El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, acompañado de la concejala de Usera, Loreto Sordo, y del gerente de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, Alfonso Sánchez, inauguró ayer la primera estación del sistema público de bicicleta eléctrica BiciMAD en el distrito de Usera.

 La estación, situada en el número 129 de la calle Antonio López y denominada comercialmente Glorieta de Cádiz, cuenta con una disposición lineal de 24 anclajes. La estación número 213 es la segunda de las 50 que la empresa municipal implementará de aquí a final de año en lo que representa la mayor extensión de la red desde que el servicio se puso en marcha en 2014. Su ubicación en el barrio de Almendrales es estratégica para implantar el servicio en Usera y para cumplir con la prioridad de extender esta alternativa de transporte sostenible fuera de la M-30.

La ampliación beneficiará a un total de 13 distritos y se extenderá por primera vez el servicio a los distritos de Usera, Latina, Carabanchel, Moratalaz y Fuencarral-El Pardo. También lo hará crecer en Ciudad Lineal, Puente de Vallecas y Moncloa-Aravaca. La operación contempla, además, cubrir zonas de alta demanda potencial como Ciudad Universitaria y densificar la red en zonas donde el servicio ya está consolidado, reforzando especialmente el eje de Castellana.

Actualmente, todos los emplazamientos están definidos y las obras para la instalación de las estaciones están ya iniciadas. La EMT inauguró la primera estación en Carabanchel a finales del pasado mes de junio y prevé continuar el despliegue y apertura de estaciones de forma paulatina desde este mes de septiembre.

Una vez finalizada la ampliación, BiciMAD contará con 258 estaciones y 2.964 bicicletas distribuidas en 15 distritos de la capital. Para ello, se habrá realizado una inversión de 2,15 millones de euros (sin IVA).