También ese mismo día (14 de diciembre 2015) estaba sucediendo algo muy importante para España en Doha, la capital de Qatar, en pleno Golfo Pérsico. Porque allí estaban reunidos los miembros de CUSPIS, ese Gobierno secreto que gobierna (valga la redundancia) el mundo desde los tiempos del Imperio de Roma. ¿Que qué es CUSPIS? Pues, eso, un gobierno supranacional, sin ideología, que dirige los destinos del mundo, por encima de Gobiernos, por encima de Organismos internacionales y por encima de Iglesias y religiones. Nadie habla nunca de CUSPIS y los pocos que saben de su existencia no se atreven ni a mencionar su existencia. Pero, CUSPIS marca la pauta del mundo y sus miembros son los que acuerdan las guerras o las crisis económicas, por citar sólo unos ejemplos. CUSPIS se reúne dos veces al año y siempre en lugares diferentes. Por lo que respecta a España ellos fueron los que marcaron el camino a seguir tras la caída de la Monarquía en 1931, los que apoyaron la República hasta 1936, los que promovieron la sublevación del ejército y ayudaron a Franco a ganar la Guerra, los que otro día decidieron dar carpetazo al franquismo y apoyar el regreso de la Monarquía. CUSPIS decidió las guerras de Biafra, del Congo, del Vietnam, la epidemia del Sida, el secreto de las energías sustitutivas del petróleo. Son como el gendarme del mundo.

Pues allí, en Doha, esa tarde el representante responsable del sector Europa, el polaco Walter Kienssen, se atrevió a preguntar, cuando ya se había acordado la intervención en Corea del Norte, sobre "el caso de España".¿Respaldamos la República incipiente -preguntó- o le cerramos las puertas?.

  • Pero ¿qué pasa en España otra vez? -preguntó a su vez el Presidente de CUSPIS (ese año el canadiense Witter Malbourg. La presidencia de CUSPIS es rotativa y se juega en un campeonato de ajedrez).
  • Pues, pasa que el Rey abdicó por motivos de salud y cuando se iba a proclamar Rey a su heredero el Príncipe de Asturias, las Cortes Generales se constituyeron en Asamblea Nacional y decidieron aplazar la proclamación hasta que el pueblo se manifestase en un Referéndum a favor de la Monarquía o la República.

- ¿Y qué pasó?

- Que el pueblo español por mayoría aplastante eligió la República.

                         - Bien, eso es bueno. Hay que apoyar en estos momentos a España. En Marruecos van a pasar cosas importantes y será bueno que España esté fuerte. Que los Mercados apoyen a la nueva República. Ahora pasemos al conflicto de Venezuela y Cuba.

A las cinco de la tarde ya estaban en el despacho del Presidente de la Asamblea Nacional los portavoces de los grupos parlamentarios. Por parte del PP Soraya Sáenz de Santamaría. Por el PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Por UPyD, Rosa Díez. Por IU, Cayo Lara. Por Convergencia, Sánchez Lliure. Por el PNV, Iñaqui Esquerecocha. Por CC Alberto Vázquez Figueroa y por los gallegos Rosalío Tambre. El Presidente fue directo al grano.

- Bueno, os he reunido para deciros el orden del día para la sesión de esta tarde que hemos acordado los Regentes, el Presidente del Gobierno y yo mismo. Naturalmente vuestra opinión es fundamental.

  • Son demasiados temas para una sola sesión -dijo el portavoz Rubalcaba en cuanto vio la hoja que le había pasado el Presidente.
  • Estoy de acuerdo. Yo creo que lo más importante es concretar el tema de las elecciones -dijo la portavoz del PP- Porque nosotros pensamos que las elecciones, la de la Presidencia y la de las Cortes Constituyentes, deben celebrarse el mismo día.
  • Pues, yo creo que lo primero que debemos hacer es escuchar el informe que ha preparado la Comisión pro República que elegimos hace unos días. Ellos llevan estudiando estos temas desde el pasado día 26 -dijo Rosa Díez, la portavoz de UpyD.
  • Para mi grupo lo más importante, importantísimo, es cambiar la ley electoral. La injusticia que se ha venido cometiendo con Izquierda Unida no la vamos a seguir aceptando -dijo airado Cayo Lara, el portavoz de IU.
  • De acuerdo, pero no a costa de Cataluña -dijo el portavoz de Convergencia.
  • Bueno -dijo el presidente de la Asamblea-. En este caso, y si os parece bien, comenzamos con el Informe de la Comisión y si nos da tiempo debatimos la Reforma electoral.

