Carlos Nogales, famoso escritor que para encontrar inspiración se suele sumergir en los submundos de la drogadicción donde reinan “las tres P:perdedor, pobreza y pillaje”, no estápasando por su mejor momento: ni profesional, ni personal.
1983 no es un buen año, pero será el año que viva una situación digna de una de sus mejores novelas negras aunque como escritor de a duro, también realiza encargos con pseudónimos sobre el Lejano Oeste o la Segunda Guerra Mundial.
“Ambos se besaron cerrando los ojos. Un beso húmedo y cálido que les hizo olvidar el mundo. Uno de esos besos que solo se consiguen con la persona a la que amas. Su unión aún tenía sentido sin que ninguno de los dos lo dijera en voz alta”

Si compras el LIBRO AQUÍ EN LA EDITORIAL te regalarán un libro de la misma temática.