Estimados lectores,  después de un tiempo  sin escribir, me place  saludaros con  el cariño de siempre, deseando que os encontréis bien. Hoy, os traigo esta entrevista con una joven promesa de la poesía  como lo es  la cordobesa Anais Vega.  Espero que la disfrutéis tanto como yo, estoy segura que no os dejará indiferente.

Abrazos poéticos.

 

 -Hija de madre  poeta  y abuelos  poetas y escritores.

 -Premio de Poesía Joaquín Beníto de Lucas con su libro  “Azules y otras sombras” 2021.

-Anais es la tercera generación de escritores

Vega.

 

MP: ¿Quién es Anais  vega?

AV: A nivel personal no se quién soy todavía. Es verdad que luego lo que la gente dice de mí, es que soy muy apasionada  y es verdad que me han pasado momentos duros   entonces  pues  Anais es  una mezcla de las cosas que me han pasado y creo que en el fondo lo mejor que puedo decir  de mí, es que la gente me quiere y yo quiero a la gente.

 

MP: Creciste en  una familia de escritores. Tus abuelos, tu madre, ¿cómo descubriste tú  esta pasión? y ¿cuándo y cómo empiezas a escribir?

AV: Empezar a escribir  pues  mira, fue como que los niños  andan porque  ven a sus padres  andar y leen porque ven a sus padres leer; yo veía a mis abuelos y a mi madre escribir y pues yo hice lo mismo. Antes de saber escribir  hice una poesía en rima, dice mi madre que fue algo natural. Desde pequeña  es verdad que empecé con la poesía, aunque escribí cuentos también.

 

“Hay  buena poesía y mala poesía;

hay que aprender a separar el grano de la paja”

 

MP: ¿Con qué  género te quedas? ¿qué te ofrece la narrativa frente a la poesía?

AV: Pues no podría elegir. Una parte de mí ama  la poesía y  otra la narrativa y esta te da la   libertad de explayarte  y  gritar  cuando   escuchas  o ves  algo que te hierve  la sangre  por dentro y  pensar ¿qué haría yo en ese lugar? y darle  vida  de otra  manera, por eso escribo también desde la perceptiva de género, porque son los que más escucho que me duele y lo puedo expresar  ahí. Creo que  esa es la libertad que me da la narrativa.

Por una parte  adoro la poesía y por otra parte, con tantas historias que hay que contar, pues  la narrativa.

 

MP: Has  ganado varios premios  sobre  narrativa corta con escritos  especialmente relacionados con el tema de la violencia de género. ¿Desde cuándo escribes tú para la mujer  en apoyo a esta lacra  social?
AV: No recuerdo exactamente  desde cuándo, pero sí he vivido casos  de cerca,  por suerte no en mi familia, pero sí que lo he vivido en entorno cercano de violencia de género y sobre todo, he vivido casos que son más invisibles, que no llegan a ser violencia, pero sí  de invisibilización  de las mujeres  en un entorno familiar. Por ejemplo, las familias   estando juntas  y las mujeres en el sitio que les corresponde. Ese patriarcado que no sale en las noticias pero vive  en tu día  a día,  esa cotidianidad  que niegan los políticos. Eso que se quiere  esconder bajo la alfombra,  es lo que yo quiero  sacar en mis escritos.

 

“Eso que se quiere  esconder bajo la alfombra 

es lo que yo quiero  sacar en mis escritos”.

 

MP: ¿Cómo calificarías la poesía que produces? Explícanos ¿cuáles son los elementos que componen tu poesía que la hacen tan única y especial?

AV: A ver, esa pregunta  no te la sabré contestar. No me considero una buena poeta y no es una falsa modestia. Sé que no hago mala poesía, pero luego  le saco tantos  defectos a mi poesía  y me enfado mucho conmigo misma y claro, yo intento reflejar mi poesía   con elementos que  componen la vida mía y la de los que me rodean por ejemplo,  a alguien puede resultarle  poco lírico o poco poético poner en una poesía  WhatsApp, yo que sé, Instagram o fotografía, yo no lo veo así porque la poesía del siglo pasado se adecuaba   a lo que vivíamos   y en este momento lo que estamos viviendo es mas sucio, es mas real, y lo tenemos que expresar como podemos.  Yo  le he escrito una poesía al Covid porque en estos momentos es lo que estamos viviendo. A lo mejor dentro de tres años me dirán que por qué  el Covid etc, pues porque es lo que estamos viviendo ahora.

