La Comunidad de Madrid desarrolla un programa para niños y adolescentes en situación de riesgo social que les ofrece una atención integral para su educación y desarrollo, y que hoy ha visitado el consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero, en el centro dirigido por la Asociación EOF (Equipo de Orientación Familiar).

El programa, denominado I+I, está dirigido a niños y adolescentes de entre 6 y 17 años, que residan en la región y sean derivados a la Comunidad de Madrid por los Servicios Sociales, centros educativos o entidades colaboradoras de infancia y adolescencia, cuando detecten una situación de vulnerabilidad en el niño o su entorno familiar. Para ellos, existen once centros repartidos entre Madrid capital, Alcalá de Henares, Getafe, Majadahonda y Parla, que suman   375 plazas de atención especializada.

La Asociación EOF, como parte de esta red de centros, ofrece un servicio de atención integral a 30 menores que reciben apoyo en todos los campos de su vida diaria, desde el refuerzo escolar para promover su adaptación e integración en el sistema educativo, al desarrollo de habilidades sociales o de rutinas para el cuidado de su salud y alimentación, prevención de consumo de sustancias tóxicas o educación en sexualidad. Asimismo, los animan a hacer un uso adecuado del tiempo libre, realizando actividades de ocio que refuerzan el aprendizaje y la asimilación de pautas de conducta y habilidades sociales.

Los técnicos trabajan para lograr un cambio de conducta en los menores, hasta conseguir elaborar con ellos un itinerario de formación e inserción social, de modo que cada uno pueda rehacer y mejorar su proceso de desarrollo personal, social y laboral, estableciendo sus propias metas.

Con el trabajo continuado, este centro y los otros diez asociados al programa I+I, intentan aumentar las oportunidades de los niños y fortalecer su entorno familiar, para que sea posible la convivencia y el bienestar de los menores, evitando así que sea necesario adoptar otras medidas de protección que puedan suponer el traslado del menor a otros entornos.

Por otra parte, el centro EOF, así como otros I+I, están trabajando junto con la Fundación Sanders para el diseño de actividades digitales que ayuden a recortar la brecha digital de los niños y adolescentes del programa. De este modo, han desarrollado una serie de talleres de capacitación para mejorar su competencia digital y las competencias comunicativas, además de fomentar estrategias útiles para realizar las tareas escolares telemáticamente.

Durante el año 2019 los profesionales del centro EOF atendieron a 37 niños y adolescentes, así como a 28 familias, con una aportación de la Comunidad de Madrid de 120.110,10 euros. Hasta el 31 de julio de 2020 han prestado sus servicios de atención integral a 33 menores y a sus 30 familias, reforzando su situación frente a la vulnerabilidad.