La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, continua con su agenda prevista estos días para visitar los municipios más afectados por la nevada que dejó el paso de la borrasca Filomena en la región. Hoy ha sido el turno de Villamanrique de Tajo, Valdelaguna y Perales de Tajuña, en la zona sureste, donde ha podido comprobar los daños ocasionados por este temporal.

Desde las distintas consejerías se están evaluando todos estos daños, al mismo tiempo que, por su parte, lo hacen los ayuntamientos y los distintos sectores, con el fin de poder estudiar en el próximo Consejo de Gobierno pedir al Estado declarar toda la Comunidad de Madrid zona de emergencia de protección civil.

En Villamanrique de Tajo, la presidenta madrileña ha conocido los desperfectos ocasionados en las explotaciones agrarias del pueblo, mientras que en Valdelaguna ha visitado las instalaciones deportivas municipales que han sufrido destrozos producidos por la gran nevada. Asimismo, en ambos municipios ha recorrido las calles del centro y ha podido conversar con vecinos para conocer los detalles de su estado.

En el caso de Perales de Tajuña, también ha comprobado el estado de la vía pública y del polideportivo municipal, donde se ha caído la cubierta de la pista de pádel, y ha visitado los accesos a una zona urbanizada. La presidenta ha estado acompañada por los alcaldes y los representantes de las corporaciones locales de los consistorios. La Comunidad de Madrid ha pedido a los alcaldes de la región que envíen antes del próximo jueves, 21 de enero, un breve informe con los daños sufridos.