“Valero, Valerico” lo llamaba su hermana cuando era pequeño y todo parecía sencillo. La narración comienza en una aldea aragonesa de finales del S. XIX. Pero muy pronto, el joven pastor, curtido por la dureza de un mundo que no hace concesiones a los débiles, se enfrentará a la realidad, para la que nadie le ha preparado. Tierra Mojada es una novela que entrelaza la historia de una España decadente con la de uno de los miles de jóvenes enviados a las guerras de Ultramar.

El lector irá descubriendo a un protagonista que conocerá el dolor, la miseria; se enfrentará a lo más oscuro del corazón humano, pero sabrá también del amor, del compañerismo, de la lealtad y el sacrificio. De la vida en su más descarnada y, a la vez, emocionante faz. Desde la España rural, pasando por la ciudad de Zaragoza hasta la pequeña y mítica iglesia de Baler, en Filipinas, Manuel Júlvez narra con prosa ágil, detallista y vibrante, el viaje iniciático de un joven pastor. La búsqueda de la esencia de una infancia perdida y la de un ideal que torna en lo más real y terrible, sin dejar de ser apasionante.

Todo ello contado magistralmente en una trama donde los personajes están bien construidos y resultan interesantes. Donde se reconoce la fuerza de Valero y el valor de las mujeres que, desde su infancia, le transmitieron el coraje para resistir. A caballo entre la novela histórica, de amor y pasiones, épica y de ficción, Tierra Mojada es una novela de fácil lectura y que deja buena sensación.