La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Boadilla del Monte han mantenido un encuentro de trabajo en el que han abordado diversas cuestiones de interés para ambas administraciones, como son la movilidad y las principales líneas de actuación conjunta. La reunión ha concluido con el compromiso de realizar la conexión directa desde la avenida Condesa de Chinchón -en Boadilla del Monte- a la carretera M-501, además de firmar en los próximos meses el convenio del desdoblamiento de la M-513 para evitar los atascos en dicha vía y mejorar las conexiones desde la M-501 hasta los límites del municipio.

El consejero de Transportes e Infraestructuras del Gobierno regional, David Pérez, y el alcalde de la localidad, Javier Úbeda, han tratado igualmente las actuaciones necesarias para mejorar las conexiones con localidades cercanas y con la capital, así como la importancia de “seguir buscando inversiones que sean beneficiosas tanto para Boadilla del Monte como para la Comunidad de Madrid", ha señalado Pérez. El encuentro se ha celebrado en la sede de la Consejería de Transportes e Infraestructuras.