 

MP: Acabas de ganar  el Premio de Poesía Joaquín Benito de Lucas con tu libro  “Azules y otras sombras”. ¿Cómo decides presentarte a este concurso? porque tengo entendido que  tomaste la decisión casi que in extremis ¿cómo fue este proceso?

AV: Yo no tenía ningún libro de poesía. Yo tenía  muchísima poesía desperdigada en ordenadores  y cuadernos etc  y mi madre me dijo  que por qué no hacía  un libro  “yo que tú  lo mandaría a este premio, porque este premio es para menores de 35  años” me dijo. Ya ves tú con la de premios que hay.  Total, que me animé y  mandé  el mismo día que  cumplía  el plazo. Recuerdo que lo mandé  de forma telemática  pero con ninguna esperanza porque  no tenía  un proceso consciente de “voy hacer  un libro” y ahora voy a probar  suerte, no. Fue como una vorágine, lo mandé y me olvidé, pero extrañamente el día que lo fallaban era  un día  19 y ese día tenía un extraño palpito, porque ese número me gusta mucho, desde siempre tengo fijación con el número 19 porque es muy importante  y especial para mí y para mi familia. Y ese día estaba yo en un recital de la mujer. Estaba de los nervios con el móvil en la mano y cuando recibí una llamada de un número extraño, me puse a llorar  porque sabía que era eso,  de alguna manera, yo ya lo sabía.

MP: Azules  y otras  sombras ¿por qué este  título?

AV: Pues  mira, el título es un pequeño homenaje que yo le quería hacer a mi poeta favorito que es Angel González y uno de sus libros  que me gusta muchísimo se llama “Otoño y otras luces” entonces  juego un poco con ese título.

Mi poema  yo lo recuerdo mucho de azul  y luego las sombras  pues porque  en mi poesía  he hecho sombras nunca  luz, no como en narrativa, por eso es  “Azules y otras sombras”.

 

MP: ¿Qué ventajas  y/o desventajas  crees que nos ofrece ahora mismo las  RRSS   a los poetas emergentes?

AV: Esta es mi opinión, vale?. Yo no considero que las RRSS confieran una ventaja clara a la poesía, al revés. Yo considero que hay muchísima gente por supuesto, que le gusta escribir, pero  hay gente que escribe  bien,  gente que escribe normal y gente que escribe mal. Y cuando tu pones hashtag poesía,  te va a salir  todo eso, entonces  te vas a perder muchas cosas realmente, te vas a perder mucha buena poesía en el mar  de la mala poesía, entonces  no  veo que las RRSS supongan una ventaja más allá  de poder leer  más poesía. Hay que quitar  mucha paja.

 

MP: ¿Qué consejo  le darías  tú a esos poetas emergentes que quizás ven un hueco  en las RRSS si realmente se quieren dedicar a escribir, a publicar  y hacerlo bien?

AV: Yo le daría dos consejos principales. El primero  es que no se dejen influir por los  “me gusta”  a la hora de escribir, porque va a haber  muchísima gente que no va a valorar  una buena poesía y va a valorar una frase de auto ayuda, por ejemplo. Que se dejen influir  por  buenos poetas,  que beban de fuente  que  sepan que son buenas y lo segundo, que sean constantes, porque es muy fácil desmoralizarse al ver cómo tus poemas, lo que consideras que son buenos poemas se pierden. La gente sigue a personas que tu crees que no son tan buenas, que no se desmoralicen y sigan para adelante.

Y que sea en RRSS  o donde sea, que  lean mucha poesía y que se atrevan a escribir para romper, que se rompan por dentro, ya luego que seleccionen los trocitos que le gustan,  pero que los cojan todos.

 

MP: ¿Cuáles son tus poetas favoritos  escapando  de los clásicos y de la generación del 27?  Dime tres  que te hayan marcado y ¿por qué?

