Feliz esposa y madre de dos hijos que protagonizan y modelan su vida, María Jesús de Marcos Ubero es enfermera desde 1992. Esta profesión le ha permitido orientar su vocación de servicio, desarrollándose en diversos centros sanitarios. Gracias al título de experta en Urgencias y Emergencias Extrahospitalarias, trabaja en SUMMA 112 (Servicio de Urgencias Médicas de Madrid) desde 1994.

Además, sus dotes de comunicación la han impulsado a desempeñarse como docente (desde 1998) en áreas tan importantes como reanimación cardiopulmonar, electrocardiografía, politraumatismos y violencia de género.

Hasta la aparición de Sonrevivir, sus publicaciones se habían relacionado directamente con su desempeño profesional, entre ellas el capítulo «Patología neurológica pre hospitalaria» en el libro Manual de Enfermería en Emergencia Prehospitalaria y Rescate (Editorial ARAN. ediciones S.L. 2021); sin embargo, aprovechó su facilidad para la escritura y ganas de aportar a los demás para comunicar el pensamiento positivo que ha desarrollado y que aglomera y
explica en su obra Sonrevivir.

¿Qué significa sonrevivir?

Sonrevivir es vivir en positivo, es vivir con una sonrisa, a pesar de las adversidades.

Es normal sentirse triste, sentir miedo, dolor, frustración ante determinados hechos, pero siempre aunque no se sepa, en nuestra mano está el poder decidir cómo afrontar esas situaciones, para salir de ellas y no perpetuarlas.

Por mi trabajo de enfermera en una Uvi Móvil durante más de 27 años, en el cuidado de personas en situaciones muy dramáticas en ocasiones, por mis experiencias personales y familiares, por los estudios realizados en violencia de género, en maltrato infantil, en maltrato psicológico… he podido comprobar que la vida no debe merecer “la pena vivirla”, sino que debe “merecer la alegría”.

Muchas personas viven situaciones terribles desde muy temprana edad y en ocasiones en el seno familiar; sin embargo quedarse anclados a esas situaciones no va hacer que desaparezcan, el pasado por muy duro que sea, es pasado; el ser humano es resilente por naturaleza, es muy adaptable y con las herramientas adecuadas pueden transformar su mala experiencia en aprendizaje, pueden tomar el control de su vida y de forma consciente escribir una nueva historia personal, con esfuerzo e incluso con ayuda de otras personas expertas en psicología, para volver a sonreir en el presente y tener un mejor futuro y pasado a partir de la decisión de ser el dueño de tu vida.

¿Por qué un libro titulado así y a quien va destinado?

El libro se titula así, porque cada vez que decía a alguien esa palabra, todos, sin excepción, decían: “que palabra más bonita”, que bonito lo que transmite, incluso en situaciones agudas de duelo, sonreían al escucharla, había mucha ternura en su mirada y agradecimiento, por eso pensé que podía ayudar, porque veían esperanza en poder Sonrevivir “más adelante” e incluso en pequeños momentos, durante el proceso, sólo tenían que “darse permiso”.

El libro va dirigido a todas las personas que desde la adolescencia, sientan que tienen ideas diferentes, a sus círculos de relación (familia, amigos, compañeros de clase, …) a todas las personas adultas que sientan la necesidad de cuestionar determinadas costumbres, creencias, hábitos, rituales…, personas que quieren entender lo que les pasa, lo que su mente les cuenta, personas que se sienten etiquetadas, que quieren hacer las cosas de otra forma y no saben cómo.

En el libro encontrarán estrategias para cuestionar y cuestionarse, para entender cómo funciona nuestra mente, como nos condiciona, como nos limita y aprenderán a cambiar esa tendencia dañina, educando su mente, poniéndola a su servicio, manejando sus pensamientos repetitivos, adquiriendo nuevos y mejores hábitos, sobre todo más saludables físicos y mentales, mejorarán las relaciones personales, entenderán a la pareja, a los hijos, a sus padres…

Realizarán cambios en su vida, y crecerán.

