Quizá, el filme más conocido de John Guillermin sea “El coloso en llamas”, pero su obra maestra, a mi juicio, es: Muerte en el Nilo. Este filme, (rodado obviamente en Egipto) es una joya, una suerte de reliquia, que viene a reconocer el porqué se llegó a denominar al cine, como el séptimo arte. Al igual que Velázquez, a golpe de pincel, creó “Las Meninas”, Miguel Ángel, a golpe de cincel, creo “El Moisés” o Cervantes, a golpe de pluma, creó “Don Quijote de la mancha”, tres obras maestras mundiales de la pintura; de la escultura y de la literatura, respectivamente, John Gullermin, a golpe de plano, creó esta deliciosa película. Una fotografía buenísima, un vestuario portentoso (oscar al mejor vestuario), una banda sonora compuesta por Nino Rota, una historia perfecta, como no podía ser de otra forma, estando basada en una novela de Agatha Christie, y un reparto espectacular, hacen de esta cinta una obra artesanal. Un portentoso, memorable e insuperable Peter Ustinov, encarna al metódico detective belga,  Hércules Poirot; el reparto que le sigue, que es espectacular, está plagado de buenos actores.

 

Los productores de "Muerte en el Nilo", Jhon Babbourne y Richard Goodwin, promocionaron la célebre adaptación de la novela de Aghata Christie, con la frase: no cuente a sus amigos el final de la película, también ellos tienen derecho a emocionarse con la increíble sorpresa del desenlace.

AÑO:1978

DURACIÓN:140 minutos

PAÍS: Reino  Unido

DIRECTOR: John Guillermin

GUION: Anthony Shaffer (Novela: Agatha Christie)

MÚSICA: Nino Rota

FOTOGRAFÍA: Jack Cardiff

REPARTO: Peter Ustinov, Bette Davis, Mia Farrow, David Niven, Angela Lansbury, Jane Birkin, George Kennedy, Jack Warden, Lois Chiles, Maggie Smith, Olivia Hussey