José Antonio Bielsa no es una persona común. La gente en general tiene pavor a tocar estos temas, pues teme ser tildada de loca o de fabuladora. José Antonio tiene un compromiso profundo con la búsqueda de la verdad, por dilucidar sobre las cuestiones esenciales que afectan a la humanidad en el presente momento de fuertes convulsiones y rápidos acontecimientos que nos dirigen a una sociedad secuestrada y al adocenamiento y esclavización futura de una humanidad sometida al relativismo, a la cosificación y a la eliminación de la trascendencia en la vida, a la deshumanización de unas sociedades cada vez más envilecidas.

José Antonio Bielsa hace unos pocos meses escribió un libro paradigmático, que, afortunadamente, se une a otras reflexiones documentadas realizadas por otros autores, cada vez más, por fortuna, estimulados por una preocupación creciente sobre hacia donde se dirige la especie humana en un camino hacia la descomposición de los valores en los que ha enraizado su natural tendencia hacia la búsqueda de la trascendencia. Ese libro se titula Cómo sobrevivir al nuevo Orden Mundial: Un manual de trinchera, reeditado por VOCE.

Pero hoy comento otra obra del autor, que se titula Satanocracia, que  ha sido editada, por Letras Inquietas.  No es baladí que el subtítulo sea La destrucción del Viejo Orden Cristiano, porque esa es la esencia y finalidad de la orientación maligna de quienes nos llevan tiránicamente hacia lo que llamamos el Nuevo Orden Mundial, que trata  de limitar nuestra libertad mientras se nos ofrecen señuelos de hedonismo próximo a la animalidad más absurda revestida de un relativismo y un existencialismo romo, desprovisto de todo aditamento espiritual.  Una nueva sovietización de las masas desprovistas del don del  raciocinio personal y del libre albedrío que caracteriza a la determinación del propio estilo de vida, inevitablemente orientado desde las raíces de nuestra civilización cristiana, que está detrás, querámoslo o no de nuestra ontogenia y las formas de vida de nuestra característica existencial.

Decía Chesterton que cuando se deja de creer en Dios se cree en cualquier cosa. Yo añado que normalmente en tonterías. Y eso es lo que caracteriza en el momento presente a sociedades bulímicas, ansiosas de experimentar todo lo que la naturaleza de nuestra conciencia tenía prohibido, hasta el hastío y la desilusión absoluta, rayana en el vacío existencial más absoluto. Es la anulación del ser humano como ente antropológico dotado de dignidad en su camino hacia la perfección.

Bielsa nos pone en aviso de hacia qué lugar de nuestro estar en el universo  nos dirigen desde los estadios profundos del mal aquellos que nos tratan de conducir como rebaño dispuesto a ser sacrificado en el altar de la inanidad.  Nos dice que “el eclipse del tomismo, en consecuencia, ha traído consigo una debilitación del propio catolicismo, y esta debilitación significa también una clara involución hacia las filosofías heréticas del neomodernismo judeo-católico reinante, en cuanto dialéctica amalgama de todas las herejías y dislates habidos (y por haber) a lo largo de los dos milenios de historia de la Catolicidad”“Definiremos Sinarquía como el sustituto sobre el que se retroalimenta el gobierno oculto mundial, dirigido éste a su vez por la judeo-masonería operante (desde la sombra) al servicio de la Sinagoga de Satán (en la sombra de la sombra); una de las mejores descripciones aproximativas de la Sinarquía nos la ha ofrecido el inolvidable P. Julio Meinvielle en su obra El Progresismo Cristiano, Y sigue en su lúcida y reveladora reflexión: El hombre, cada día menos religioso, cada día menos hombre, se aproxima a paso de gigante a la caverna del simio. Y el simio emerge, a cada bostezo de alma que abdica, con lubricidad simiesca renovada. (...) Y esto, ¿adónde conduce? A una Caída, a la más terrible de las caídas: he aquí el consabido e irrepresentable Gobierno de la Bestia, tramo final del Nuevo Orden”.

 Recomiendo vivamente la lectura de este libro, que nos hace reflexionar y nos impele  a una actitud proactiva para no seguir en la caída a un abismo existencial que trata de convertirnos en engranaje de un sistema totalitario mundial.

José Antonio Bielsa Arbiol: Satanocracia: La destrucción del Viejo Orden Cristiano. Letras Inquietas (Agosto de 2020)

CLICKA AQUÍ PARA COMPRAR EN AMAZON

Portada-Satanocracia-520x793