La Comunidad de Madrid abrirá el próximo miércoles 1 de julio sus escuelas infantiles para los alumnos del primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años). Se mantendrán los mismos horarios y servicios vigentes durante el curso 2019-20, antes de que el pasado 11 de marzo se decretara la suspensión de las clases presenciales por la evolución del COVID-19. En este sentido, el Ejecutivo madrileño ha trasladado a todos los centros, tanto públicos como privados, las instrucciones para esta reapertura.

Entre otros aspectos, el documento establece que la asistencia de alumnos tendrá carácter voluntario, teniendo prioridad aquellos cuyos progenitores trabajen fuera de casa. Asimismo, los centros integrados en la Red Pública y los de titularidad privada sostenidos con fondos públicos dispondrán de su plantilla completa para prestar una mejor atención a los alumnos.

Las familias interesadas en este servicio deberán comunicar a los centros la asistencia de los niños antes del 30 de junio y, una vez conocida la previsión, las escuelas podrán organizar agrupamientos específicos de carácter estable para el desarrollo de las actividades. Para ello, cada centro adoptará normas relacionadas con la seguridad, que abarcarán desde la llegada de los niños al centro hasta su salida. A lo largo del mes de julio, se evaluarán las medidas de organización adoptadas y se podrán introducir los cambios y adaptaciones para incrementar la seguridad de cara al inicio del curso 2020-21.

Por otro lado, y según se recoge en las citadas instrucciones, los centros públicos y privados sostenidos con fondos públicos llevarán a cabo la compensación de las cantidades abonadas por las familias correspondientes al período entre el 11 y el 31 de marzo, teniendo en cuenta que tuvo lugar la cancelación de las clases presenciales.