Mañana sábado 27 de noviembre a las 12:00h se presenta en Madrid el libro de José Manuel Bou Blanc “El sueño de España” con la presencia del propio autor y del encargado del prólogo, el historiador y presentador de televisión Fernando Paz. El lugar escogido para el acto será un salón en la calle Hilarión Eslava 36 de la capital, cortesía de Ediciones Fides, la editorial donde se encuentra publicado el libro.

José Manuel Bou es licenciado en derecho y escritor, autor de otras obras como “Crisis y estafa” y colaborador habitual de “El Correo de España”. Su libro “El sueño de España” cuenta, además de con el comentado prólogo de Fernando Paz, con el epílogo de Noelia de Trastámara. La obra aborda la historia de España desde una perspectiva patriota respondiendo a la pregunta de porque los españoles arrastramos un complejo de inferioridad tan infundado como detestable. Como expresa el libro en uno de sus fragmentos:

Podemos ver así como los sueños de los españoles, los sueños de sus aventureros, de ver que había más allá del mar; los sueños de sus emperadores, de unidad y grandeza; los sueños de sus sabios, de libertad y justicia; los sueños de sus místicos de salvación del género humano formando una gran familia; en definitiva, como los sueños de España le han dado forma al mundo. Por eso, desde que España ya no sueña, el mundo va a la deriva. Rescatemos para el mundo la hermandad, la dignidad, el honor, las grandes ideas españolas. Rescatemos para el mundo el sueño de España”.

El autor eligió como título El Sueño de España tras barajar varias opciones y finalmente se decidió por este, a pesar del chiste fácil de decir que el sueño acabó en pesadilla, porque cree que, en realidad, la pesadilla fue el mundo moderno que crearon los enemigos de España, cuando los delirios de Lutero, Calvino y Enrique VIII lo poblaron de monstruos, el mundo de los genocidios y los gulags, que ahora agoniza en la posmodernidad.

En cambio, en el Siglo de Oro en las artes y con la Escuela de Salamanca en Teología el Imperio alcanza todo su esplendor y no solo el Imperio español, toda la Civilización europea-occidental-cristiana alcanza su punto de máxima perfección, ese “momento superior en la especie humana” a decir de Hippolyte Taine. En el Siglo de Oro se consigue la excelencia literaria y artística y en la Escuela de Salamanca se construyen los cimientos de la modernidad bien entendida, antes de que el protestantismo lograra introducir las semillas de decadencia que ahora dan sus amargos frutos. En Salamanca, además de la perfección de la teología, se sientan las bases del desarrollo científico, que tuvo en el descubrimiento de América su máximo catalizador, nace la economía como ciencia, el derecho de gentes…etc.