“Señorías, miembros todos de la Asamblea Nacional -comenzó diciendo desde la tribuna el Presidente de la Comisión Pro República, el diputado de IU Anselmo Pérez, en cuanto le dio la palabra la Presidencia- cuando el pasado día 26 se formó esta Comisión y mis compañeros me eligieron para presidirla creí, creímos todos, que nos habían entregado un juego de parchís para entretenernos. Pero, está claro que este país es la hostia. Porque otra vez, como en 1931, los españoles se acostaron la noche del sábado monárquicos y cuando se levantaron el domingo ya eran republicanos. Parece la fuerza del sino de mi paisano el Duque de Rivas.

A pesar de ello les aseguro que hemos trabajado en serio y que ya podemos ofrecer a esta Cámara un borrador muy sensato de sugerencias. Naturalmente, no les oculto a sus Señorías que proclamada la República hemos actuado sin contar para nada con la Constitución del 78, puesto que ya sabemos todos que habrá que hacer una nueva.

El informe, nuestro borrador, se ha centrado en 3 puntos fundamentales:

  1. Las elecciones y la ley electoral.
  2. El tipo de República que podemos elegir.
  3. Los poderes del Presidente de la República.

Bien. Hablemos de las elecciones. Señorías, los 20 miembros de la Comisión hemos estado totalmente de acuerdo en dos cosas: la primera, que las elecciones tienen que celebrarse cuanto antes, pues no es bueno que el nuevo Régimen que ha elegido el pueblo esté en situación de provisionalidad. Porque provisional es la Regencia, provisional es el Gobierno y provisional es hasta esta Asamblea Nacional. Por tanto, sugerimos a esta Asamblea un calendario posible.

En nuestro criterio las elecciones deben convocarse en los últimos días de este mes de diciembre, quizás el martes día 19, y celebrarse la votación el domingo 14 de febrero. No son los 54 días que marcaba la Ley Electoral del 77 entre la convocatoria y la votación, pero es lo más aproximado. Además, aquella Ley electoral ha quedado obsoleta, como pueden ver en el informe que les hemos entregado.

Señorías, y aquí entramos en la segunda cosa que ha habido acuerdo general, no podemos convocar unas elecciones para Cortes Constituyentes con la injusta Ley que hemos padecido durante la Transición.

Llegados a este punto les ruego que contemplen con detenimiento los cuadros Nº 1 y Nº 2 que les mostramos. Son los resultados de las elecciones del 2008 y las del 2012.

CUADRO Nº 1

Resultado elecciones 2008

Total censo: 33.507.268

Abstenciones: 8.360.597

Votos contabilizados: 25.146.671

Votos nulos: 162.416

Votos en blanco: 284.868

Escaños totales: 350

 

 

Partidos

Votos

Escaños

Valor votos 1 diputado

PSOE

11.064.524

169

65.470

P.P

10.169.973

153

66.470

Izq. Unida

963.040

2

481.520

CIU

774.317

11

70.392

PNV

303.246

6

50.541

ERC

296.473

3

98.826

BNG

209.042

2

104.521

UpyD

303.535

1

303.535

NB

62.073

1

62.073

CC

164.255

2

82.127

Totales: 24.310.478  Votos perdidos: 836.193

Señorías, como ven esto no es sólo un disparate, esto es una injusticia manifiesta. Porque injusto es que 1 diputado a unos partidos les valga 70.392 votos (CIU) o 50.541 (PNV) y a otros ese mismo diputado les cueste 481.520 (IU) o 305.535 (UpyD). No puede ser que el PNV con 303.246 obtenga 6 diputados y UpyD con 303.535 sólo obtenga 1. Señorías, esto es una injusticia que clama al cielo y que no se puede sostener en una Democracia que ciertamente sea Democrática.

