La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, asistió ayer al acto cívico-militar de homenaje a los Héroes del 2 de Mayo, que ha tenido lugar en la Puerta del Sol, ante la Real Casa de Correos, para recordar a los que dieron su vida por España. Al comienzo, la Música de la Dirección de Acuartelamiento del Ejército ha interpretado La Muerte no es el final. Posteriormente, Díaz Ayuso y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, han colocado una corona de laurel en la lápida que recuerda a los Héroes del 2 de mayo de 1808, situada en la fachada de la sede del Gobierno regional.
 
 
En la formación ha participado la Escuadra de Batidores del Regimiento de Artillería Antiaérea 71 y dos de sus secciones, la Banda de Guerra de la Brigada Almogávares VI Paracaidista, la Música de la Dirección de Acuartelamiento del Ejército; una sección del Colegio de Guardia Jóvenes Duque de Ahumada, y una de Policía Municipal de Madrid, formada enteramente por mujeres con motivo del 50 aniversario de la incorporación de la mujer a este cuerpo. También ha estado otra sección a caballo del Cuerpo Nacional de Policía; y operadores del 112, Protección Civil, Bomberos y Agentes Forestales, en representación de la Comunidad de Madrid.