamentando que esta no la hubiera realizado la Consellería de Cultura de la Xunta al incluir su ensayo la edición histórica de la obra de un gallego importante, Francisco Franco.

Volvió a la ironía al invitar a los presentes a fabular sobre lo que sucedería si una novela como RAZA la hubiera escrito hoy Pedro Sánchez, lo que dirían los medios. En el juego de la ironía estimó que lo sucedido con RAZA, la novela o las películas, viene a demostrar lo birrioso que era Franco como megalómano dictador: “Mira que no llegar a publicar la novela en vida con su nombre, no obligar a todos los niños de España a leerla, no hacer que TVE la pusiera la película todos los años exaltándola, mira que no pagar la película con los fondos del Estado, y mira que no hacer que le dieran un premio literario y que durante 40 años todos los literatos cantaran su gloria. Me imagino a Ferreras diciendo: y ahora conectamos en directo con el estreno”.

Advirtió que no iba a contar su libro. Su obra es un análisis, un deslumbrante ensayo histórico, sobre el producto cultural RAZA: “el libro se convierte en una auténtica biografía ideológica de Franco. En RAZA dejó plasmada su cosmovisión. Lo que yo he hecho en 400 páginas es explicarla. Ello me lleva a enfrentarme a la vulgata antifranquista”. Ciertamente, el profesor Torres es demoledor con los ejemplos que va desgranando, alguno de los cuales nos lleva a esbozar la sonrisa cuando pasa con el dislate de Paul Preston a Risto Mejide.

“El libro -explicó- no es uno son dos por el mismo precio. Por un lado, está mi ensayo sobre el contenido y de la novela y las películas, en algo más de 400 páginas. Por otro, la edición histórica de la novela tal y como Franco la concibió en 1942 para su publicación (una edición con doble color, grabados y estructura de partes y capítulos), con sus 200 páginas. Era necesario para que el lector comprendiera mi trabajo de biografía ideológica que pudiera leer después la novela que, además está presentada con notas. Sin esas notas un lector de hoy se encontraría perdido a la hora de enlazar lo que Franco novela con la realidad histórica, porque no hay que olvidar que Raza es una novela histórica”.

Aparece así esta voluminosa e imprescindible obra, más de 600 páginas, con ilustraciones y un  cuadernillo fotográfico que permite entender el análisis cinematográfico, de historiador del cine, que el profesor Torres hace en el libro.

Al terminar el acto le pudimos preguntar, brevemente, porque esperaba la firma, sobre qué temas eran los que él desarrollaba en esta biografía ideológica sobre Franco:  “Raza, novela y película, que tienen sus diferencias, que explico en el libro, contienen la cosmovisión de Franco, su westalchaung, que nada tiene que ver con la de Hitler, de ahí los problemas para su exhibición en Alemania que yo explico en profundidad. Son muchos los temas que se explican: la oposición materialismo/espiritualismo, que es el gran marco de referencia; la Hispanidad y el concepto no racial de Raza; el valor de la hidalguía; la profesión militar y el concepto del Deber… Son el sustento ideológico de Franco”. Con su habitual rapidez apostilla: “pero Raza es una novela histórica sin ficción en los hechos por ello analizamos sus contenidos: la derrota del 98; el concepto de integración y sintesís que Franco tiene sobre el concepto de España y el devenir de los españoles; la guerra civil y por qué razones lucharon; la persecución religiosa, el sacrificio de los agentes de su quinta columna en Barcelona”.

En su charla, brevemente, explicó la importancia de la película de 1942, lo que le lleva en el libro a debatir con los historiadores antifranquistas del cine: “RAZA fue la primera gran superproducción española. Fue decisión suya hacerla para actuar como acicate en la industria española. Es un hito en la historia de la creación de una industria nacional”. No conocíamos esta faceta del profesor Torres como historiador cinematográfico y leer esta parte de su ensayo es sorprendente.

Nos sumamos a su reflexión sobre la importancia de obras como esta que lucha contra el cerco de silencio, sobre la necesidad de difundirla. Y para ello nada mejor que incluirla en nuestros regalos de Navidad para nosotros y para otros.