El Ayuntamiento de Madrid celebra este año el centenario del fallecimiento de la primera mujer cronista de Madrid, Emilia Pardo Bazán, con una programación que destacará tanto su prolija obra como su interesante vida. Fue periodista, escritora, ensayista pionera en la lucha en defensa de los derechos de las mujeres y gallega residente en Madrid la mayor parte de su vida. La autora falleció hace 100 años en su domicilio del número 35 de la calle San Bernardo, muy cerca de la Universidad Central donde impartió clases.

La imagen de esta programación, que se mostrará en banderolas, mupis y pantallas digitales, es obra del ilustrador David de Las Heras, es positiva y está llena de color para reflejar lo que fue la autora en su tiempo. Como lema del centenario se ha elegido una cita de la escritora publicada en la revista La Ilustración artística en 1913, en la que señala que "Madrid es audaz, jaranero y curioso", una afirmación que el Ayuntamiento considera que coincide con el Madrid actual a pesar de las circunstancias que estamos viviendo.

Dentro de la programación que ha diseñado el Área de Cultura, Turismo y Deporte, se darán cita los mayores expertos en la vida y la obra de esta mujer sin complejos, "una auténtica influencer de su tiempo, que fue protagonista de la escena cultural y literaria del cambio de siglo", como la describe la delegada del Área, Andrea Levy. Asimismo, recuerda que "Emilia Pardo Bazán fue una mujer rompedora. El mejor homenaje que podemos hacerle es difundir su obra, sí, pero también su vida porque fue fascinante. Fue una mujer libérrima y desinhibida en una época que apartaba a las mujeres a un segundo plano. Emilia es como Madrid: audaz, jaranera y curiosa".

Con el objeto de rendir homenaje a la vida y obra de la gran escritora, el Ayuntamiento de Madrid ha diseñado un programa ecléctico. Exposiciones, mesas redondas con destacados especialistas y montajes teatrales de sus obras se sucederán a lo largo de este año de su centenario.

Exposición en la Biblioteca Histórica

La exposición Emilia Pardo Bazán: mujer de vasta ilustración y fino ingenio muestra primeras ediciones de su obra y publicaciones originales en las que colaboró como ensayista, cuentista o autora de reportajes de viajes. Exhibe ediciones de sus novelas más madrileñas como Insolación o Morriña, otras como Gota de Sangre, la primera novela policiaca española escrita por una mujer y artículos que publicó en periódicos como El Imparcial o la revista Nuevo Teatro Crítico, que dirigió y financió. En esta biblioteca, situada en el Centro Cultural Conde Duque, podremos leer sus artículos feministas (en uno de ellos reivindica el derecho de las mujeres a entrar en la Real Academia de la Lengua, que la rechazó hasta en tres ocasiones) y sus trabajos como traductora de autores franceses como Edmond de Goncourt y rusos como Dostoievsky y Turguénev. Para conmemorar el Día del Libro, el próximo 23 de abril de 2021 se realizarán visitas guiadas a la exposición.

Ciclo de mesas redondas 'Conversaciones sobre Emilia Pardo Bazán'

En colaboración con la Casa Museo de Emilia Pardo Bazán, del 22 de abril al 10 de junio, tendrán lugar las siguientes mesas redondas entorno a la figura de Pardo Bazán:  

Presentación del personaje. La luz en la batalla

22 de abril, Centro Cultural Conde-Duque, 19:00 h.

-Helena Resano, periodista.

-Eva Acosta, primera biógrafa.

-Carmen Posadas, escritora.

-Xulia Santiso, conservadora de la Casa Museo de Emilia Pardo Bazán y coordinadora del ciclo.

Galicia-Madrid en la vida y en la obra de Emilia Pardo Bazán     

29 de abril, Casa de Galicia

-Darío Villanueva, exdirector de la RAE.

-José Manuel González Herrán, experto en la obra de Emilia Pardo Bazán.

-Ana M.ª Freire, catedrática de la UNED y coordinadora del ciclo.

El Ateneo, una conquista para la mujer

6 de mayo, Ateneo de Madrid      

-Dolores Thion, experta en la obra de Emilia Pardo Bazán.

-Carlos Dorado, exdirector de la Hemeroteca municipal de Madrid.

-Ana M.ª Freire, catedrática de la UNED y coordinadora del ciclo.

Amistades y proyectos profesionales

13 de mayo, Fundación Lázaro Galdiano

-Juan Antonio Yeves, director de la Biblioteca Lázaro Galdiano

-Emilia Landaluce, periodista y escritora.

-Ana M.ª Freire, catedrática de la UNED y coordinadora del ciclo.

-Xulia Santiso, conservadora de la Casa Museo de Emilia Pardo Bazán y coordinadora del ciclo.

Emilia Pardo Bazán, icono incombustible

10 de junio, Salón de Actos Conde Duque

Esta jornada conectará a la gran autora con el público y los lectores más jóvenes. La escritora Elena Medel y la cantante Lorena Álvarez, moderadas por la periodista María Ovelar, pondrán música a los textos de Pardo Bazán.

En el Fernán Gómez

En este espacio municipal, durante los meses de octubre y noviembre, se representará un montaje de Los Pazos de Ulloa y, como complemento, acogerá una exposición de vestuario de la época y material sobre la relación de la autora con Madrid, Madrid en Emilia Pardo Bazán.

Sobre el autor de la imagen

El autor de la imagen de la programación, David de las Heras, Bilbao (1984), estudió en la Universidad del País Vasco, especializándose en la rama de pintura. Trabajó durante varios años en su estudio de Bilbao, de donde salieron varias exposiciones individuales y colectivas. Su trabajo como pintor ha sido expuesto en diferentes países, de Portugal a Alemania, y ciudades como Barcelona, Bilbao, Madrid, San Sebastián, Valencia o Vitoria. Queriendo aunar diferentes expresiones artísticas, decidió cursar los estudios de Ilustración en la Escola Massana de Barcelona. De esta manera, encontró más vías expresivas y gráficas de comunicación.

Actualmente ilustra y pinta desde Madrid. En sus trabajos emplea óleo, acrílico, tintas, lápiz y técnica digital. Se ha especializado en cubiertas de libros, entre las que destaca la que realizó para Instrumental, del pianista James Rhodes y varias obras de Haruki Murakami editadas por Tusquets. Su trabajo también se ha publicado en periódicos como El País, el suplemento ABC Cultural y Vanguardia Dossier.

Sobre la imagen que ha diseñado, De las Heras ha señalado que "desde el primer momento" su idea fue "rendir un homenaje a la escritora convirtiéndola en una especie de celebración de la que surgiera una explosión de color que inundase todo con flores y alegría. Como si de ella naciese la jarana y la alegría y contagiase con ella lo que la rodea".