El consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, participó ayer en el acto de homenaje organizado por el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón con motivo del XXIII aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco por ETA, ocurrido en julio de 1997.

López, junto a la alcaldesa de este municipio, Susana Pérez Quislant, ha recordado la figura del edil de Ermua, ha reivindicado la memoria de todas las víctimas del terrorismo y ha reconocido el sacrificio realizado en defensa de la democracia y la libertad en España.

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas recordó el compromiso del Ejecutivo madrileño con las víctimas, sus familiares y las asociaciones que los representan. De hecho, López ha acudido al acto acompañado de Ignacio García de Vinuesa, comisionado del Gobierno regional para la Atención a las Víctimas del Terrorismo, órgano encargado de atender y apoyar a las asociaciones de víctimas, tramitar indemnizaciones a este colectivo y promover acciones que mejoren la sensibilización de la sociedad hacia las víctimas y la repulsa de todo tipo de actividad terrorista.