La Comunidad de Madrid recuerda la necesidad de donar sangre, también en los meses de verano. En este sentido, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha acudido hoy al Centro de Transfusión, donde con su donación ha contribuido, al igual que el resto de personas que colaboran de manera altruista en este proceso, a que se beneficien de ello tres pacientes en la región.
Ruiz Escudero ha señalado que la Sanidad madrileña no se marcha nunca de
vacaciones y que siguen siendo necesarias 900 donaciones diarias para mantener la actividad asistencial y las reservas de sangre de la región en unos niveles óptimos. Del mismo modo, ha agradecido la solidaridad de las personas que, como cada ocasión en la que se les convoca, acuden a esa llamada, incluso en agosto, lo que tiene un mayor valor si cabe teniendo en cuenta las altas temperaturas en esta época del año.
Además, a través de la campaña de comunicación Necesitamos vacaciones.
Necesitamos donaciones, el Gobierno regional lleva todo este mes de agosto
informando de la necesidad de mantener las reservas de sangre para garantizar
el correcto funcionamiento de los hospitales, la atención a los pacientes y la
continuidad de la actividad quirúrgica.
La única forma de obtener sangre es a través de este proceso, de ahí la
importancia de la solidaridad de los ciudadanos que, una vez más, han respondido
al llamamiento del Ejecutivo madrileño, visible en pantallas a pie de calle e
intercambiadores de transporte, medios online y mensajes radiofónicos.


Las personas que deseen colaborar pueden hacerlo en los hospitales habilitados;
en las unidades móviles de Comunidad de Madrid y Cruz Roja; en el Centro de
Transfusión; y en la sala de donación de Cruz Roja, en la calle Juan Montalvo, 3.
Los requisitos mínimos para poder realizar esta actividad son los siguientes: tener
entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kg y estar bien de salud. Se pueden consultar
horarios y direcciones de estos puntos, así como la situación de las reservas de
sangre en www.madrid.org/donarsangre.
REQUISITOS FRENTE AL COVID Y LAS VACUNAS
El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid recuerda a los madrileños
que las salas de donación de los hospitales son espacios seguros, que cuentan
con las debidas medidas de protección (mascarillas, guantes...) y una continua
limpieza y desinfección, así como materiales de un solo uso y profesionales que
cuidan de su salud.
Aquellas personas que hayan tenido síntomas sospechosos o hayan estado en
contacto con un paciente enfermo de coronavirus, no deben donar hasta pasados
15 días. Y quienes hayan tenido COVID tampoco podrán hacerlo hasta pasados
14 días de una PCR negativa o 28 días tras la desaparición total de síntomas.
En cuanto a las personas que hayan sido vacunadas, si tras pasar 48 horas no
han tenido fiebre y se encuentran en buen estado, no existe ningún tipo de
restricción. Si han tenido fiebre y ésta persiste pasado ese tiempo, deben esperar
15 días porque es posible que esa fiebre no tenga relación con la vacuna y esté
vinculada a algún proceso infeccioso de otra índole.
RESERVAS UN 18% POR DEBAJO DE LO DESEADO
En este momento, y gracias a las donaciones veraniegas, las reservas de sangre
han recuperado stock. Se han alcanzado las 4.100 bolsas, pero continúan por
debajo de las 5.000 necesarias para mantener un nivel óptimo en las mismas,
situándose un 18% inferior a lo deseado. Los meses de pandemia y las
restricciones que han conllevado han afectado negativamente a este proceso, de
forma que las reservas estaban muy deficitarias al inicio del verano.
Por ello, desde la Comunidad de Madrid se ha invitado a los madrileños a
contribuir con un gesto solidario, gracias al cual han recuperado en parte esas
reservas, aunque sigue siendo necesario aumentar y mantener el nivel de las
mismas.
Desde el Centro de Transfusión se insiste en la necesidad de que las reservas de
sangre alcancen el nivel de seguridad requerido, de 5.000 bosas en stock, para
cubrir lo que resta del mes de agosto y afrontar en condiciones óptimas el inicio
de septiembre.