La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Leganés, Santiago Llorente, firmaron ayer el Convenio de Transferencia y Financiación entre ambas administraciones para la integración del servicio de prevención, extinción de incendios y salvamento de este municipio en la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112). Se trata, ha dicho la jefa del Gobierno regional, de un ejemplo de cómo las políticas públicas “bien planificadas, fruto del diálogo y de la colaboración entre las administraciones, benefician a lo más importante, que son los ciudadanos”. El acto se ha desarrollado en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional.

Esta firma obedece al acuerdo previamente aprobado ayer en el Consejo de Gobierno a propuesta de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, después de que en 2018, el Ayuntamiento de Leganés solicitara la dispensa para la prestación del Servicio de Extinción de Incendios del municipio y la integración de éste en el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid. “Queremos ofrecer a los ciudadanos la respuesta de cómo somos de eficaces las administraciones cuando cooperamos”, ha indicado la presidenta, señalando que así ha sido también durante la pandemia del COVID-19, con cuerpos de toda índole” trabajando unidos contra un enemigo común”.

Como ha explicado Díaz Ayuso, el acuerdo suscrito por la presidenta y el alcalde recoge el traspaso de la totalidad del servicio, en el que se incluyen los 72 trabajadores que tiene este parque de bomberos (más otros siete en situación de excedencia), sus vehículos, todos los equipos de protección y extinción, así como la parcela y el edificio donde se ubica este equipamiento. “El traspaso se hará de una forma coordinada y eficiente”, ha indicado.

Mejoras en el servicio

Esta integración supone una mejora importante para la prestación del servicio al ciudadano por varios motivos. Los municipios integrados contarán con la cobertura directa y completa de los Bomberos de la Comunidad en el 100% de las intervenciones. Además, permite establecer un sistema de comunicación único e integrado y la atención en siniestros de cierta gravedad puede ser dirigido por una única estructura de mando y control, que ofrece una toma de decisiones técnicas y operativas estratégicas para el control de la emergencia y la seguridad de los intervinientes.

También se consigue una mayor fuerza operativa desplegada en menores tiempos de respuesta, lo que aporta una mayor garantía para la seguridad de los madrileños y la reducción de daños económicos y ambientales en nuestra sociedad.