La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado hoy que augura “los mejores años” para la región, una “auténtica revolución, en cierto modo como fue la ‘Movida’ de los años 80, pero que va más allá de los proyectos culturales”. La jefa del Ejecutivo regional ha manifestado que, tras meses difíciles, “he aprendido a buscar espacios comunes, proyectos vitales e ilusionar, porque los ciudadanos necesitan dejar atrás la pandemia, reconstruir y seguir creando juntos Madrid”. Díaz Ayuso ha remarcado que la fuerza de la región son los “ciudadanos que trabajan, que pelean, que se esfuerzan y que tienen gran ilusión por salir adelante”.

Díaz Ayuso ha participado hoy en la celebración de la festividad de la Virgen de la Paloma, que “además de ser la más querida y popular de Madrid, es muy importante para mí porque siempre voy a recordar que fue mi primer evento como presidenta” hace dos años. “Cada vez que vengo es un año más al frente del proyecto más ilusionante en el que jamás voy a estar”, ha dicho. La presidenta madrileña, junto con el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha asistido a la misa solemne oficiada por el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y al tradicional ‘descenso del cuadro de la Virgen de la Paloma’ a cargo de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid.