El comunismo que protagonizó la anterior guerra civil, 1936-39, y ha empezado ésta, al memos en su propósito, se basa en una ideología tan totalitaria como el Islam, aunque sin Dios, europea, demoníaca, antinatural de revolución perpetua que hunde sus raíces en el Manifiesto Comunista, el único catecismo del odio a Dios y al prójimo, que predica la toma del poder al precio que sea; con la mentira como arma de lucha política. No sabemos a dónde llega, pues el demonio “hasta citará las Sagradas Escrituras si conviene a sus fines”. Sus seguidores portan en el alma que dicen no tener, el rencor. Muchos leyeron a Marx, pero como no lo entendieron, forman las filas comunistas de la "famélica legión", engañados, dando pábulo a la estupidez española (que es el mayor problema y compendio de todas las maldades) Les gusta dar la nota y darla mal, usando el lenguaje de una jerigonza de izquierdas. Pues si toda corrupción empieza por el lenguaje, la corrupción cultural es la primera. La estupidez y la ignorancia consolidan una pareja perfecta de lesbianas viciosas, para consumar la aberración social que nos inunda y sacar al mundo su prole de nuevos monstruos.

Señala el autor las maniobras orquestales en la oscuridad que la izquierda vino ejecutando hasta alcanzar la actual hegemonía. Desde iniciar la ruptura de España, que “no la iba a conocer ni la madre que la parió”, según Alfonso Guerra, hasta hoy, que así es. “Pablo Iglesias es hijo político de Rodríguez Zapatero (además de un terrorista del FRAP), aspira a acabar su trabajo” (P. 21) No hace falta ir a Salamanca para comprender que ETA estuvo asesinando hasta que de mano de ZetaP, inició el acceso al poder y dejó de matar, pero que sus hijos, empezarán a matar en cuanto consigan el poder, que ya lo tienen. Impunemente con apoyo del terrorismo exterior de estado, como Chaves/Maduro, Cuba, o Corea del Norte, ahora China que nos envía el virus rojo letal, en cuyos países se apoyan y les subvenciona para implantar el comunismo en Europa.

“El sectarismo de la izquierda está muy acentuado”, señala el autor. Y cómo apuntala su “supuesta superioridad moral”, el “chantaje miserable con el que amordaza y acompleja a la derecha”, el ir de víctima, o el arrogarse ser el salvador de las mujeres, o los pobres, consiguiendo siempre lo contrario a lo que predica. El comunismo no ha creado más que desolación, muerte y miseria, allí donde se implantó. “Con los rojos, hambre guerra y piojos”, que reza el refrán. Basta con conocer a estos individuos que lo predican, y la diabólica ideología que les llena de odio la cabeza y la boca, para intuir hasta donde puede extender sus tentáculos, “el monstruo que invade Europa”, según el Manifiesto. Una perversa doctrina que impone la violencia, el terrorismo, la destrucción y la muerte. No aportó nunca nada bueno a la Humanidad, en su historia.

Como la tercera legislatura de ZP, es la de Rajoy -así considerada- que salvo en economía en lo demás nada ha hecho, pues la serie de despropósitos del PP, hicieron a Santiago Abascal salirse de él, y crear VOX. La gota que colmó el vaso fue la excarcelación de etarras y violadores. Y el desprecio a las víctimas. “En ese momento me doy cuenta que no puedo seguir en el PP” (P. 69)

También se marcharon otros, creadores de VOX, como Vidal Cuadras, o José Antonio Ortega Lara. En su libro trata todos los temas con enorme sinceridad y acierto: el pactar con los nacionalistas; con la ETA; la necesidad de abolir las ayudas públicas a partidos y sindicatos; el error de legalizar a los partidos extremados que en otros países no lo estarían; el incumplimiento de la ley con los delitos cometidos por el presidente catalán y sus compinches; las leyes que no se reforman y conceden a los políticos altos privilegios; el invento de las 17 autonomías o mini estados que arruinaron a España, etc., Dice tantas cosas de sentido común, que bien hace comprender que aquí no lo hay. Y la desazón ante la impotencia. Mas esas cosas que dice e incluye en su programa nadie las sabía porque no se daban a conocer. El CIS en sus encuestas no incluía a VOX. La persecución encubierta a Santiago Abascal, llega hasta el 11 de diciembre de 2015, con la noticia que solo dio una cadena de TV, Intereconomía:

“El secuestro en correos de las papeletas electorales de VOX, por llevar en el sobre la bandera de España”.

La verdad no puede ser más molesta. Nada ha incumplido, pero le han buscado algo que no existe para detener y quebrar la marcha de su campaña, pocos días antes de las elecciones. También llamó la atención el sobre tan bonito. Y eso en el país de la envidia... Un sobre sólo pagado por los afiliados de VOX, sin un solo euro público, mientras que el resto de las campañas, se financian con dinero de los contribuyentes; Correos depende del Gobierno.

Es Santiago Abascal persona clara, patriota leal, de buenas intenciones y mejores principios, asistido por los valores y virtudes eternas, y prueba de ello es que lo hayan ladeado y casi barrido porque su filosofía apenas existía entre el bando rojo. Adonde no hay justicia, tener la razón es peligroso. Se merece que lo conozcan, como cada día ocurre más, y brille el voto de las personas decentes; que le acompañe la suerte que se le ha ganado, y consiga no sólo "al menos un escaño que desea"; que se decía entonces, cuando empezó. Hoy en 2021, con el bando de la maldad y la muerte que gobierna, ya no puede sostenerse más en sus infamias, y la verdad se impone sobre tanta inmundicia. En todo caso, por mal que vengan, al final, un puñado de valientes soldados, salva siempre la civilización. Ahí estará Santiago Abascal Conde.

NOTA: Además el autor Abascal Conde, Santiago (Presidente de VOX), cuenta con otros libros, como: NO ME RINDO… En defensa de España… La Farsa de la autodeterminación…  Secesión y exclusión en el País Vasco… ¿Derecho de Autodeterminación?... etc., Su pensamiento es indispensable para conocer la transformación política y social de los últimos años.