La Comunidad de Madrid ha implantado un nuevo programa en los centros educativos para formar en ciberseguridad a alumnos, profesores y familias. Se trata del proyecto Kids Centric Universe, que utiliza los videojuegos y la inteligencia artificial para producir una plataforma personalizada que identifica riesgos digitales como ciberbullying, adicciones o mensajes de odio. Durante el periodo de prueba, participarán más de 3.000 estudiantes, 500 profesores y 5.000 padres, algunos procedentes de centros situados en municipios con menor población.

El consejero de Educación, Universidades y Ciencia y portavoz de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha visitado el Centro de Educación Infantil, Primaria y Secundaria (CEIPSO) Miguel de Cervantes de Valdilecha, en el que ya se ha comenzado a trabajar con este programa, que se pone en marcha como proyecto piloto en las clases de 6º de Primaria y 1º de la ESO de cinco colegios y seis CEIPSO para ampliarlo, posteriormente, a todos los centros como parte de SIC-Spain2.0, una iniciativa que pretende ofrecer Internet seguro a los menores españoles.

El programa, integrado en el Plan de Ciberseguridad para la Ciberprotección y por la Convivencia de la Comunidad de Madrid, consta de dos fases. En primer lugar, los alumnos practican con videojuegos para realizar una evaluación. Así, el sistema elabora una unidad didáctica adaptada a cada clase. Después, los docentes reciben contenido pedagógico para educar en el uso seguro de la tecnología, mientras que, de manera paralela, las familias son formadas en aspectos como el uso saludable de los móviles y redes sociales o sobre cómo actuar ante los casos de ciberacoso.