Pero, vayamos a las elecciones generales del año 2012 y vamos a repasar las cifras. Ver cuadro Nº 2.

CUADRO 2

Resultados elecciones 2012

Total censo: 35.522.810

Abstenciones: 10.656.843

Votos contabilizados: 24.865.977

Votos nulos: 262.630

Votos en Blanco: 452.320

Escaños totales: 350

 

 

Partidos

Votos

Escaños

Valor 1 diputado

P.P

12.558.534

182

69.002

PSOE

7.245.308

109

66.469

UpyD

1.690.571

10

221.321

CIU

574.809

18

31.933

PNV

301.220

13

23.170

IU

1.548.306

8

258.051

ERC

196.236

4

24.529

BNG

109.016

4

27.254

CC

218.324

2

109.162

Totales: 24.442.324  Votos perdidos: 423.653

Como ven, Señorías, otro disparate y otra injusticia manifiesta, y así podíamos analizar todas las elecciones generales habidas desde 1977.

Y como esto no se puede sostener la Comisión ha estudiado y propone a esta Cámara un sistema nuevo que acabe con la injusticia. No pueden unos Partidos pagar por 1 diputado hasta 10 veces más que otro Partido. Eso sería un robo y tal vez, tal vez, hasta un delito.

Nuestra propuesta es la siguiente:

Consideramos que en lugar de regirnos por las circunscripciones provinciales y autonómicas tenemos que ir a una CIRCUSCRIPCIÓN ÚNICA a nivel de España (como ya lo venimos haciendo para el Parlamento Europeo) y en consecuencia le damos un valor inicial a un diputado, que, por consenso, hemos cifrado en 70.000 votos. Lo cual daría unos resultados casi matemáticos y la Democracia ganaría en transparencia y justicia.

Tomando como referencia el cuadro Nº 2 donde se recogen las elecciones del año 2012 y aplicando el sistema que proponemos los resultados habrían sido estos:

CUADRO 3

Valor Circunscripción única 70.000 votos escaño

Partidos

Votos

Escaños

P.P

12.558.534

180

PSOE

7.245.308

103

UpyD

1.690.571

25

CIU

574.809

7

PNV

301.220

4

IU

1.548.306

22

ERC

196.236

3

BNG

109.016

1

CC

218.324

3

Totales: 24.442.324  Votos perdidos: 423.653

Bien, Señorías, pues esta es nuestra propuesta. Habrán visto que con el sistema de circunscripción única lo que más prima es el número de votos totales obtenidos. Es posible que algunos resulten más favorecidos que otros con el sistema que proponemos, pero nadie podrá negar que es más justo, más equitativo y más transparente. Ahora la Cámara tendrá la palabra.

Ahora, pasemos al segundo punto que les anunciaba: el tipo de República que podemos elegir.

La Comisión ha comprobado que en el mundo de hoy existen una gran variedad de tipos de República, desde la Repúblicas Socialista Soviéticas hasta las Repúblicas Bananeras, pero nosotros nos hemos centrado en 4 tipos concretos: el Modelo de Estados Unidos, el Modelo de Alemania, el Modelo de Francia y el Modelo Español (Primera y Segunda República).

El Modelo de los Estados Unidos, con la Constitución más antigua de todas las existentes, es el de una República Federal, sostenida en los tres poderes clásicos: el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial y son, los tres primeros artículos de la Constitución. Son 3 poderes totalmente independientes. En el artículo 4 se puntualiza la relación entre los Estados de la Unión y el Gobierno Federal, e incluso entre los propios Estados. El Estado Federal asume los poderes de representación hacia el exterior de todos, la dirección de las Fuerzas Armadas y de la Economía Nacional.

