El todavía Presidente del Gobierno, un “gran”  intelectual (perdón, que me descojono), vuelve a lanzar al mercado un nuevo libro, según nos informa nuestro espía en La Moncloa.

Se titula Manual de Traiciones y Corrupción, y, a diferencia del anterior, no estará escrito por un negro, aunque el negro sea una individua llamado Irene Lozano que, por cierto, es blanca.

Tampoco seguirá la labor “investigadora” de su tesis doctoral, consistente en copiar, pegar o plagiar.

Comienza detallando la necesidad de la traición para llegar al poder, y quedarse allí, todo el tiempo posible.

Traición a su propio partido, la PSOE, que ha convertido en el partido sanchista, utilizando el mismo anagrama, pero con otro sentido distinto: Pedro Sánchez os engaña, PSOE.

El apartado de traiciones, con su cinismo habitual, está dedicado al pueblo saharaui, a los que dice querer mucho…

 ¡Hay amores que matan!

En la segunda parte, la dedicada a la corrupción, tema del que es un gran experto, confiese que le gustaría ser un gran líder mundial, estilo Zapatero, con su Alianza de Civilizaciones.

 Para ello va a  crear el Grupo de Estados Corruptos que fomentan la corrupción, GREFCO, que aspira a presidir, dados sus muchos méritos para ello, y gran labor dictando reales decretos leyes que sirven de paraguas para robar impunemente, según doctrina del Tribunal Supremo.

Y así, de paso, crear un contrapoder frente al Grupo de Estados contra la Corrupción, GRECO, del Consejo de Europa, organización de la que forman parte 47 países, y que siempre está poniendo a parir a su gobierno, benéfico y paternal, como corresponde a un padre de la Patria.

Dedica un apartado especial a Illa, que se ha puesto las botas comprando mascarillas y otra material sanitaria a empresas desconocidas, tiendas cerradas, etc., por importe de más de trescientos millones de euros, o a Ábalos, el ministro del interior, y los gobiernos socialistas de Baleares y Canarias, adquiriendo millones de mascarillas a una desconocida empresa de Zaragoza (siempre a la misma, que más vale malo conocido que bueno por conocer), por supuesto con contratos a dedo, por importe de más de 53 millones de euros, en un solo año, 2020.

Por  supuesto sin generar mordida ni comisión alguna, que hasta ahí podíamos llegar, ni a favor de la PSOE ni del propio Ábalos, un alma de caridad y bonhomía, para cualquiera que le conozca, sin vicios, malos hábitos, etc., y con una vida ejemplar…

Habla también de las cuarenta maletas de Delsy Rodríguez, pero dice que por respeto a la república bolivariana de Venezuela, no puede decir nada, ni dar explicación alguna.

 Tampoco puede explicar el aval por 53 millones de euros a la empresa Plus Ultra, pero se hizo por apoyar a la pequeña empresa, frente a las grandes…

Es lo mismo que hizo con la empresa de sus padres, Play-Bol, a la que ha inyectado casi un millón de euros –que se sepa-, pero todo ha sido para fomentar las herencias en diferido.

En definitiva, Pedro Sánchez saca lo mejor de sí mismo en esta obra ejemplar, a la que auguramos grandes éxitos, y que es muy posible que sirvan para encumbrarle al Premio Nobel de Literatura fantástica.

Aunque todavía no ha podido escribirlo, pero ya está en ello, tiene previsto un tercer libro, fruto de su experiencia como “gobernante” (perdón, que me descojono, otra vez), y que se titulará “Como hundir España en unos pocos años”, libro al que, conociendo al autor, auguramos un gran éxito, pues será la explicación de su desgobierno, a base de mentiras, chorradas, demagogia, populismo y ocurrencias, que el tipo es muy ocurrente.

Seguramente será recomendado, como libro de texto, por los gobiernos de Corea del Norte, Cuba, Nicaragua, Venezuela, Bolivia, y otros…, todos ellos grandes paladines de la democracia.