Pero, en esos días primeros del mes de enero había sucedido algo que había pasado inadvertido, al menos para los Medios de Comunicación. Algo que daría mucho que hablar. Porque el día 8 fue inscrito en el Registro de Partidos Políticos, de la Dirección General de Política Interior del Ministerio del Interior un nuevo Partido. La documentación y la solicitud de inscripción iba firmada por cinco personas: Don Antonio María de Urquijo, Don Felipe Sahagún, Don Tomás Campuzano, Don Antonio Albornoz Sánchez y Don Bartolomé Mostaza. O sea, dos catedráticos, dos médicos y un arquitecto. El Partido se llamaba “Partido Juancarlista Republicano” (con las siglas P.J.R.).Tres días más tarde los mismos presentaron un informe de la celebración del Primer Congreso y figuraba como Presidente el primero de los firmantes y como Secretario General Don Bartolomé Mostaza. La dirección que figuraba como sede era la calle Fuencarral, 105. El día 14 el ministerio dio por correcta la documentación presentada, incluyendo los Estatutos, y el Partido fue autorizado legalmente para poder ejercer la acción política.

Esto, que en un principio paso inadvertido, fue lo que dio motivo para que por Madrid comenzase a circular el rumor de que detrás del nuevo partido estaba el Príncipe de Asturias. Y eso puso en marcha la máquina de la rumorología, ya que nadie podía creerse que el príncipe heredero fuese tan atrevido como para presentarse a las elecciones de la Presidencia de la República.

Hasta que el digital “Prnoticias” sorprendió a todos con una exclusiva que hizo pública el día 20 por la mañana, o sea el día que la Regencia había fijado como fecha tope para la presentación de candidatos.

El Correo de España decía:

Exclusiva Mundial

EL PRÍNCIPE DE ASTURIAS SE PRESENTA A LAS ELECCIONES PARA LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA.

Según ha podido saber y confirmar Prnoticias el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón y Grecia, ha decidido presentarse a las elecciones para la Presidencia de la República que están fijadas para el próximo 14 de febrero.

También ha podido saber que al Príncipe lo presenta el Partido recién inscrito en la Dirección General correspondiente del Ministerio del Interior, con el nombre de PARTIDO JUANCARLISTA REPUBLICANO, y las siglas P.J.R.

Seguiremos informando.

Fue un éxito total de “Prnoticias” y su director, Pedro Aparicio, el hombre mejor informado de España. Aunque la envidia, tan abundante en la profesión periodística, hizo que muchos tertulianos entraran a saco contra el Director. Más incluso que sobre la noticia en sí. Hubo criterios y teorías para todos los gustos y el Príncipe no salía bien parado. Algunos recordaron el caso Simeón de Bulgaria (1).

(1) Biografía Simeón de Bulgaria

Simeón de Sajonia-Coburgo-Gotha, llamado también Simeón de Bulgaria o Simeón II, es un político búlgaro y antiguo zar o rey de esa nación balcánica, nacido en Sofía el 16 de junio de 1937.

Hijo del zar Boris III de Bulgaria y de la reina Juana de Saboya como heredero al trono, el príncipe de Tírnovo pasó su infancia con sus padres y su hermana mayor, la princesa María Luisa, en el palacio de Vrana, cerca de Sofía. Accedió al trono a la edad de seis años, tras la repentina muerte de su padre tras una entrevista con Hitler, el 28 de agosto de 1943. Su tío el príncipe Cirilo fue nombrado regente y posteriormente asesinado por los comunistas.

La familia real (la reina Juana, Simeón II y su hermana María Luisa) permanecieron bajo arresto en el palacio Vrana, cerca de Sofía. En sus Memorias, la reina Juana recuerda que los soldados soviéticos solían entretenerse disparando al azar en la dirección en la que se paseaba con sus hijos. El 15 de septiembre de 1946 se celebró un referéndum tutelado por la presencia del ejército soviético y que arrojó un 95 % de votos a favor de la creación de una república comunista y la abolición de la monarquía. El 16 de septiembre de 1946 la familia real fue exiliada de Bulgaria. Sin embargo, Simeón II nunca llegó a firmar los documentos de abdicación. La familia real primero viajó a Alejandría, en Egipto, donde el padre de la reina Juana, Víctor Manuel III de Italia también vivía en el exilio. Allí Simeón II asistió al Victoria College junto con el también exiliado príncipe Leka de Albania. En julio de 1951 el gobierno español del general Franco ofreció asilo a la familia real búlgara.