Este libro es sólo un comienzo, un adelante, un: tu puedes, un: ser diferente y pensar distinto no es malo, un: confían en ti….

Háblenos de los puntos esenciales del método sonrevivir.

Cada letra de Sonrevivir tiene un significado.

SONREVIVIR es un método que he creado para ayudarte en tu transformación, si así lo deseas, desde el interior, para mirar de otra forma, para cambiar lo que no te gusta de ti:

Superando los obstáculos, para

Observarte y conocerte mejor revisando tus creencias, pensar en positivo y

No hacerlo en negativo como en ocasiones nos han educado, para

Relacionarte con quien quieras y llenarte de

Energía positiva,

Viviendo de forma consciente,

Ilusionándote cada nuevo día porque es una nueva oportunidad que afrontamos con

Valentía y Valores para vivir a tu manera, con

Ingenio, con foco, con Intención; y

Reinventándote cada poco tiempo si eso te ayuda a crecer y sentirte mejor.

 

¿Es eficaz este método?

 

Hasta ahora las personas que lo han leído, me han comentado que ojalá hubiesen sabido muchas de las estrategias que cuento en el libro porque hubiesen tenido mejores relaciones en primer lugar con ellos mismos, y en segundo lugar, unos con sus padres, otros con sus hijos, otros con ambos… reconocen lo que tienen que mejorar y cambiar y han afirmado que al llevarlo a cabo su vida ha mejorado considerablemente, pero lo mejor es que se sienten más seguros, más confiados, más positivos porque han aprendido a aceptar como les muestro en múltiples ejemplos, el cambio que produce en las personas cuando cambian lucha por aceptación.

Este proceso de cambio es el inicio, para quien quiera profundizar y hacerlo acompañado, podrá hacerlo conmigo a través de charlas, seminarios y cursos que tengo planificados para ayudar en dicha transformación, porque el mayor beneficiado, en primer lugar es el lector si toma acción y en segundo lugar todas sus relaciones personales; porque cuando nosotros cambiamos todo cambia.

En los talleres, se harán ejercicios sobre creencias que nos inculcan desde que nacemos (sobre nosotros, sobre otras personas, sobre la sociedad, los rituales, las costumbres, nuestra forma de pensar y actuar…, sobre las etiquetas, los juicios, los halagos y consejos…

El resultado es una bonita transformación, si se lleva a cabo.

No hay libro, ni manual, ni método ni profesor que consiga que cambies algo si no tomas acción, leer solo te da información, tomar acción es lo que produce el cambio; leyendo muchos manuales de natación no hará que aprendes a nadar.

¿Por qué un día sin sonrisa es un día sin luz?

Solamente tenemos que pensar en alguien cuando te saluda con una amplia sonrisa a cuando te saluda con un hola serio, seco y sin casi fuerza, la energía que se mueve en ese saludo, no tiene nada que ver a cuando el saludo se acompaña de una gran sonrisa, el frío es menos frío, mojarse por la lluvia importa menos, en ti también aflora la sonrisa y el día o el momento parece más luminoso.

Imagínenselo, cierren los ojos y piensen en que salen de casa, se cruzan con alguien (el o la barrendero, con quien conduce el transporte público, alguien de su vecindad…) y al cruzarse les saluda con una magnífica sonrisa, es algo muy agradable, uno camina de otra forma, si salimos de casa, tu sonreirás igual con quien te cruces porque te ha gustado y si regresas a casa, regresarás con otro talante, la sonrisa ilumina las caras, incluso a través de las mascarillas se perciben, en los ojos, en el tono de voz, las sonrisas Son Luz, en si mismas, es como si en nuestro cerebro a través de nuestro ojos se encendiesen un montón de lucecitas de bienestar.

¿Qué importancia tiene la sonrisa en su vida y en la vida de los demás?

