La Comunidad de Madrid inicia la decimonovena edición de la campaña de excavaciones que lleva a cabo el Museo Arqueológico Regional en los yacimientos del Valle de los Neandertales, en Pinilla del Valle que este año cuentan con medidas excepcionales para afrontar la crisis sanitaria por COVID-19.

Así, es obligatorio el uso de mascarillas en todo momento y el uso de gel hidroalcohólico. Además diariamente se toma la temperatura a todo el personal y se ha procedido a la desinfección en profundidad tanto de los lugares de excavación como de las instalaciones donde se aloja y trabaja el equipo multidisciplinar del proyecto. También se exige mantener en todo momento la distancia de seguridad entre los miembros del equipo, tanto a pie de excavación como en la convivencia diaria.

Durante un mes, cerca de un centenar de arqueólogos, paleontólogos y geólogos trabajarán para profundizar en la economía del Homo neanderthalensis, así como para desentrañar las claves del comportamiento de los primeros pobladores de la región madrileña.

Estos yacimientos -declarados Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona Arqueológica y Paleontológica-  son los únicos de la Comunidad de Madrid donde se han encontrado restos de homínidos.

Referente europeo del universo neandertal

El Valle Alto del Lozoya constituyó, durante más de 200.000 años, un lugar central en el que se concentraron grupos de neandertales compartiendo hábitat con hienas, osos o leones. Grandes manadas de herbívoros, como uros, bisontes o rinocerontes se concentraban en los alrededores. 

Actualmente, los yacimientos de Pinilla del Valle constituyen uno de los enclaves más importantes a nivel europeo para conocer los modos de vida y formas de interacción con el medio de esta especie tan emblemática.

Durante el resto el año, el parque ofrece visitas guiadas con miembros del equipo de investigación del proyecto. Estas visitas muestran al público cómo era la forma de vida de los neandertales, así como el antiguo ecosistema en el Valle del Lozoya. Quien se acerque a visitarlo deberá observar una serie de reglas impuestas por la crisis sanitaria actual como el uso de mascarilla, mantener la distancia social y la prohibición de tocar o manipular cualquier objeto.