La agencia de noticias italiana ANSA ha informado en estos días la publicación de un curioso libro de antología del género Fantástico titulando: “Escritores del Fantástico por Open Arms, nace Mares Abiertos, y a continuación el siguiente texto: “El mito, la imaginación, la alegoría, la metáfora, el símbolo. Todo esto es el Fantástico, un género literario demasiado subestimado en Italia. Pero estas características también se aplican al mar que pretende, la primacía de otro concepto extraordinario: la solidaridad. Así nació la primera antología del proyecto de ficción solidaria “Senza Confine” (Sin Frontera), cuya recaudación se destina a apoyar las actividades de la ONG Open Arms. Se titula “Mari Aperti” (Mares Abiertos) y contiene 9 cuentos y 1 ensayo escritos por los principales autores italianos del Fantástico”.

En la noticia sus promotores explican que viendo el desastre sucedido en el Mediterráneo “a causa de las intolerables políticas sobre la inmigración”, han decidido poner en marcha el proyecto cultural, literario y solidario. Avergonzados por la gente “abandonada durante días y días en medio del mar”, optaron por “cambiar la situación” (sic), escribiendo un libro de relatos fantásticos y recaudar fondos para el magnate mundialista y especulador financiero George Soros, patrón de Open Arms, Open Society y promotor de la ingeniería social globalista.

Según palabras de sus impulsores, ellos admiran la obra de J.R.R Tolkien y “El Señor de los Anillos”, y afirman que “El género fantástico hace hincapié en la colaboración frente a la adversidad y la empatía impregna a sus personajes”, y que “En el Fantástico existe un espíritu solidario”.

En lo dicho llevan razón en cuanto a que el Fantástico y sobre todo Tolkien han transmitido valores profundamente humanos donde el Mal, la adversidad e incluso la derrota son afrontados con los principios indelebles y profundos de la Tradición. Su formación y su honda fe cristiana quedó reflejada en toda su obra rescatando el valor, la entrega, la lucha sin cuartel contra la Oscuridad a pesar de natural miedo a la muerte y el dolor sobreponiéndose finalmente ante un bien superior como la preservación de la identidad de la Comunidad ante los que pretenden destruirla imponiendo la uniformidad de la esclavitud y la opresión. El problema radica en que los impulsores de “Mares Abiertos” hacen una lectura en sentido contrario de la obra buscando equiparar las intenciones de Tolkien con el fenómeno de la inmigración ilegal y la invasión silenciosa que supone ello para Europa.

Tolkien y “El Señor de los Añillos”, sobre todo en Italia a partir de fines de los 60 y sobre todo en los 70 y 80, ha tenido una fuerte identificación con los valores compartidos con los jóvenes de la “Destra”, que lo han llevado como bandera y referente de identidad. Ahí está en la memoria y en la historia del siglo pasado, por ejemplo, los conocidos como campos “Hobbit”, que fueron refugio y base en la formación de una parte importante de la militancia política del sector.

Por entonces la izquierda ignoraba a Tolkien y su obra porque no encajaba en su concepción del mundo. Hoy sus nietos, amantes del mundo sin fronteras y de una sociedad abierta impulsada por el poder financiero mundial, intentan mezclar forzadamente “el agua y el aceite”, el universo de valores de Tolkien con el de Soros y su proyecto.

Ahora mediante el Fantástico pretenden hacer pasar a Saruman por Gandalf y a la Tierra Media por Gondor. Evidentemente no se han leído bien el libro, no llegaron al final o vaya uno a saber quién se encuentra detrás de todo ello, aunque todo indica que sea Saurón.

Mari_Aperti