AV: Jose Emilio Pacheco me llena una parte de mí que ni sabía que tenía. Me ha encantado lo que he leído de él. También hay un hombre  de aquí de Andalucía, de Jaén concretamente, se llama Manuel Lombardo, es un hombre  que no ha querido tener mucha notoriedad pero tiene muchísima obra publicada y tiene unos poemas  honestos. Si yo tuviera que definir  su poesía,  diría que es honesta. A ver,  la  honestidad  duele y ese  hombre para mí es una persona muy integra  y me gusta mucho. Y el tercer poeta, una mujer,  Idea Vilariño, que hace poco  publicaron su obra completa y me la regalaron por mi cumpleaños y he caído rendida a sus pies. Quizás no tiene el estilo mas a fin conmigo, pero me ha encantado.

 

 MP: ¿ En qué momento escribes? ¿Cómo está ambientado tu sitio de trabajo?

AV: Tengo  ambientado mi sitio de trabajo perfecto y nunca escribo ahí, sino que voy escribiendo en el móvil, en el coche, cuando tengo que comprar en el Mercadona que abro la lista  y se me abre la otra nota  de poesía y digo, vaya que se me ha ocurrido esto.  Soy muy caótica escribiendo.  Luego es verdad que escribo mucho por obligación, o sea, me siento a escribir, porque sino, no me pongo y ahí es que me salen las cosas más bonitas

 

MP: ¿Qué mensaje le darías en tema de género a la juventud en general?

AV: Yo le diría a la juventud  que no se dejen influir  por lo que ven en la televisión porque es verdad que las relaciones y los estándares,  tanto las relaciones  de pareja, de amistad  tanto como los estándares de belleza que hay en la televisión y en los medios en general son absolutamente mentira y absolutamente irreales. Y sobre todo, las relaciones son muy abusivas y que intentan perpetuar una toxicidad  que no tenemos por qué aguantar.  Ahora mismo ya somos independientes y no tenemos ninguna necesidad de aguantar ni celos, ni machismo, ni nada. Aprender a quereros y luego que os quieran los demás.

Quiero  dar las gracias  especiales a  Anais  por concederme estos minutos tan agradables, ha sido un placer. Y os  invito a seguirla  es sus RRSS porque seguro que os va a encantar buscarla por @anaislvega

 

Sobre  Anais,

Anais L. Vega

Córdoba, noviembre de 1991.

Técnico superior en Administración y Finanzas, actualmente trabaja como promotora de cultura infantil y juvenil. Copreside la Asociación Cultural La Talega Roja, cuya misión es derribar barreras entre niños, jóvenes y adultos en diferentes áreas culturales como la poesía, el teatro y la lectura, además de reforzar la expresión cultural como arma para combatir las desigualdades e injusticias sociales, especialmente en materia de género.

Ha sido galardonada con tres premios nacionales de narrativa breve: Primer premio en XX Certamen Mujer y Literatura (Vícar); Primer premio en XVI Concurso de cuentos cortos por la igualdad (Bormujos) y primer premio en el XXVIII Concurso literario Alto Guadalquivir sobre vivencias en torno a los problemas mentales (Montoro).

En el ámbito de la poesía cuenta con la participación en numerosos recitales poéticos en Córdoba y provincia, incluidos Cosmopoética 2018, el Ciclo poético “Versos en Al-Ándalus” de la Biblioteca Viva de Al-Ándalus, Poesía en las calles, Poesía en los Patios, Noches de gatos, los Encuentros de poetas por la Paz “Cristóbal Vega Álvarez” anualmente desde 2017 y en las redes en el proyecto Poesía 90.  Sus poemas han sido incluidos en el proyecto “Poesía viva, de escritores vivos, en voz viva”, creado por André Michell.

 

Con su primer poemario, Azules y otras sombras, resulta ganadora del XXVII Premio de poesía Joaquín Benito de Lucas (2021).

También en 2021 es galardonada con el 2º premio en castellano en el VII Concurso de haikus de la librería Haiku.

Participa en la antología Otra vez vuelvo a verte de Cosmopoética 2021.

Ha participado en varias actividades poéticas incluidos talleres con el poeta y crítico literario Javier Fernández y los poetas Gonzalo Escarpa y José Daniel García.