Las partes que componen una Federación se conocen generalmente con el nombre de “estados” por lo que para diferenciarlos de los “estados nacionales” suelen ser denominados “estados federados”. Dichos estados pueden considerarse dotados de cierta soberanía, ya que ciertas competencias les quedan reservadas con exclusión del gobierno federal. Sin embargo, una federación es algo más que una mera alianza de estados independientes. Los estados que forman una federación no tienen competencia en asuntos de política exterior y por tanto carecen de la consideración de independientes bajo el derecho internacional.

Una federación puede surgir como resultado de un acuerdo inicial entre Estados independientes que se unen para resolver problemas comunes o dotarse de una defensa mutua. Este ha sido el caso de Argentina, Australia, Canadá, y los Estados Unidos. Pero, también puede surgir de un proceso contrario, es decir de un país originalmente centralista en el que una reforma constitucional o un movimiento armado logran cierto grado de autonomía para distintas regiones. Es el caso de México.

El Modelo de Francia. La República francesa (ya la 5ª) es un estado unitario que tienen un único nivel de gobierno nacional centralizado, aunque también pueden contar con una o más regiones que se autogobiernen. La diferencia entre una federación y esta clase de estado unitario es que la autonomía de las regiones con autogobierno tan sólo es tolerada por el gobierno central, que puede revertirla unilateralmente.

La filosofía de un estado unitario suele sostener que, al margen de la condición de cualquiera de las partes integrantes, todo su territorio constituye una única entidad de soberanía y que, en virtud de este hecho, el gobierno central ejerce dicha soberanía por derecho.

El Modelo Alemán es muy parecido al modelo norteamericano, salvo en la diferencia de la Presidencia de la República.

El Modelo de las dos Repúblicas españolas es más complicado. La Primera quiso ser al mismo tiempo Federal y Unitaria y al final no fue ni lo uno ni lo otro (duró 11 meses). La Segunda pudo ser, pero tampoco fue un éxito. Fue una República Unitaria y centralista, que sólo muy a su pesar fue concediendo algunos estatutos de autonomía. Pero, además nació viciada porque sus principales mentores no quisieron hacer una República para todos sino una República de Izquierdas (al final dividieron a España y acabaron en una Guerra Civil).

Algunos juristas hablan también del “Estado de las Autonomías”, que sería el modelo español. O sea un país, que sin haber adoptado el federalismo explícito como forma política, dentro de la forma del Estado Autonómico, sí lo sería de facto.

Señorías, naturalmente esto es una síntesis muy síntesis, dado que el tema tendrá que ser más estudiado y debatido por esta Cámara.

No obstante, está comisión hace a la Cámara la siguiente propuesta de República Española.

En cuanto a la forma la III República de España tiene que ser Federal, lo que quiere decir que tendrá que reconocer el derecho de autodeterminación de los pueblos que componen el Estado. Una Ley Orgánica regulará las modalidades, modos y condiciones de aplicación del mismo, que será siempre a través de un Referéndum dentro del territorio de la comunidad. El Derecho de Autodeterminación será voluntario para las autonomías actuales. Pero quedará siempre claro que la Administración Federal del Estado republicano tendrá competencias exclusivas en las siguientes materias:

  1. a) Relaciones Internacionales.
  2. b) Defensa.
  3. c) Política económica general.
  4. d) Política general del régimen de la Seguridad Social.
  5. e) Presupuestos Generales del Estado y Leyes Orgánicas que definan la fiscalidad General.
  6. f) Leyes Orgánicas que definan las líneas maestras de los derechos y deberes de los ciudadanos.
  7. g) Leyes sobre materias y principios que conformen las relaciones laborales.
  8. h) El sistema se configurará con dos Cámaras de representación: la de los Diputados y la del Senado.

La República tendrá que buscar la mejor forma para la separación total de los tres poderes que conforman el Estado: el Ejecutivo o de Gobierno, el Legislativo y el Judicial.

La cabeza del Ejecutivo será la de un Presidente elegido directamente por el pueblo y un Gobierno elegido por las Cortes (de los poderes de ambos se hablará después).