Estudió en España y EE. UU. y se convirtió en hombre de negocios, directivo de la filial española de Thomson. Se casó con una aristócrata española, Margarita Gómez-Acebo de quien tiene cinco hijos Kardam, Kyril, Kubrat, Konstantin y Kalina. Es Caballero Gran Cruz de Justicia de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén.

Desde España, Simeón se mantuvo en relación con los exiliados búlgaros y tras la caída del telón de acero acrecentó sus contactos con todos los sectores de la vida política de su país . Sin embargo, no volvió a pisar Bulgaria hasta 1996. Tras recuperar la ciudadanía búlgara con el nombre de Simeon Borisov Saxkoburggotski, regresó a Bulgaria definitivamente en 2001 como líder y candidato del partido Movimiento Nacional Simeón II. En las elecciones parlamentarias del 24 de julio de ese año el MNS obtuvo 119 de los 240 escaños y Simeón fue nombrado primer ministro, siendo el único caso en la historia en que un rey destronado recupera el poder político bajo formas republicanas. Simeón no ha renunciado nunca al trono. Sin embargo, ha afirmado varias veces no pretender la restauración de la monarquía en Bulgaria.

Simeón Borisov perdió las elecciones legislativas siguientes, celebradas el 25 de junio de 2005, en un clima de cuestionamiento de su gobierno por corrupción de varios de sus ministros, en las que resultó vencedor por mayoría simple el Partido Socialista. No obstante su influencia política es aún considerable y su partido el MNS (segunda fuerza política del país) forma parte de la actual coalición de gobierno.

 

 

 Pero, todas las críticas a Prnoticias quedaron anuladas (y algunos se tuvieron que tragar sus palabras) cuando 5 minutos después de las 12 de la noche el Ministerio del Interior hizo público un escueto comunicado que decía:

 “En el día de hoy, y cerrado el plazo legal para la presentación de candidatos a las elecciones para la Presidencia de la República, el Ministerio del Interior hace público que la Dirección General de Política Interior ha aprobado, por tener toda la documentación en regla, a los cuatro candidatos que se han presentado hasta las 12 de la noche y que son estos:

  • DON FELIPE GONZÁLEZ MÁRQUEZ, que ha sido presentado con el aval del Partido Socialista Obrero Español.
  • DON JOSÉ MARÍA ALFREDO AZNAR LÓPEZ, avalado por el Partido Popular.
  • DON JULIO ANGUITA GONZÁLEZ, avalado por la Coalición de Izquierda Unida.
  • Y DON FELIPE DE BORBÓN Y GRECIA, que lo ha presentado como Independiente el “Partido Juancarlista Republicano”.

En Madrid, a las doce y cinco minutos del día 21 de enero del año 2016”.

Naturalmente, ese fue el tema estrella de los periódicos de toda España de la mañana del 21 y de todas las tertulias de las Radios y Televisiones.

De los periódicos fue la portada de “ABC” la que más llamo la atención. Decía en letras enormes:

EL PRÍNCIPE REPUBLICANO APARCA LA MONARQUÍA

Pero hubo una desilusión general entre los periodistas, porque nadie consiguió hablar con el Príncipe de Asturias durante toda la jornada. Sí lo hicieron los demás Candidatos, aunque todos sorprendidos por la aparición del Príncipe.

Tal vez por eso sorprendió que Mario Conde confirmase en “El Gato al agua”, que dirige Antonio Jiménez, que él sí había hablado con Don Felipe de Borbón. Estas fueron sus palabras:

“Pues sí, no os extrañe, mis buenas relaciones con Don Felipe vienen de antiguo y a mí siempre se me ha puesto al teléfono”.

Ante la expectación de todos siguió diciendo:

“Sólo os puedo decir que el Príncipe me ha confirmado que el paso que ha dado ha sido fruto de una profunda meditación con la almohada. Naturalmente esa almohada tiene el nombre de Doña Letizia. Don Felipe, os lo aseguro, está contento. No sabe lo que pueda pasar en las elecciones, pero como buen demócrata está dispuesto a correr el riesgo de un fracaso. También me ha dicho que está muy preocupado por la salud de su padre, el Rey Juan Carlos, y que, por tanto, de momento permanecerá en el Hospital de Montreux. Según sus planes no piensa hacer ninguna precampaña y que su presencia en España dependerá del estado de salud de su padre. Aunque está convencido de que una vez lanzado al ruedo no tendrá más remedio que explicarles a los españoles el por qué de su decisión tan llamativa e incluso el programa con el que él aspira a ser Presidente de la Tercera República. Y no hubo más. Eso sí, en medio del dolor que vive la familia le he encontrado bastante animado y pensando en el futuro de España”.

Pero, de la campaña de Don Felipe y Doña Letizia hablaremos en el capítulo siguiente.