Juan Fernández-Capalleja (Navelgas, Tineo, Asturias), forjó su carrera militar en el antiguo Protectorado español de Marruecos. Llegó con el despacho de alférez a Melilla apenas unos días después de la derrota de nuestras tropas en Annual, tras haber perdido a su hermano, teniente del Regimiento África 68, en Monte Arruit, siendo prácticamente un niño. Destinado al Grupo de Fuerzas Indígenas Regulares Alhucemas número 5, el último de los Grupos de Regulares creados, intervino en las operaciones de recuperación de los territorios bajo protección española.

La participación de Fernández-Capalleja en la guerra civil fue determinante. Al frente de sus Regulares, rompió el cerco de Oviedo, en octubre de 1937; rompió poco después del cinturón de hierro de Bilbao; participó en la caída del Frente Norte liberando los santos lugares de Nuestra Señora de Covadonga y participó en la batalla decisiva de nuestra guerra, la del Ebro, cruzando el río en la localidad de Quintos, acción que los especialistas consideran una gesta destacable del ejército nacional.

Ascendido a coronel, y con una medalla militar individual y otra colectiva, fue destinado al mando del GFRI Alhucemas número 5, su unidad, con acuartelamiento en Segangan, Marruecos, antiguo Protectorado español, donde hizo un variado despliegue de disposiciones hasta convertir el acuartelamiento en un modelo a seguir. Esta labor la continuó también como director de la novena promoción de la Academia General Militar.

Fernández-Capalleja falleció en 1954, a los 52 años. El cáncer logró lo que no había conseguido la guerra ni en África ni en España. Mandaba entonces la División de Montaña. Su Hoja de Servicios lo identifica plenamente con el decálogo del soldado, un documento elaborado en los años noventa que define las virtudes de un soldado actual. En el frente de Asturias, los milicianos le gritaban invitándole a unirse al ejército republicano, una anécdota que seguramente desconocen los defensores de la Memoria Democrática que se pretende imponer ahora.

EL AUTOR

Honorio Feito Rodríguez nació en Merás (Valdés, Asturias). Estudió Bachillerato en Madrid y se licenció en Periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información, de la Universidad Complutense.
Profesionalmente, ha colaborado con distintos periódicos nacionales y provinciales, y en programas de radio y televisión. Ha sido jefe de reporteros, sociedad y cultura de El Alcázar.
Ha publicado piezas literarias de relato corto y ha colaborado en la revista Turia.
Es autor del libro Evaristo San Miguel, la moderación de un exaltado, Fundación Alvargonzález, Gijón 1995; Fernández-Capalleja, un soldado de Regulares, editado por Parthenón (1ª) y Multimedia Militar (2ª); Diccionario de Historia de España, editado por Alderabán, Madrid 2008, e Iglesias Portal, el juez que condenó a José Antonio, Ed. Actas 2019.
Ha colaborado con la Real Academia de la Historia en el Diccionario Biográfico Español, con más de medio centenar de biografías.
También ha participado, como coautor, en los libros Getafe, 21 de julio de 1823: 31 asturianos dieron su vida por la libertad, La Nueva Gran Piña, Getafe, 1991, y El Madrid militar: El ejército en Madrid y su territorio 1813-1931, editado por el Ministerio de Defensa, Madrid, 2006.
Ha organizado, impartido y dirigido ciclos de conferencias y participa en programas radiofónicos y de televisión en streaming sobre temas culturales y de actualidad.

CONTENIDO DEL LIBRO

Introducción
Un saludo regular
Acercamiento a una biografía
Prólogo
CAPITULO 1:
Navelgas, solar de los Fernández-Capalleja desde 1776.- Línea su- cesoria. – El auditor de brigada don Manuel Fernández-Capalleja. – Delicada salud. – El teniente don Manuel Fernández-Capalleja. – El prematuro final de un soldado. -Infancia en Melilla. - Boda en Vitoria.
CAPITULO II:
La Guerra de África. – La presión sobre Melilla. – Objetivo: Al- hucemas. – Abarrán: el aviso. – Abd el Krim. – Annual. – Un alférez en el campo de operaciones. -Los Regulares. – Alhucemas número 5. – El primer ascenso y citado en la Orden. – Primo de Rivera y Marruecos. – Cambio de escenario. – Herida de guerra. – Un incidente en el Alto Mando. – 1925: el Annual francés. – Nuevas condecoraciones. – El desembarco de Alhucemas. – Ascenso a capitán.

CAPITULO III:
Melilla, 17 de julio de 1936.-Las primeras reacciones. - Entrena- miento y tiros. - La sublevación militar se extiende a la península. – La situación en Oviedo. – Aranda, presionado. – La defensa. – El cerco. – Las columnas gallegas. – La puesta en marcha. – Grado en poder de los nacionales. – Objetivo final. – Las tropas de África. – Fernández-Capalleja entra en acción. – Oviedo, más cerca.

CAPÍTULO IV:
Asturias, sentenciada. – Depuración política republicana. – Avance coordinado. – Breve descanso. – El frío y la nieve sobre Teruel. – Bajo el control republicano. – La conquista de la plaza. – Segunda fase. – Objetivo a la vista. – La ofensiva sobre Caspe. – Lérida, el siguiente paso. – Avance sobre Tarragona. – La guerra en su proceso final. – Primeros compases de la paz.

CAPITULO V:
Asturias, sentenciada. – Depuración política republicana. -Avance coordinado. -Breve descanso. – El frío y la nieve sobre Teruel. -Teruel bajo control republicano. – La reconquista de Teruel. -Segunda fase sobre Teruel. – Teruel, más cerca. -La ofensiva sobre Caspe. - Ob- jetivo: Caspe. – Ofensiva sobre Lérida. – Avance sobre Tarragona. – Barcelona y el cierre de la frontera. – La guerra en 11:35:20

CAPITULO VI:
Reconocimientos y premios. – Recepciones y cursos. – La Academia General Militar. – La virtud del deber cumplido. – Teóricas sobre la guerra. – La importancia de Ezcaray. – De regreso a Zaragoza. – La huella de un director. – «El general era nuestro héroe» - La guerra de Ifni. – General de división. – Último viaje a Madrid. – La muerte no es el final. – Navelgas en el corazón. – Luto en Melilla.

APÉNDICES
Sin notas a pie de página. – Semblanza sobre el Excmo. sr. general don Juan Fernández-Capalleja. –Breve genealogía de los Fernán- dez-Capalleja. – Nuestro director, el general Fernández-Capalleja. – Discurso pronunciado por el Excmo. sr. general don Francisco Ramos Oliver, en el Centro Asturiano de Madrid, el 24 de octubre de 2007, y en el Ateneo Jovellanos de Gijón el 16 de noviembre de 2007 – Texto íntegro de las palabras pronunciadas en el salón de actos de la Casa del Museo del Oro de Asturias, en la tarde del día 9 de agosto del año 2007 en la presentación del libro «Fernández-Capalleja, un soldado de Regulares» del que es autor Honorio Feito Rodríguez. – Homenaje al general.