Para mi es una constante, no hay día que no sonría e incluso que no me ría y eche alguna carcajada, porque las cosas ocurrirán igual pero mi actitud determinará el encontrar antes una solución, la sonrisa me abre puertas y no me refiero a puertas físicas, me refiero a puertas emocionales, cuando solicitas algo con una sonrisa la respuesta siempre o la mayoría de las veces es mejor, cuando entras o sales de un sitio, cuando compras algo o preguntas quien da la vez, cuando agradeces con una sonrisa el servicio prestado, la sonrisa no cuesta nada y es un gran regalo, es muy generoso y beneficioso ofrecer sonrisas.

En la vida de los demás, veo esos cambios cuando reciben mi sonrisa, porque no se puede ser antipático con una sonrisa sincera; eso sí aunque no te la devuelvan, tu ofrécela, el mayor beneficiado siempre es quien la ofrece, el mensaje que recibe tu cerebro es de bienestar, por lo que inmediatamente segregamos sustancias, neurotransmisores, hormonas de la felicidad, que disminuyen el estrés, la tensión.

Sonreir produce efectos beneficiosos en todas las personas, hay estudios que miden la secreción de estas sustancias en el cerebro mediante imágenes en personas que sonríen y en las que no sonríen.

¿Qué diría a esas personas que aunque intenten sonreír no tienen motivo para ello?

Cuando la vida te pone en situaciones muy duras y muy terribles, hay que permitir sentir las emociones de dolor, de rabia, de tristeza, de ira, de miedo, no hay que hacer como si no existiesen y no hay que atenderlas, todo lo contrario, hay que sostenerlas, entender porque las sentimos y aceptarlas; ahora bien, hay un tiempo para esas emociones (cada persona tiene sus tiempos) pero no deben perpetuarse, eso significaría vivir todo el tiempo en ese incidente que ya no forma parte de tu presente, parece imposible salir de determinadas situaciones, pero creedme que se puede, a veces se puede salir solo y otras veces hay que pedir ayuda, pedir ayuda no es cobardía, todo lo contrario es valentía aceptar que no se sabe salir de ese pozo, mostrar la vulnerabilidad ante las personas adecuadas siempre es beneficioso porque es el reconocimiento a no estar bien.

La personas que no pueden sonreír, en este momento, les diría que se diesen tiempo, que se puede salir de esta situación solos o con ayuda, que confíen en sus posibilidades, en sus fortalezas que las tienen, que no se retroalimenten en la tristeza, el dolor, la ira…; no hay que quitar importancia a lo que sienten, ni compararlo con ninguna otra situación de otra persona o tuya, no le des consejos que no te ha pedido, simplemente escúchala y decirles que les comprendemos, que no están solos, decirles cualidades suyas potenciadoras y proponerles hacer cosas que les guste, que antes les hacía felices.

Para finalizar, todos tenemos algún pequeño motivo para sonreir, lo que ocurre que en ocasiones nuestro foco nos impide verlos.

¿Qué puede aportar su libro a las personas que lo lean?

Mi libro está lleno de frases para hacerte pensar, para mirar esas sombras que todos tenemos y que nos da pereza o no queremos ocuparnos, les ayudará a poner luz en esa sombra, adquirirán conocimiento de cómo funciona nuestra mente en automático y cómo podemos cambiar eso, aprenderán a entender a la pareja, a sus hijos, a sus padres, cuestionarán a que quienes creemos que lo saben todo, no siempre es así, les ayudará a que confíen en ellos, a cuestionar y a sonreír a pesar de todo, porque la vida incluso en los momentos muy duros (créanme, se de lo que hablo, mi libro es muy autobiográfico) se puede transitar desde la paz con una sonrisa.

Recuerda Sonrevive, la situación puede no cambiar a mejor e incluso puede empeorar, pero el lugar desde donde tú lo vivas y lo afrontes será un lugar con más paz, con más luz.

Un día sin una sonrisa, es un día sin luz”.

Nota: Sonrevivir, no es sólo un libro, va a ser una Marca de pensamiento positivo con merchandising, si quieres más fotos te las envío.

La autora estará firmando ejemplares en la FERIA DEL LIBRO en Madrid el 18 de Septiembre de 13.30 a 15 horas, en la caseta 202