La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, visitó ayer el puesto de mando de Metro de Madrid, donde se centraliza y gestiona la red del suburbano, para conocer cómo se está desarrollando la campaña navideña coincidiendo con la celebración de la Nochevieja y el Año Nuevo.

Acompañada por el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras y presidente de Metro, Ángel Garrido, Díaz Ayuso ha agradecido el esfuerzo que los trabajadores de la empresa pública de la Comunidad de Madrid están realizando en estas fechas y ha destacado la dedicación de estos empleados y de los profesionales del transporte público en general en un año especialmente complicado por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Para garantizar la movilidad de los madrileños, más de 700 empleados del Metro, entre maquinistas y personal de estaciones y del puesto de mando, prestaron servicio anoche “dando ejemplo de esa vocación de servicio, que se agradece especialmente en fiestas” como Nochevieja, cuando los demás continúamos haciendo nuestra vida gracias a que ellos están trabajando”, ha sostenido la presidenta.

Como en ocasiones anteriores, el primer día del año, Metro de Madrid ha comenzado a prestar servicio a las 7:00 horas, una hora más tarde de su horario habitual.