El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado de la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, visitaron ayer por la mañana las labores de limpieza que se están llevando a cabo en los túneles de la ciudad para permitir su reapertura tras el paso de la borrasca Filomena. En concreto, el alcalde y la delegada han conocido de primera mano los trabajos desarrollados en la salida del ramal de Agustín de Foxá del túnel de plaza de Castilla.

A lo largo de la jornada de ayer, todos los túneles urbanos que quedaron cerrados el pasado viernes estarán operativos, salvo algunos ramales en los que se sigue trabajando. La reapertura de los túneles se viene llevando a cabo de manera progresiva desde el lunes a medida que se han ido habilitando los accesos de entrada y salida a los mismos por parte de la Dirección General de Conservación de Vías Públicas del Área de Obras y Equipamientos, a quien se ha unido la importante colaboración de la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y la intervención puntual de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en un primer momento.

Almeida y García Romero también se han desplazado hasta el Centro de Control de Túneles, ubicado en el complejo de AZCA, donde han sido informados del progreso de los trabajos de reapertura. Desde estas instalaciones se vigilan los 29 principales túneles de la ciudad mediante más de 520 cámaras.