La Comunidad de Madrid ha agradecido la labor de los trabajadores del Plan de Vialidad Invernal durante el temporal de nieve. Así lo transmitió ayer el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, que ha visitado el Centro de Conservación de Carreteras de la Zona Sur, donde comenzaron las primeras nevadas de la borrasca Filomena.

“Los operarios del Plan de Vialidad Invernal han sido vitales para la rápida y progresiva recuperación de la circulación en los más de 2.500 kilómetros de carreteras competencia de la Comunidad de Madrid. Gracias a su esfuerzo, apenas tres días después de esta nevada histórica se recuperaron las conexiones por carretera en los 179 municipios de la región y continúan trabajando sin descanso para despejar toda la nieve”, ha apuntado Garrido, que ha estado acompañado por la directora general de Carreteras, Inés Berrio.

El consejero ha detallado que, desde el inicio de la borrasca Filomena, el dispositivo se reforzó con diez vehículos adicionales. En concreto, tres máquinas quitanieves para actuar en la zona sur, donde comenzó la nevada, y siete palas cargadoras en toda la región para mantener la circulación en las carreteras que son competencia de la Comunidad de Madrid.

Quitanieves y turbofresadoras

Estos vehículos se han sumado al dispositivo que moviliza la Comunidad de Madrid dentro del Plan de Vialidad Invernal, que cuenta con 271 efectivos, 57 máquinas quitanieves y 2 máquinas turbofresadoras. Entre las máquinas quitanieves se incluye un modelo 4x4 ‘mini’ que, gracias a sus reducidas dimensiones, puede operar con más seguridad en accesos y en carreteras de características reducidas. A estas se añaden 16 palas cargadoras o retroexcavadoras y 91 vehículos de vigilancia y gestión.

Desde el pasado 6 de enero, el dispositivo de Vialidad Invernal ha empleado más de 3.000 toneladas de sal y casi 120.000 litros de salmuera para paliar las consecuencias del temporal. Esta cantidad supone casi las mismas toneladas de sal que las empleadas desde el inicio de la campaña, el 1 de noviembre, hasta antes del comienzo del temporal, y un 40% del consumo de salmuera en los 2 meses anteriores.  

En la pasada campaña de vialidad invernal, se consumieron 5.270 toneladas de sal y 250.072 litros de salmuera. Estos componentes se utilizan para mantener las carreteras en condiciones de seguridad vial, tanto para tratamientos preventivos frente al hielo, como de retirada de nieve.

Prioridad en el acceso a hospitales

“En la actuación de las quitanieves se ha priorizado despejar la nieve en los accesos a hospitales y centros de salud, así como en las vías principales, núcleos de población y otros puntos de especial importancia. Trabajamos junto a los ayuntamientos para coordinar todas las acciones que se realizan a cabo”, ha apuntado Garrido.

El consejero ha subrayado los valores de esfuerzo, constancia, resistencia, experiencia y conocimiento de los operarios del plan de vialidad. “La normalidad vuelve a la Comunidad de Madrid y lo hace de vuestra mano, que ha logrado que en estos momentos sean transitables más del 92% de las carreteras regionales”, ha enfatizado.

Este año, además, el dispositivo cuenta con más estaciones meteorológicas y cámaras de vigilancia de las carreteras, lo que permite incrementar la eficacia del dispositivo al disponer de más información en tiempo real. En concreto, se han sumado seis cámaras de vigilancia de las carreteras, hasta sumar 24; y 7 estaciones meteorológicas hasta alcanzar las 23.

Garrido ha destacado asimismo el trabajo realizado por el personal del Centro de Coordinación e Información de Carreteras que, durante todo el temporal y 24 horas cada día, han coordinado sin apenas descanso el trabajo de los equipos de quitanieves.

La Dirección General de Carreteras informa puntualmente de la situación de las carreteras de la Comunidad de Madrid a través de la web: https://www.comunidad.madrid/servicios/transporte/vialidad-invernal-estado-carreteras